Los Nacionales de Música reconocen a Rosa Torres-Pardo y Teresa Catalán

M. LORENCI

Madrid. Rosa Torres-Pardo (Madrid, 1960) y Teresa Catalán (Pamplona, 1951) confirmaron ayer su condición de grandes damas de nuestra música al ganar los Premios Nacionales en sus modalidades de interpretación y composición. Por «su extraordinario trabajo de difusión de la música española» se distingue a la gran pianista que ha renovado el repertorio de Falla, Granados o Albéniz. Y por «su amplio y diverso catálogo» a la compositora navarra, que se empeñó de niña «en hacer sonar el mundo» y que crea y enseña inspirándose en la raíces de su tierra. Concedidos anualmente por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, cada galardón está dotado con 30.000 euros. El jurado destacó «el extraordinario trabajo de difusión de la música española como intérprete» de Torres-Pardo, «recuperando repertorio y apoyando especialmente a los compositores españoles». Valoró su «versatilidad» para aunar disciplinas como el flamenco, la poesía o la danza. De Catalán elogió la amplitud y diversidad de un extenso catálogo «que abarca desde la canción lírica hasta piezas sinfónicas». También «su importante labor pedagógica y de difusión de la música contemporánea» y su «larga dedicación a la educación musical».

Formada con Joaquín Soriano y Gloria Olaya, Torres-Pardo amplió estudios en Londres, Nueva York y Viena. Debutó en el Teatro Real en 1987 con el tercer concierto de Prokofiev. Desde 2011 es artista residente en The New York Opera Society. Autora de una extensa obra que recorre todos los géneros, Teresa Catalán es por su parte catedrática de composición e instrumentación en el conservatorio de Madrid.

Fotos

Vídeos