El mundo del flamenco se rinde ante Pepe Habichuela en su gran homenaje

El cantaor Miguel Poveda (i) y Pepe Habichuela, durante el homenaje al guitarrista./Mariscal (Efe)
El cantaor Miguel Poveda (i) y Pepe Habichuela, durante el homenaje al guitarrista. / Mariscal (Efe)

Con fiesta ha terminado lo que con fiesta empezó hace tres días en el Teatro Circo Price, el lugar elegido para celebrar el «sesenta cumpleaños» del guitarrista granadino en la música

EFEMadrid

Por sus 60 años dedicado a la guitarra, por ser un "eterno joven", un "gran maestro" y "un dios dentro de un universo de dioses", el mundo del flamenco se ha rendido ante Pepe Habichuela en la última fiesta de su gran homenaje, celebrada junto a Israel Galván, Miguel Poveda, Sílvia Pérez Cruz y Jorge Pardo.

Con fiesta ha terminado lo que con fiesta empezó hace tres días en el Teatro Circo Price, el lugar elegido para celebrar el "sesenta cumpleaños" de Pepe Habichuela en la música; una "juerga" en la que han participado, desde el miércoles, artistas como Antonio Canales, José Mercé, Tomatito, Niña Pastori, Farruquito, Arcángel o los tres hijos del cantaor Enrique Morente (Estrella, Soleá y Kiki). En la tercera y última cita, la que sella el respeto que el mundo del flamenco siente por el músico granadino -nacido José Antonio Carmona Carmona- tampoco ha faltado la buena compañía, ya que el patriarca de la dinastía de los Habichuela, de 72 años, ha estado rodeado de otros muchos amantes del baile, el cante y el toque.

El bailaor y coreógrafo sevillano Israel Galván ha inaugurado el festejo con su personal taconeo que, fiel a su arriesgado estilo, arrancaba los primeros "ole" del público. Al baile de Galván se le han unido al comienzo de la noche la guitarra del anfitrión, Pepe Habichuela, y la imponente voz de Miguel Poveda, que ha conseguido poner en pie a gran parte de los asistentes en varias ocasiones cantando por diferentes palos -sin olvidarse de las alegrías, las bulerías o los tangos- y rematando con una emotiva seguirilla de las que siempre le dan "vértigo". "No saben la responsabilidad que es y lo rápido que va el corazón cuando uno se sube a este escenario en el tercer día de merecido homenaje a Don Pepe Habichuela", ha señalado Poveda, que considera que el guitarrista es "un dios dentro de ese universo de dioses de la música flamenca".

También ha participado en la "noche de gloria" la cantante Silvia Pérez Cruz, que ha interpretado a solas con su guitarra acústica un tema propio titulado "Mañana", antes de invitar al escenario al contrabajista Javier Colina para regalar a los asistentes "Ella y yo", una canción que forma parte de su repertorio como dúo. "Qué honor estar aquí, me hace mucha ilusión, me siento como un sorbete de limón entre mucha carne buena", ha dicho la catalana antes de ponerle voz a la guitarra de Pepe Habichuela, a quien considera "un joven eterno".

El presentador del espectáculo, el periodista Teo Sánchez, también ha dedicado algunas palabras cariñosas al homenajeado y ha subrayado que "el 'Habichuelismo' no es solo una estirpe de flamencos de postín; también es una manera de andar por la vida". A mitad de la gala, el actor Juan Diego ha tomado el relevo de Sánchez para repasar la trayectoria musical de Pepe Habichuela en clave de humor y recordar que "el gran maestro" ha compartido escenario con otros genios del flamenco como Morente, Camarón, o Paco de Lucía.

Los piropos al veterano de los Habichuela también han llegado desde las butacas e, incluso, desde la pantalla con la proyección de un vídeo en el que familiares y artistas felicitan al "tío Pepe". Entre ellos, el bailaor Antonio Canales, el cantaor Diego El Cigala, el cantante Dani Martín, el presentador Juan y Medio y la cantante Niña Pastori.

Después, Josemi Carmona, hijo de Pepe Habichuela y organizador del triple homenaje, ha tocado con su guitarra una sensible granaína dedicada a su padre. El último de los invitados en cartel, el músico Jorge Pardo, ha ofrecido al público un solo de flauta memorable que también ha servido para anunciar la llegada de la familia Habichuela a un escenario que, en cuestión de segundos, ha quedado inundado por el arte y el duende.

Pasadas las dos horas y media de "fiestón", con Pardo al saxo y Colina al contrabajo, las tablas han seguido llenándose de numerosos familiares y artistas que hoy han visto al "cumpleañero" disfrutar del mejor final que podía tener su gran homenaje en vida. Rodeado de su gente y sin separarse de su "amante", la guitarra, Pepe Habichuela ha soplado las velas en un fin de fiesta en el que los aplausos se han confundido con las palmas y el flamenco se ha rendido por completo ante el que tantos consideran "uno de los grandes".

Fotos

Vídeos