Pablo Alborán abrirá su gira española en Málaga

Pablo Alborán, en la presentación de su nuevo disco./Sur. Archivo
Pablo Alborán, en la presentación de su nuevo disco. / Sur. Archivo

El malagueño anunció ayer que el recital será el 18 de mayo en el Auditorio Municipal

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La vuelta más esperada por el público malagueño ya está aquí. El artista local convertido en superventas a nivel mundial, Pablo Alborán, anunció ayer su regreso a los escenarios españoles a partir de la próxima primavera; comenzando en Málaga esta gira nacional y con el atractivo de ser, de momento, la única provincia que visitará dos veces, ya que también cantará en Marbella en el marco del Festival Starlite.

Los conciertos

Málaga.
Pablo Alborán actuará el próximo 18 de mayo en el Auditorio del Cortijo de Torres abriendo la gira española.
Marbella.
El malagueño cantará en el marco del festival Starlite el próximo 1 de agosto

Pablo Alborán sacó a media mañana de ayer una foto en su perfil oficial de Instagram con las 18 fechas que componen esta gira. Así, el Auditorio Municipal del Cortijo de Torres acogerá el próximo viernes 18 de la presentación de su gira y disco homónimos, ‘Prometo’, con el que vuelve a los escenarios tras más de dos años de silencio.

Pese a que en su página web ya está el enlace para comprar las entradas éstas aún no han salido a la venta, por lo que se desconoce el precio y la tipología, ya que es habitual que además de las entradas de grada y de pista, exista una tercera opción de ‘premium’, más cerca del escenario.

El segundo concierto que dará en la provincia, unos meses más tarde, tendrá como marco el Festival Starlite, que tras el anuncio de Pablo Alborán se vio ayer obligada a anunciar que seguirá en Marbella un año más. Como en el caso del concierto de Málaga capital, las entradas tampoco han salido a la venta para el show de Marbella, aunque como es habitual el precio será algo más elevado que en el Auditorio, y las locales, muchas menos.

‘Prometo’, el regreso

Recuperado del ritmo extenuante de sus inicios, con cinco discos en siete años y giras continuas de uno a otro lado del Atlántico, el malagueño Pablo Alborán regresó este mismo mes de noviembre con un álbum «sin amarres» en el que se atreve hasta con un reggae que «disparó» la situación en Venezuela y que es, dice, «un cara a cara con el poder».

«Es un grito de impotencia. España y el mundo entero parecen haberse contagiado de un virus de falta de comunicación, de empatía y de solidaridad y creo que no soy el único que a veces no se siente representado y que piensa que el poder corrompe muchísimo», lamentó el artista malagueño en una charla concedida hace unos días a la agencia Efe.

Prometo’ incluye temas como el citado ‘Boca de hule’, del cual se incluye una segunda versión cantada a dúo con el otro titán de la música española, Alejandro Sanz. «Me ayudó mucho, no solo porque es un maestro y un referente de muchos artistas, entre los que me incluyo, sino también porque su voz, su garra y su fuerza le dan un poder a la canción que antes no tenía», señaló Alborán. Para llegar a composiciones como esta, no obstante, llegó un momento en el que el músico de mayor éxito comercial en España de la última década necesitó desesperadamente desconectar durante un año entero, «llenar la mochila de vivencias» y volver a ilusionarse en un proceso en el que fue fundamental estar en Málaga junto a su familia. «He decidido dejarme la piel y el alma absolutamente, pero me he prometido tomarme las cosas de otra manera. Me van a seguir afectando, porque soy humano, pero que lo hagan durante menos tiempo», afirmó sobre cómo encara esta nueva etapa.

Tres años después de ‘Terral’ (2014), su anterior trabajo, regresa asegurando que ‘Prometo’ es un disco en el que ha podido liberarse de muchos prejuicios y hacer lo que realmente le apetecía, «sin pensar si estaba haciendo música electrónica, un reguetón o una balada», sostiene el malagueño sobre este álbum «sin amarres» en el que se alternan «música rápida, lenta, con influencia latina o electrónica... y de repente un piano y una voz».

Sin perder sus raíces, ‘Prometo’ también suena a The City of Prague Philharmonic Orchestra en varios cortes, el espíritu de las guitarras de Santana sobrevuelan ‘Cuerda al corazón’ y en ‘Al paraíso’ (con una versión cantada junto a la portuguesa Carminho) se decanta por la bossa nova, uno de sus estilos favoritos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos