El día que las periodistas impulsaron el feminismo

Lalia González Santiago, Esther Luque, Lucía Méndez y Esther Palomera, ayer, en las jornadas de'Feminismo y opinión'. /Salvador Salas
Lalia González Santiago, Esther Luque, Lucía Méndez y Esther Palomera, ayer, en las jornadas de'Feminismo y opinión'. / Salvador Salas

Lalia González Santiago, Lucía Méndez, Esther Palomera y Esther Luque destacan el despertar social que supuso el 8M

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Comenzó en un sitio de película, pero no era ficción. El #MeToo de las actrices de Hollywood y su denuncia de abusos sexuales despertó una ola mundial que trascendió el ámbito del espectáculo e implicó a mujeres de todos los ámbitos profesionales. Pero todavía fue más allá. Y el grito se amplió hacia la desigualdad que ellas viven de manera cotidiana y que desembocó en el movimiento feminista que recorrió el planeta el pasado 8M en el que mujeres y hombres se sintieron aludidos. Un momento histórico que ayer analizaron las periodistas Lucía Méndez, redactora jefe de 'El Mundo'; Esther Palomera, cronista política del 'Huffington Post', y Lalia González Santiago, periodista y exdirectora de 'La voz de Cádiz', que coincidieron en señalar la huelga y la manifestación del 8 de marzo como el día en el que se produjo un antes y un después. Una protesta transversal en el que las periodistas de toda España tuvieron un protagonismo fundamental en el éxito de la convocatoria y en la que la prensa despertó al feminismo. Aunque más que un desenlace supuso un comienzo ya que en ese camino por la igualdad quedan muchos puentes por cruzar.

Estas tres reconocidas firmas protagonizaron ayer la primera sesión de la Sala de Columnas, que organiza la Fundación Manuel Alcántara y que esta tercera edición tiene como eje de debate 'Feminismo y Opinión'. La mesa redonda estuvo moderada por la periodista de Ser Málaga Esther Luque, que planteó la cuestión con una pregunta: «¿Estamos mejor que nunca, pero un poco como siempre?». «Que se escuche nuestra voz es lo más relevante que está ocurriendo en este momento y pienso que es un camino sin retorno», sostuvo Méndez, una afirmación que compartió González Santiago, que destacó el «el papel importante que le ha tocado al periodismo» en la actual cocienciación social.

Las periodistas analizan la igualdad en la prensa en las jornadas 'Feminismo y Opinión', de la Fundación Alcántara

Por su parte, Palomera puso el acento en el cambio del discurso del propio feminismo que ha sabido centrar el debate desde los temas que afectan al cuerpo de la mujer «a los problemas cotidianos que vivimos como la desigualdad o la brecha salarial». O que la conciliación no es solo para ellas. Un discurso en el que el propio feminismo «ha dejado de ser cosa de mujeres para involucrar a toda la sociedad».

Y a juzgar por el aspecto abarrotado que ofrecía ayer la Sociedad Económica de Amigos del País, la discusión sigue en primera línea. La intervención de las columnistas despertó un participativo debate entre el público, desde los que defendieron activamente un lenguaje más inclusivo y menos sexista en los medios, a los que abogaron por tiempos pasados en los que se escuchaban frases ya superadas como «las mujeres y los niños primero».

En este sentido, Lalia González recordó que fue la primera mujer en dirigir un periódico desde los tiempos de las Cortes de Cádiz y confesó que cuando ascendió «pensaba que lo hacía por mí, pero también por todas mis compañeras». Esther Palomera añadió que la situación actual es que las redacciones de los medios son paritarias, «pero no ocurre lo mismo en los puestos directivos». «No creo que haya una conspiración universal masculina contra las mujeres, pero sí una inercia y muchas veces no hay mujeres dirigiendo porque los que eligen esos cargos son hombres», sostuvo Lucía Méndez. Y aunque estamos mejor que antes y el debate público impregna la sociedad, todavía queda un largo camino. En el que el periodismo tiene mucho que decir. Pero también la educación. Para que el movimiento feminista no se demonice y se sitúe en el registro adecuado: la reivindicación de la igualdad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos