Los 'likes' musicales como herramienta de manipulación política

Los seguidores de Placebo tienen un comportamiento más neurótico pero menos agradable/
Los seguidores de Placebo tienen un comportamiento más neurótico pero menos agradable
Txema Martín
TXEMA MARTÍN

Hay gente que no tiene en sus casas televisores con conexión a internet porque están convencidos de que determinadas marcas tienen la capacidad de grabar sonido, e incluso imágenes, de lo que se ocurre alrededor de ella. Los que ahora tachamos de locos pueden ser los iluminados del futuro y ahora todas las portadas de los periódicos internacionales parecen darle la razón a los más paranoicos. En el punto de mira está Facebook y en concreto la firma de análisis de datos Cambridge Analytica que tiene entre sus clientes más conocidos a Donald Trump, aunque también es sabido que la campaña de Obama utilizó de alguna manera sus servicios. Los datos son muy reveladores: hasta ahora, los usuarios estaban más o menos convencidos de que sus datos servían para mejorar la experiencia y para fines netamente comerciales. Ahora sabemos que son también una herramienta de manipulación política.

En la sección dedicada a la política de la página web todavía puede leerse cómo esta empresa de ‘big data’ se presenta con la capacidad de movilizar al electorado y pone como caso de éxito la victoria en las últimas elecciones presidenciales en EE UU. De nuevo han sido varios extrabajadores quienes han denunciado prácticas de dudosa ética que incluyen intercambio de sobornos e incluso favores sexuales y prostitución. Christopher Wylie y Brittany Kaiser se han convertido en las gargantas profundas de Cambridge Analytica y han puesto contra las cuerdas al fundador de la principal red social, Mark Zuckerberg, que está obligado a declarar en los tribunales después de una dramática bajada del valor de las acciones de su compañía. Un exasesor de la campaña de Trump ha confirmado que Facebook emplea los datos de sus usuarios y los vende por cantidades millonarias. Por si fuera poco, se ha sabido que uno de los psicólogos que participó en la campaña de ‘big data’ de Trump realizó varios viajes a Rusia. Miel sobre ojuelas para cualquier teoría de la conspiración.

Los ‘likes’ a la música como fuente para el espionaje

Una de las herramientas más valiosas durante un tiempo fue una aplicación de Facebook llamada myPersonality que incluía 100 preguntas capaces de calibrar la personalidad del usuario. Los estudios han ido últimamente mucho más allá y ahora ni siquiera necesitan que cada persona responda de forma voluntaria a un test; ya son capaces de predecir los rasgos de cualquier persona analizando los ‘likes’ o ‘me gusta’ que se publican en Facebook. El investigador de la Universidad de Cambridge, Michal Kosinski, realizó unas escandalosas declaraciones en un congreso sobre el ‘big data’: “Con solo 68 ‘likes’ se puede saber tu color de piel, tu orientación sexual y tu ideología política; con 70, te puede conocer como lo haría un amigo; con 150, como tus padres, con 300 como tu pareja y con más de trescientos te conocemos mejor que tú mismo. Sabemos qué harás, y sabemos qué te gusta”. La inteligencia del usuario puede averiguarse según guste los temas relacionados con la ciencia o las patatas tirabuzón (más inteligente) así como las motos o los grupos del tipo ‘Me gusta ser mamá’ (menos inteligente). Resulta muy curiosa la lista publicada por el ‘New York Times’ respecto a los gustos musicales. No tiene desperdicio: los fans de Placebo, Marilyn Mason o The Smiths tienen un comportamiento más neurótico que los seguidores del fútbol, pero también «menos agradable». Los que les gusta Salvador Dalí, Björk, Tom Waits o ‘La Naranja mecánica’ son más abiertos que quienes gastan pasión por Cheryl Cole o las zapatillas de Adidas. En definitiva, por si había dudas sobre de qué manera nos define lo que nos gusta, aquí están los mejores expertos mundiales en el comportamiento para atestiguarlo. Como respuesta a todos estos casos de espionaje que podrían afectar a 50 millones de usuarios en EE UU y a 21 millones de cuentas de Facebook en España hay muchísima gente que se está dando de baja en esta red social y por primera vez el número de usuarios registra pérdidas. Parece que la gente empieza a ser consciente de que no todo es gratis y que no es necesario dar por hecho que nos espían. Ahora uno no sabe si debería desconectar su televisor de la red.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos