Oído al cante

El Niño de Las Cabezas

GONZALO ROJO

José Miguel Gálvez Carrasco, ‘Niño de Las Cabezas’, fue un cantaor nacido en la localidad sevillana de Las Cabezas de San Juan, de ahí su nombre artístico, que por los años sesenta solía venir con relativa frecuencia por Málaga. Había nacido el año 1917 y su fallecimiento ocurrió en América en los años ochenta del pasado siglo. Fue padre de la cantaora Antonia Gálvez, que desarrolló su arte en Barcelona, y hermano del torero Juan Gálvez. Miguel llegó a Málaga alrededor del año 1942 a trabajar en el desaparecido Teatro Olimpia, pasando más tarde a otros locales y a efectuar bolos por los distintos pueblos de la provincia con artistas locales.

Al comienzo de la década de los cincuenta se marchó a Madrid donde tomó parte de distintos elencos flamencos, en continuas giras por la geografía española, alternando en ellas con Pepe Palanca, Manolo el Malagueño, Pepe Pinto, Manuel Vallejo, José Cepero Luquitas de Marchena, Manolo Fregenal, Niña de la Puebla y otros destacados intérpretes. En 1961 estuvo en el tablao madrileño Torres Bermejas, pasando más tarde a El Arco de Cuchilleros, hasta que en 1962 decidió marcharse a hacer las Américas.

Después de pasar tres meses en Puerto Rico y otros tantos en Venezuela, se marchó a Estados Unidos, país en el que comenzó a trabajar con el guitarrista Agustín Castellón ‘Sabicas’, que además, le bautizó dos hijos. Cantó también con Mario Escudero y en la RCA grabó con El Chaleco, Chano, etc. Tras recorrer diversas ciudades norteamericanas, se avecindó en Las Vegas, figurando en numerosos espectáculos, entre ellos en el ballet de Luisa de Triana. Tras una de sus visitas anuales a Málaga, concretamente la realizada en agosto de 1979, me comentó los nuevos éxitos conseguidos en Montreal (Canadá), San Juan de Puerto Rico, así como en Santa Fé y en El Paso, en los estados de Nuevo Méjico y Tejas, respectivamente.

Tras actuar en su ciudad natal y en la feria de Utrera, de aquel año, se marchó nuevamente a América, concretamente al tablao flamenco ‘Los Tarantos’, de Caracas, de donde pasó posteriormente a realizar una gira por distintas universidades norteamericanas con el espectáculo ‘Antología del cante’, que tuvo una muy buena acogida. El Niño de las Cabezas fue un cantaor de amplio repertorio de estilos y excelentes cualidades interpretativas. En los años cincuenta grabó con el guitarrista Juan el Africano un disco de larga duración titulado ‘Café de Silverio’ y el pasado día 30 de junio el Ayuntamiento de Las Cabezas de San Juan, con motivo del centenario del nacimiento del cantaor, presentó el trabajo discográfico de Miguel Gálvez Carrasco ‘Niño de Las Cabezas’.

Fotos

Vídeos