ZARZUELA SOLVENTE

MANUEL DEL CAMPO

Arrancó anteayer en el Teatro Cervantes el XII ciclo malagueño de zarzuela del Teatro Lírico Andaluz con la puesta en escena de 'La canción del olvido' libreto de Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw con música del maestro José Serrano, pieza que tiene unas exigencias vocales como las de la zarzuela grande y que encierra bellos temas melódicos, lirismo, arias vecinas al italianismo, con un planteamiento sencillo y próximo a la tradición de nuestro género lírico. Serrano cuando compone 'La canción del olvido', ya tiene en su haber 'La reina mora', 'Alma de Dios', 'El trust de los tenorios', etc., entre otras zarzuelas, y están por venir 'Los de Aragón', 'Los claveles' y 'La Dolorosa'. Se estrena en Valencia en 1916, Barcelona, Bilbao, Zaragoza y en Madrid en 1918, siempre con gran éxito.

Teatro Lírico Andaluz en nuestro Cervantes, lleno la tarde del domingo pasado, cuya dirección escénica lleva Pablo Prados, también cantante, y la musical Arturo Díez Boscovich, a veces colaborando Víctor López, dio una versión ágil, divertida en los muchos momentos cómicos que encierra y con solvencia cuando de cantar se trata. Así, destacaron como actores Miguel Guardiola (Toribio), muy metido en su papel, y Pablo Prados (Hostelero), como también cantando la soprano Eduvigis Sánchez (Rosina) de bella voz, siempre segura, y la amplitud de los medios vocales en el barítono Juan Carlos Barona (Leonello). Todos los números de la obra fueron muy aplaudidos, culminando en el último dúo de Rosina y Leonello. El rol del sargento Lombardi -por cierto omitido en el programa de mano- que tiene como tal a un tenor, solista con el coro de hombre en la famosa serenata 'Soldado de Nápoles', lo encarnó con su estupenda voz y estilo Luis Pacetti, junto a la sección masculina del Coro del Teatro Lírico Andaluz.

Al término de la representación se levantó repetidamente la cortina para corresponder a los aplausos que el auditorio dedicó a todos los intérpretes de 'La canción del olvido'.

Fotos

Vídeos