La tragicomedia pop de Betamax

El grupo malagueño Betamax.
El grupo malagueño Betamax. / SUR

El grupo malagueño ultima las canciones de su tercer trabajo discográfico, 'Súper-drama', en el que apuestan por el sonido sesentero con un tono humorístico y satírico. "La música, como el amor, es una melodramática carrera de fondo", aseguran

J. Rafael Cortés
J. RAFAEL CORTÉSMálaga

El grupo malagueño Betamax, formado por Miguel Bárcenas y Mónica Díaz, se pasa a la tragicomedia pop en su nuevo disco, 'Súper-drama'. Un trabajo en el que mantienen el toque sesentero que le han imprimido a su música desde su disco de debut, 'El más difícil todavía' y que confirmaron en 'Tábula rosa', pero al que le dan una nueva vuelta de tuerca. Y es que en este tercer trabajo apuestan por ese sonido retro, pero abordan sus “canciones de amor con un tono más humorístico, exagerado y satírico”, tal y como aseguran los músicos. “La música, como el amor, es una melodramática carrera de fondo”, sentencia Miguel Bárcenas. Por eso califican su estilo musical como una “tragicomedia pop”, de ahí el nombre de su nuevo disco.

El dúo malagueño tiene previsto publicar sus nuevas canciones a comienzos de septiembre y presentarán este disco en un concierto que tendrá lugar en la sala Velvet Club de la capital el 15 de septiembre.

El grupo malagueño Betamax. / SUR

Betamax han formado parte del cartel del festival Ojeando y sobre su nuevo disco explican que en esta ocasión han grabado en directo la batería, el bajo y la voz principal, para luego afrontar el resto de la preparación de sus nuevos temas. En cuanto a la producción, señalan que han vuelto a trabajar con Nacho Alcaide, “igual que hicimos en 'Tábula rosa', ya que él es nuestro hombre de confianza y la única persona que creemos que podría soportar a Betamax y su método de trabajo en un estudio”. Tras la producción de este disco, Miguel Bárcenas y Mónica Díaz tienen previsto lanzar 'Súper-drama' tanto en formato digital como físico, aunque todavía no saben si lo harán en vinilo, como hicieron con su disco anterior, o en CD.

“Música sin etiquetas ni ataduras”, así definen los propios músicos el concepto que defienden en Betamax. “Hacemos siempre lo que creemos conveniente, sin fijarnos en si es más retro o menos, o si se parece a esto o a lo otro. No somos capaces de enmarcarnos en ningún estilo, y realmente odiamos bastante seguir una línea musical prefijada”, sentencia Bárcenas.

En cuanto al regreso del formato vinilo, consideran que “la ceremonia de poner el disco y escucharlo de principio a fin es algo maravilloso. Así ha sido la música siempre. Hoy en día, con el mp3 y los dispositivos para reproducir no hay quien escuche un disco entero”.

El grupo malagueño Betamax. / SUR

El grupo Betamax confía en que su nuevo trabajo obtenga una buena respuesta por parte del público, igual que sucedió con su anterior disco, ya que ahora vienen a consolidar un estilo musical por el que siempre han apostado. “Intentamos siempre hacer conciertos festivos y conectar con la gente. El público tiene que irse de la actuación con una sonrisa en la cara. Al fin y al cabo, siempre se ha tratado de eso”, aseguran.

En esta ocasión, la fuente de inspiración para sus canciones son las historias de amor, “más bien inventadas que vividas, o al menos a partes iguales, ya que somos de los que creemos más en la imaginación que en la experiencia a la hora de escribir las letras. No creo que Dostoievsky matara a una usurera rusa en San Petersburgo para inspirarse a escribir 'Crimen y Castigo', por poner un ejemplo”, afirma Miguel Bárcenas.

Con su actuación reciente en el festival Ojeando cierran la etapa de 'Tábula rosa' y afrontan un verano en el que se dedicarán a la preparación del lanzamiento de su nuevo disco.

Fotos

Vídeos