Manuel Alcántara: «Mis poemas suenan mucho mejor cuando los canta ella»

Mayte Martín y sus músicos, durante la actuación de anoche en la sala Unicaja de conciertos María Cristina./Álvaro Cabrera
Mayte Martín y sus músicos, durante la actuación de anoche en la sala Unicaja de conciertos María Cristina. / Álvaro Cabrera

Mayte Martín interpreta los versos de Alcántara en el décimo aniversario de la fundación

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Los alrededores de la Sala María Cristina se llenaron de un rumor inconfundible. El sonido inequívoco del gentío que espera a que comience algo único. Varios grupos llegaron incluso sin invitación, confiando en poder ocupar una de las últimas butacas una vez se sentasen los acreditados. Entre la abultada agenda navideña de eventos culturales, el de la tarde de ayer tenía un carácter diferente y un protagonista sin igual. Manuel Alcántara, el maestro malagueño de la poesía y el periodismo, ocupó ayer el asiento de honor en el acto de celebración de los diez años de vida de la fundación cultural que lleva su nombre. La responsable de llevar la obra del escritor al escenario fue Mayte Martín con su voz flamenca, que interpretó algunas de las obras de Alcántara para el hechizo de los asistentes. «Mis poemas suenan mucho mejor cuando los canta ella», confesó a SUR el escritor.

El acto sirve para poner en valor la labor de la entidad y la obra del poeta y articulista de SUR, presente en el homenaje

El estrecho pasillo que separa el acceso a la sala de la primera fila estuvo repleto de saludos y apretones de manos para el poeta. Alcántara no dejó que el peso de los años le impidiera saludar a los suyos con la elegancia que siempre la ha caracterizado. Ya en su asiento, se tomó un minuto para atender a este periódico, en el que escribe a diario: «Estoy muy emocionado de poder estar aquí». Fue entonces cuando elogió a la cantaora y se le encendió la mirada.

Manuel Alcántara, en primera fila, recibió el cariño de muchos invitados.
Manuel Alcántara, en primera fila, recibió el cariño de muchos invitados. / Álvaro Cabrera

Antes de que Martín y sus músicos ocuparan asiento, Rafael Muñoz, director de actuaciones socioculturales de la Fundación Unicaja, y Antonio Pedraza, presidente de la Fundación Manuel Alcántara, subrayaron el valor de la figura del autor y el de la entidad para difundir la cultura y el articulismo.

‘Por la mar chica del puerto’ fue el primero de los versos que retumbaron en la sala, y con eso bastó para entender que las palabras del poeta son patrimonio de la ciudad. «Celebramos la existencia de la fundación y de Manuel Alcántara; para mí es un honor ser considerada la banda sonora de esta noche entrañable». La cantante se dejó ver emocionada y agradeció al escritor su obra y su legado. Siguió la noche con ‘A Miguel Hernández’, «a aquellos montes de Málaga tiraron todos sus versos y sus penas y sus cabras», y con ‘Le gustaban pocas cosas’, «el alcohol y las ventanas, el mar desde una cocina, el mar dentro de una playa».

«Es un honor ver la sala María Cristina llena, es un lugar con mucha vida» Rafael Muñoz, de la Fundación Unicaja

«La fundación nació de un grupo de valientes amantes de la obra de Manuel Alcántara» fundación manuel alcántara

«Celebramos la existencia de la fundación y la existencia de Manuel» Mayte Martín, Cantaora

La voz de Martín convirtió cada poema en una confesión, íntima y a la vez grandiosa, con tintes de bolero y canción de autor. Con los versos de ‘En aquel tiempo’, le cantó «al amor de la permanencia», un concepto expresado «como nadie por Alcántara» –«que entre los dos no quepa la muerte»– y muy distinto al amor romántico que suele poblar la métrica romántica. Las palabras del malagueño bailaron entre los diferentes géneros de ‘AlCantara Manuel’, el disco que Martín publicó en 2009 con algunos de los versos del maestro.

Diez años de fundación

El acto estuvo rodeado de gran expectación a lo largo de los días previos y, según explicaron desde la propia fundación, las invitaciones fueron un bien muy preciado, solicitadas desde diferentes puntos de España como Barcelona o Madrid. Nadie quería perderse eso que dijo Alcántara a este periódico antes de que comenzase la música: «La poesía está hecha para transmitir». Rafael Muñoz explicó que el acto de ayer servía para poner el «broche de oro» a la celebración del décimo aniversario de la fundación.

Por su parte, el presidente de la entidad, Antonio Pedraza, dijo que ver la sala María Cristina llena era «un honor» al tratarse de un lugar «vivo y lleno de historia». Explicó que la Fundación Manuel Alcántara nació de la valentía de un grupo de amantes de la obra del escritor con la intención de ser referente en la difusión de las artes que él profesa. También recalcó la otra cara de la moneda de actos como el de anoche: la de hacer un continuo homenaje en vida, la de celebrar cada palabra del maestro mediante la difusión de la cultura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos