NIÑO DE LA MAGDALENA

GONZALO ROJO

Vamos a tratar de recordar hoy a un cantaor nacido en la localidad cordobesa de Adamuz allá por el año 1913, llamado Francisco Jurado Regalón y artísticamente conocido como el Niño de la Magdalena, en recuerdo del barrio de la capital en el que se estableció con su familia a su llegada a Córdoba, ciudad en la que siempre vivió salvo las lógicas salidas profesionales en giras por toda España. Ocho años antes de su nacimiento vino también al mundo en este pueblo de la comarca del Alto Guadalquivir otro cantaor, posiblemente más conocido por los aficionados, ya que tuvo una mayor proyección artística. Me refiero a Francisco Rojas Cortes, conocido como Niño del Museo.

El Niño de la Magdalena se inició a los nueve año en fiestas y reuniones de cabales, pasando después a trabajar en el tablao cordobés de La Fuensanta de donde pasó más tarde a actuar en el Teatro Gran Capitán de Granada. En Sevilla tuvo la suerte de alternar en fiestas íntimas, así como en las ventas de Antequera, Charco de la Pava y El Puesto de los Monos, junto a cantaores de la talla de Manuel Torre, Tomás Pavón, Pepe el Culata y Antonio Mairena, entre otras importantes figuras del flamenco. Allí se formó artísticamente, pero como bien decía Ricardo Molina Tenor, «manteniendo siempre su personalidad de cordobés». Más tarde se trasladó a Madrid, actuando en el Colmao Villa Rosa y en la Venta La Gallera. También dedicó una importante etapa de su vida a recorrer los teatros de Madrid y de toda España formando parte de los elencos encabezados por Pepe Marchena, Gracia de Triana y Juanito Valderrama.

En 1957 participó en el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, en el que obtuvo un segundo premio por alegrías, mirabrás y romeras. En vida aún, la Peña Flamenca de Córdoba y la de Adamuz le dedicaron sendos homenajes, con la participación de numerosos artistas amigos y la asistencia de muchos seguidores del cantaor. Ricardo Molina hizo de él la siguiente semblanza artística en 1964: «A nuestro juicio, el Niño de la Magdalena sobresale en los siguientes cantes: mirabrás, alegrías de Córdoba, caracoles, fandangos de Lucena, verdiales, cantes de Juan Breva y martinetes. Le hemos oído también excelentes serranas». Francisco Jurado Regalón Niño de la Magdalena', al que conocimos en una romería de Santo Domingo, en la sierra cordobesa, falleció en la capital califal el día 24 de noviembre de 1988, hace hoy 29 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos