Pablo Alborán: «Ya estoy aquí»

Pablo Alborán toca el piano en una de las entrevistas de radio junto a Manel Fuentes.
Pablo Alborán toca el piano en una de las entrevistas de radio junto a Manel Fuentes. / @cadena_dial

El malagueño pone fin a un descanso de dos años con dos canciones que avanzan su nuevo disco

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Cuenta que han sido dos años «de mucha calma», de decir ‘sí’ a cada viaje que proponían los amigos, de no ausentarse de los planes familiares. En definitiva, dos años «volviendo otra vez a la normalidad y a intentar acordarme de lo que era ser Pablito». Pero eso se acabó. Desde ayer es de nuevo Pablo Alborán, el chico de oro de las listas de ventas, el ídolo que consigue que los fans pasen la noche en la calle solo por verle un segundo y el cantante más demandado en los auditorios de España y Latinoamérica. «Ya estoy aquí», repetía el malagueño en las entrevistas que desde primera hora del viernes concedía en cadenas musicales (las únicas incluidas ayer en la agenda de promoción).

«He estado en Málaga,con la familia, volviendo otra vez a la normalidad y a intentar acordarme de lo que era ser Pablito» Dos años de descanso

«Es como si todo lo que podía suceder aquí estuviera sucediendo en otro lado, como si existieran vidas paralelas» ‘Saturno’

«Tenía ganas de jugar con la electrónica, con ritmos nuevos y sonidos actuales» ‘No vaya a ser’

«Me han hecho cien mil propuestas de libros y biografías, pero no. Tengo 28 años, ¡qué voy a contar!» Su vida

«Tiene influencias de Latinoamérica, de mis raíces flamencas, del clásico y con sonidos muy actuales sin dejar de ser yo» el disco

A las ocho en punto de la mañana, Alborán colgaba en sus redes sociales el motivo de tanto revuelo: dos singles de adelanto de su próximo trabajo, a la venta en noviembre. Dos temas de los que ha ido lanzando pildorazos en las últimas semanas, pero que ayer pudieron ya escucharse –en bucle en las emisoras– en su totalidad.

Ha pasado buena parte de su retiro en Málaga, «con la familia» y «en calma». Ahora regresa a la locura de la primera línea: «Se me había olvidado lo que era esto», admite

‘No vaya a ser’ y ‘Saturno’ anticipan lo que está por venir, un álbum «lleno de señales, de significados y de idas de pinza», dijo la noche anterior en un Facebook Live con su comunidad. Sin dejar de ser él, se aprecia una evolución en el sonido y en las letras. En ‘Saturno’ habla de amor, el motor de su música, pero también filosofa sobre la posibilidad de que existan vidas paralelas. «Me imaginé que se había llevado el posible futuro que yo podía tener en la Tierra. Como si todo lo que podía suceder aquí estuviera sucediendo en otro lado», detalló. Una balada poética –«con un poquito de ‘Cuarto Milenio’», bromeó– que da paso a una canción pensada para las pistas de baile, ‘No vaya a ser’, donde se atreve a jugar con la electrónica y da protagonismo a las percusiones.

Tras meses dándoles forma en casa y en el estudio de Miami donde grabó el disco, ayer saltaban a las ondas de las radios. «Qué pasada, se me había olvidado lo que era esto, ya deja de ser tuyo. Es como volver a estar conectado con el mundo y hace tiempo que no lo estaba», confesaba fuera de micrófono en ‘Anda ya’ de Los40 Principales mientras sonaba ‘Saturno’.

«Querido amigo, ahora sí que estás de vuelta. ¡Qué gusto tenerte, sentirte y disfrutarte!» Vanesa Martín Cantante

«Qué bonito que ya sea de la gente coleguita mío... ¡Gigante!» Pablo López Cantante

«Lo mejor para esta nueva joya que nos regalas. ¡Viva el arte y vivan los artistas!» Alejandro Sanz Cantante

«¡Ya podemos seguir disfrutando ti! Ole la sensibilidad y la buena música amigo» India Martínez Cantante

Era una desconexión necesaria para «conectar con uno mismo». «De los 21 a los 27 años he estado sin parar, sin un domingo libre. Lo que no hice en ese tiempo lo he concentrado en dos años», añadió. El cantante no quiere repetir los errores de sus inicios, cuando encadenó dos discos con giras maratonianas que le dejaron exhausto y sin posibilidad de disfrutar de la música. Con ‘Terral’ (2014), como él mismo confesó entonces, tomó las riendas de su carrera y, dentro de la locura que supone cada aparición suya, buscó espacios para sí mismo. Tras aquel tour lo tuvo claro: se tomaba dos años de descanso. Y Málaga, «la familia», ha sido su principal refugio.

Nervios

«Nervioso» por conocer la reacción de los suyos, le bastaron unos minutos para comprobar que nada había cambiado: «Todo lo que dejé hace año y medio sigue estando». Desde las tres de la mañana le esperaban sus fans a las puertas de Cadena Dial y Los40, donde el día anterior había anunciado su participación, con el único aliciente de verle cruzar unos segundos.

Noticias relacionadas

Y esto solo es el principio, el primer pildorazo de un disco «con influencias de Latinoamérica, raíces flamencas, del clásico y sonidos muy actuales», tal y como lo describió en Cadena Dial. Un álbum «muy personal» en las letras que nace «de la calma, sin prisas ni ningún tipo de contaminación». Ahora toca dejarse ‘contaminar’ por los comentarios, correr de entrevista a entrevista y subirse a escenarios a miles de kilómetros de casa. Y está, dijo, «feliz».

Fotos

Vídeos