La movida, según Danza Invisible

De izquierda a derecha, Manolo Rubio, Javier Ojeda, José Antonio Hergueta, José Cortés, Regina Álvarez y Cris Navas./Salvador Salas
De izquierda a derecha, Manolo Rubio, Javier Ojeda, José Antonio Hergueta, José Cortés, Regina Álvarez y Cris Navas. / Salvador Salas

Un documental retrata el Torremolinos de los 80 a través de las canciones y la historia del revolucionario grupo malagueño

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Ambos vivieron sus noches de Nogalera y Bajondillo. Y algún que otro amanecer. Y habían coincidido en que Torremolinos tenía un documental que contara la época de la movida. «Pero nos faltaba un hilo conductor», reconoce el productor José Antonio Hergueta, mientras la cineasta Regina Álvarez asiente con una sonrisa. Y entonces se les cruzó Danza Invisible y su disco 35 aniversario. El fotógrafo José Cortés ‘Wosky’ y el periodista Manuel Bellido coincidieron en que era el momento de hacer un filme sobre la banda y a Hergueta se le encendió una bombilla como si fuera un personaje de cómic. Con la mítica banda ya tenían el argumento que necesitaban para su documental sobre Torroles. Y no solo eso. También tenía la banda sonora. Y, por supuesto, el título: ‘A este lado de la carretera’.

La directora malagueña Regina Álvarez se propone hacer un relato generacional hasta nuestros días en ‘A este lado de la carretera’

«Va a ser un viaje por la historia de los años 80 hasta aquí y Danza Invisible van a ser nuestros guías», explica Regina Álvarez, que se enfrenta al reto de afinar el cruce entre la «energía» de Torremolinos y la «fuerza» de un grupo que cimentó su leyenda con el directo más arrollador de su época. «Ellos fueron los que arrastraron la movida en Málaga», asegura la directora ante la mirada de Javier Ojeda, Chris Navas y Manolo Rubio –solo ha faltado a la cita Antonio Gil–. Y añade que el documental se propone que «no falte nadie en este retrato generacional» ya que también hablará del «paso del tiempo y de la madurez artística».

Sentados entre cervezas y cafés de sobremesa, Navas afina sin sacar el bajo: «Nos consideran de la movida madrileña y nos llamaban y nos llaman para muchos conciertos por ese motivo, pero nuestra movida fue la malagueña, la de Torremolinos». Y para llegar a ella sólo se necesitaba tomar el Portillo o el Cercanías que te dejaban a unos pasos de bares impensables solo unos kilómetros más allá y músicas que tampoco eran las que triunfaban en la movida madrileña. «Aquí escuchabas menos punk y rock, incluso menos flamenquito, y en cambio había un componente más bailongo, hedonista y de vanguardia, como el after punk, el funky y el rollo de los Talking Heads y David Bowie», recuerda el cantante Javier Ojeda, que sostiene que la seña de identidad libertaria que marcó el Torremolinos de los 60 y 70 se mantuvo en los 80.

El documental

título
‘A este lado de la carretera’.
Dirección
Regina Álvarez.
producción
A Este Lado de la Carretera AID, con la participación de MLKy Canal Sur.
sinopsis
Retrato de Torremolinos desde los 80 hasta la actualidad a través de la banda sonora y la trayectoria del grupo Danza Invisible, que irrumpió en los años de la movida.

«Es un municipio tan peculiar y único que merece la pena indagar en su historia porque incluso en su decadencia tiene grandeza», argumenta Ojeda que hace memoria para recordar su primer concierto en Torremolinos. Mira arriba como buscando la fecha en su memoria y consulta con Navas y Rubio para llegar al consenso de que fue en el Hardy’s allá por 1982. Para el documental ‘A este lado de la Carretera’, uno de los retos de Regina Álvarez y José Antonio Hergueta es recuperar documentos de la época e incluso filmaciones privadas del propio grupo como las que hicieron en sus primeras grabaciones de discos en Londres. «Visualmente también vamos a mostrar la evolución estética y audiovisual desde el súper 8 al HD, pasando por los vídeos domésticos o el betacam», explica la cineasta, que pone el acento sobre la «oportunidad única» de poder contar con un grupo cuya continuidad va ya camino de las cuatro décadas.

Javier Ojeda, en Torremolinos.
Javier Ojeda, en Torremolinos. / SUR

Al oír esto, el cantante Javier Ojeda caza al vuelo el paso del tiempo y se pregunta: «¿Por qué nos vamos a separar?». Y se ve que lo ha pensado, porque tiene una respuesta que no se hace rogar: «Sencillamente vemos la vida de manera más fácil y para que me voy a ir si estoy a gusto con mis amigos y cuando me subo al escenario disfruto y me lo paso genial con ellos». Unas palabras que explican que los enérgicos conciertos de Danza Invisible salen del alma. Y que éxitos como ‘Sin aliento, ‘El pintor y la modelo’, ‘El brillo de una canción’, ‘Catalina’ o la reclamadísima ‘Sabor de amor’ parezcan todavía más espectaculares en esos vis a vis en directo.

Pique con Fangoria

Y ya que estamos de confesiones, el grupo también cuenta algunas interioridades. Chris Navas recuerda que era un «coñazo» compartir cartel con Radio Futura, porque se vinieron arriba y eran capaces de estar dos horas sin desenchufarse, mientras que Javier Ojeda afirma que se llevaban bien con todos, aunque durante un tiempo «tuvimos competencia» con Alaska y Fangoria. «Pero siempre hemos sido muy dejados... incluso sabíamos que algún representante nos engañaba, pero nos daba igual», reconoce el cantante, que añade que nunca tuvieron un «sentido mercantilista del grupo». Su único interés siempre ha sido seguir a este lado de la carretera.

De izq. a dcha., Navas, Texidó (arriba), Gil, Rubio y Ojeda.
De izq. a dcha., Navas, Texidó (arriba), Gil, Rubio y Ojeda. / SUR

Y a este lado de la cámara, el rodaje está previsto que comience este verano, después de que Canal Sur haya entrado en este documental, que también negocia con TVE su participación. «Nosotros venimos de esos bares y esos conciertos, así que no queremos que sea un filme para un estreno, sino que perdure como la foto de toda una generación», se conjura el productor José Antonio Hergueta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos