PANTOMIMA

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Solo faltó a Warren Beatty sobre el escenario leyendo el sobre incorrecto a mejor película y dándole el galardón a 'Handia' en lugar de a 'La librería'. Porque todo lo demás salió mal. O casi. De hecho, salvo el emocionante y merecidísimo Goya a nuestra Adelfa Calvo y el giro de guion de los dos últimos premios otorgándole el triunfo a la cinta de Coixet sobre la de Garaño & Arregi, la gala fue un tostón que hizo buenas otras ediciones. Una pena por los chicos de Muchacada Nui, Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, que dejando la misma sensación que esas películas bienintencionadas que acaban teniendo solo eso: propósitos. Mira por donde se ha echado de menos a Dani Rovira que, en esto de las presentaciones de galas, tiene muchas horas de vuelo en el escenario. Como Rosa María Sardá, otra inolvidable presentadora de los Goya.

La crítica al Gobierno que siempre se magnifica en esta gala fue la justa y en su lugar tomó cuerpo otra justa reivindicación, la de la igualdad de género en el cine, donde las mujeres son minoría. Como en la mayor parte de profesiones de nuestra sociedad. Hay propósito de enmienda por parte de la propia Academia que quiere dar ejemplo. Ya veremos si se queda solo en buenas intenciones. Los abánicos rojos dieron otro aire a esta gala, aunque más que las proclamas, el mejor mensaje feminista fue ver ganar los dos premios gordos -película y directora- a Isabel Coixet y que la dirección novel fuera para Carla Simón por 'Verano 1993'. Esta última, ganadora del Festival de Málaga, se llevó otros dos premios interpretativos -en total tres, como 'La librería'-, pero con sensación de ser la derrotada.

Pero nada de esto debió ver Arturo Bernal, gerente de la empresa pública Turismo Costa del Sol, que se despachó en redes sociales contra el cine español, que al parecer está formado por una «cuadrilla de ingratos» que organizan una gala que es una «pantomima». Unas reflexiones tan profundas como los que desacreditan a los turistas porque sólo ven las molestias que originan. A Bernal lo hicieron rectificar desde Diputación. Aunque si de verdad quiere tener una opinión más formada sobre el tema es recomenable que vaya al cine. Ponen, por ejemplo, 'Perfectos desconocidos' que te enseña a usar con más cuidado las redes sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos