Marco Frisina: «Me gustaría coger muchas cosas de Málaga e incorporarlas en Roma»

Marco Frisina en el Teatro Cervantes, donde se estrena hoy 'Passio Christi'. :/Fernando Torres
Marco Frisina en el Teatro Cervantes, donde se estrena hoy 'Passio Christi'. : / Fernando Torres

Músico y compositor internacional, estrena hoy su ópera-oratorio 'Passio Christi', una obra cargada de emoción que busca conectar al hombre con la Pasión de Cristo

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El Teatro Cervantes vivirá hoy y mañana dos noches únicas en el mundo. El estreno mundial de la ópera-oratorio 'Passio Christi', de Marco Frisina ha puesto a Málaga en el foco del arte sacro y la música ligada a la fe. Monseñor Frisina, músico, compositor de grandes éxitos ligados a la religión, al cine y a la cultura popular, es el director del Coro de la Diócesis de Roma y dirige de las principales celebraciones Vaticano. Conoció el sur de España (y el sur de España conoció su música) durante la coronación canónica de la Virgen del Rocío, y desde entonces ha estado ligado a la ciudad de forma constante. Cientos de niños de toda la provincia participaron en el encuentro coral 'Málaga canta con Frisina', y ahora, el que se ha convertido en su segundo hogar acoge uno de los proyectos más ambiciosos su carrera.

En una cafetería de la Plaza de la Merced, Frisina toma un café junto al organista de la Catedral, Antonio del Pino y María Grazia Schiavo, soprano que interpreta a María Magdalena en esta ópera sobre la pasión de Cristo.

¿Por qué Málaga?

–Málaga tiene una relación privilegiada con la Pasión a través de la Semana Santa, que me ha impresionado mucho. El año pasado estuve algunos días y me quedé muy impactado. Creo que es el lugar más adecuado para comprender esta composición que tiene 'Passio Christi'.

¿Qué es lo que le gusto de la Semana Santa de Málaga?

–La Pasión, en el doble sentido: la pasión con la que los malagueños la viven… algo común a todos los andaluces pero sobre todo he visto aquí, en su actitud con respecto a la Pasión de Cristo tan fuerte, tan real, tan sentida y emocional. Después, ciertamente, yo creo también que aquí hay mucha cercanía con mi idea de la Pasión donde Dios y el hombre se encuentran, en el dolor y en el sufrimiento vivido por Cristo. Dios toma el sufrimiento del hombre y el hombre toma el amor de Dios en este encuentro… esto es justamente la Pasión, que es el argumento del oratorio.

¿Qué espera ver hoy en el público del Cervantes?

–Espero una implicación en las emociones y también en la conmoción, no sé si entiende la diferencia. O sea, mover el corazón junto al corazón de Cristo. Porque estará el hombre, Cristo, el Hombre Dios, que sufre, pero en realidad, Cristo, es decir, es la Humanidad la que sufre. También la humanidad de hoy en día. En torno a él todos los personajes representan la humanidad y el mundo. Las arias (piezas musicales) están cantadas en idiomas diferentes porque están cogidas de textos de autores entre el ottocento (1.800-1.899) y el novecento (1.900-1.999) en francés, inglés, ruso, español e italiano… y los ángeles que miran desde el cielo cantan en latín y en griego, que es la lengua de la liturgia porque es la lengua de Dios.

¿Se siente inspirado por la música de la Semana Santa de Málaga?

–Es una música que me ha impresionado mucho por la violencia –en referencia a fuerza, potencia, agresividad…– de la Pasión donde se expresa el dolor siempre como un grito, como una saeta. Me da la sensación de que las bandas recuerdan a una explosión del corazón, como un grito. Esto me ha impresionado mucho, parece el grito del sufrimiento de la humanidad. Parece que esta música resume el dolor de los hombres, y esto es algo que me ha impactado mucho.

¿Qué función tiene hoy en día la música dentro de la fe?

–Para mí tiene un poder extraordinario. Es una comunicación directa que no necesita directa, que va directamente al corazón, al alma. Toca al hombre en su profundidad, dentro de la evangelización es como abrir la puerta del alma. La música nos permite comunicar grandes valores de una manera muy universal.

¿Cree que Málaga tiene una relación diferente o especial con la fe?

–Si, he encontrado amigos, una gran serenidad y tiene una gran tendencia artística vinculada a la religión. Me gustaría coger algunas cosas de aquí y llevarlas a Roma en ese sentido, es una ciudad privilegiada y muy equilibrada en ese sentido.

¿A dónde irá después de Málaga?

–Espero llevar 'Passio Christi' pronto a Roma, aunque depende de varias cuestiones difíciles, no es una pieza simple de realizar, es muy compleja. Hay una orquesta, un coro, solistas, coro de voces blancas… es una realidad muy compleja. Sería maravilloso llevarlo al auditorio de Madrid. Además, estamos en negociaciones para que el sello Brilliant Classic distribuya la grabación que se va a realizar mañana por todo el mundo.

«Lloré como una niña al escuchar la música de 'Passio Christi'»

María Grazia Schiavo interpreta a María Magdalena en el oratorio 'Passio Christi' de Marco Frisina. Acompaña a Monseñor en el encuentro previo al estreno, sin perder de vista el ensayo general que tienen que realizar esa misma tarde. Schiavo es una de las soprano más populares de Italia y su experiencia la ha llevado a recorrer el mundo de escenario en escenario. Sin embargo, cuando recibió la llamada de Frisina y comenzó a conocer los detalles de la obra, admite que se emocionó: «Lloré como una niña cuando escuché la música del oratorio».

Schiavo atiende a este periódico de forma fugaz sentada en una silla cerca de la sala de protocolo del Teatro Cervantes. En la intimidad que dan las conversaciones rápidas, explica que cuando estaba escuchando las canciones, el maestro le explicaba el papel. «Cada personaje tiene un viaje mental hacia la Pasión, pero no solo a la de Cristo; es la Pasión de todos, del mundo, de las personas normales como tú y yo». Cuando la cantante iba escuchando el significado de la letra (su texto es en francés), no pudo contener la emoción. «Llega al corazón, Frisina pone la piel de gallina, utiliza las melodías y la música de forma emocional, algo que no es muy común en los compositores de hoy en día».

Además, la soprano asegura que el personaje de María Magdalena evoca los problemas y la realidad de la mujer de hoy en día. «Ella sufre, y hay muchas mujeres que sufren hoy en día, siempre las ha habido». Cree que las mujeres pueden impregnarse del personaje de Magdalena:«Es una mujer real, verdadera, que ha sufrido».

«Trabajar con Marco Frisina es una maravilla, es una persona especial, gentil, disponible, te ayuda, te escucha». La cantante simplemente espera que el público se emocione igual que lo hizo ella al escuchar las melodías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos