LA MÚSICA DE LOS VIDEOJUEGOS SE REIVINDICA EN EL MOSMA

Mueve cifras millonarias, pero su reconocimiento social es escaso frente a otras formatos audiovisuales. La música de videojuegos sigue considerándose una sucesión de «ruiditos», aunque esto va poco a poco cambiando, según el compositor estadounidense Neal Acree, autor de la banda sonora de 'World of Warcraft', y que ayer participó en un encuentro con el público en el Movie Score Málaga (Mosma). Frente a los tiempos cortos del cine y la tele, Acree contó que para un videojuego puede dedicar un año para desarrollar cuatro minutos de música.

Fotos

Vídeos