Rozalén: «Me encantan los artistas comprometidos»

El recital del 5 de mayo será en el Palacio de Congresos de Málaga./SUR
El recital del 5 de mayo será en el Palacio de Congresos de Málaga. / SUR

La artista, que estará en Málaga el 5 de mayo, dice ser consciente de que se suele meter en «charcos», pero lo considera una responsabilidad

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Rozalén es conocida por ser una de las principales voces de la canción de autor en España. Con tres trabajos editados producidos por Ismael Guijarro, ha cautivado a público y crítica a partes iguales. En su haber acumula distinciones tan importantes como dos Discos de Oro, el reconocimiento a Álbum del año 2015 por Apple Music o la Placa al Mérito Profesional de Castilla-La Mancha. En estos últimos meses ha sido jurado de los Premios Ortega y Gasset de Periodismo, y ha sido una de las primeras artistas que vende miles de entradas que lleva a sus conciertos a una intérprete de lenguaje de signos.

Rozalén ha pasado de ser una artista reconocida a ser una artista de masas, y esto ha ocurrido en un par de años. ¿Qué ha sucedido?

–Bueno, no sé lo que ha pasado. Llevo haciendo música 15 años (risas). No tengo ni idea. Supongo que las últimas canciones han llegado más a la gente. También han ocurrido cosas relacionadas de forma directa o indirecta con estas canciones; temas que tienen que ver al fin y al cabo con la visibilidad. Pero bueno, es que en realidad yo hago conciertos desde los 17 años...

EL CONCIERTO

Cuándo
El concierto será el próximo 5 de mayo en el Palacio de Congresos de Málaga a las 22.00 horas
Precio y venta
Las entradas se pueden adquirir en la web www.malagaentradas.com . Tienen un precio que va de los 22 euros hasta los 38,50
Gira
Este concierto forma parte de la gira 'Cuando el río suena'

No sé si estará de acuerdo conmigo, pero todo esto ha ocurrido sin que cumpla usted algunos de los parámetros de 'artistas de masas'.

–Pero, ¿cuáles son los parámetros?

Por ejemplo el compromiso, las letras... Incluso el tipo de música.

–Puede ser. No sé, si tanta gente las escucha es porque quieren oír este tipo de historias, si no, escucharían otras.

Usted se ha denominado a sí misma como feminista en todas y cada una de las entrevistas en las que se lo han preguntado. ¿Por qué cree que a muchos de sus compañeros y compañeras de profesión les cuesta tanto hablar sobre ello?

–Creo que la cosa está mejor. Ahora veo a más gente que se declara feminista, y los que no lo hacen entiendo que es porque no comprenden lo que significa el concepto. Pero también está cambiando eso, yo creo. Ahora la palabra feminista está en boca de casi todos; y eso es algo que me parece de sentido común. Tengo la sensación de que en estos tiempos nadie diría que los blancos son mejores que los negros. Pues pasa una cosa parecida con las mujeres…

Pero insisto. Hay más gente en la calle usando la palabra feminista que los artistas a los que escuchan millones de personas. ¿Qué les sucede?

–Porque es mucho más cómodo, imagino. Así no se molesta a nadie, y no les crea ningún quebradero de cabeza. Yo me he mojado siempre, aunque reconozco que este último año me he mojado más que nunca. Pero bueno, creo que es normal, si estás hablando de cosas... Aún así, entiendo por qué se comportan de esta manera. Yo, sin ir más lejos, a veces me pregunto que por qué me meto en tantos fregados. Pero luego reflexiono y analizo que es importante que haya artistas comprometidos. A mí me encantan los artistas comprometidos que intentan cambiar las cosas desde su trabajo y desde sus posibilidades. Para mí es que no hay otra opción.

Entonces, ¿es usted optimista con el futuro? O quizá cree que es un asunto que está siendo 'flor de un año'...

–Yo soy optimista. Y más si atendemos a lo que está pasando estos últimos meses, que parece que se ha puesto de moda. Que por cierto, no está mal que se ponga de moda, así es como se cambian las cosas. Es que me da la sensación que se está entendiendo lo que las personas quieren, lo que las mujeres reivindicamos. No creo que estemos hablando de hembrismo, no hay un odio al hombre, sino todo lo contrario. Os queremos cerca. Este 8 de marzo ha salido mucha gente la calle, y todo está teniendo un cariz que creo que sólo puede ir a mejor. Me niego a pensar en esto desde la oscuridad.

Cambiando un poco de tema. ¿Qué parte de importancia tienen las letras de sus canciones en relación a la parte más musical? Es que no hay un solo texto vacío de contenido.

–Para mí las letras son básicas. Las letras son del mensaje que quieres transmitir, y yo en mis canciones quiero contar cosas. Pero bueno, también le digo que hay temas en las que no se paran de decir cosas, otros que también son para bailar, para desahogarse... Toda la música es necesaria. En algunas canciones considero que me he centrado más en lo que escribía, y en otras en los ritmos.

¿Qué se va a encontrar el fan de Rozalén que nunca haya ido a un concierto suyo?

–Se va a encontrar una banda maravillosa. Por supuesto un concierto inclusivo, porque hasta los que no oyen vienen a escucharnos… Hay de todo, hay momentos de emoción, momentos de reflexión, y por encima, instantes de mucha diversión. Y si algunas canciones creo que tengo que explicarlas para que no haya malos entendidos, las explico.

Igual es pronto, pero se lo pregunto de todas maneras. ¿Qué se sabe del próximo disco?

–(Risas). Acabo de sacar el nuevo. El disco tiene ya seis meses, pero es poco todavía. Ahora mismo estoy centrada exclusivamente en la gira. Vamos, siempre estoy componiendo, pero de momento no hay nada del próximo trabajo.

Este año han contado con usted para ser jurado de los Premios Ortega y Gasset. ¿Que sintió compartiendo esta responsabilidad con personas de la talla de Iñaki Gabilondo?

–Es surrealista haber estado entre el jurado de este premio. A veces me siento tan afortunada de estar en un lugar como este, que me planteo cómo es posible que haya llegado hasta aquí. Pero estoy súper agradecida, aunque me hubiera encantado tomarme mucho más tiempo del que le hemos dedicado a los artículos de investigación; a los periodistas, y al trabajo de los periodistas. Dicho de otro modo, a lo que hay detrás de vuestro trabajo. Creo que a partir de ahora leeré el periódico de otra manera.

Y sobre todo, cómprelo.

–Tiene toda la razón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos