Jorge Ruiz, vocalista de Maldita Nerea: «Nuestros conciertos no se escuchan, se cantan a gritos»

Jorge Ruiz, vocalista de Maldita Nerea, durante una actuación. / SUR

Maldita Nerea llega a Málaga en un conciert fijado a través de una plataforma digital en la que el público decide a quién quiere ver

Viernes, 9 marzo 2018, 00:43

Si algo caracteriza a Maldita Nerea es que han sabido adaptarse a su público. Casi sin darse cuenta, se han convertido en la banda sonora de varias generaciones y su presencia en la mayorías de emisoras es constante desde hace 17 años. El éxito, sin embargo, no relaja a los murcianos, capitaneados por Jorge Ruiz, que atiende a SUR al teléfono con sus tres hijos de fondo, antes de aterrizar mañana en el Málaga Auditorium Club. Este espectáculo, que forma parte de la gira ‘Bailarina’, ha sido concertado en la plataforma digital ‘Shows on demand’, una iniciativa que permite al público decir a qué artistas quiere ver.

Lo primero, ¿bajo demanda?

–Es una iniciativa fantástica y esperamos que se expanda. Visualiza al público como promotor y nos acerca a ellos. Al darle visibilidad podemos saber dónde están y visitarlos.

¿Un concierto se afronta igual si es bajo demanda?

–Afrontamos el espectáculo con el mismo compromiso, pero en cuanto a lo musical, más que nada es una cuestión de ilusión. Muchas ciudades que han solicitado nuestra actuación coincidían con lo que teníamos pensado, pero también hemos llegado a ciudades a en las que nunca hemos estado, como León.

Vienen de llenar Madrid. ¿Qué esperan de Málaga?

–La venta de entradas ya es considerable, aunque el recinto es muy grande y no sabemos si se llenará. Más allá de eso, esperamos lo que nos hemos encontrado siempre en Málaga, un público muy cercano y con mucha intensidad, de los que cantan pero mucho, mucho. Eso te hace sentir muy bien porque hace sentir que la gente está metida en el escenario. Otra cosa que se está dando en la gira, y a ver si se repite en Málaga, es que estamos viendo mucho público joven, público nuevo que se está iniciando en los conciertos. Ver que un disco 17 años después de empezar te regenera al público es muy bueno. Es un disco de canciones, no somos celebrities.

«Málaga es un público muy cercano y con mucha intensidad, de los que canta mucho»

Es cierto que son anónimos...

–Sí, la gente nos conoce por lo que cantamos, no por nuestra fama. Puedo ir a comprar al mismo sitio que tú y casi nadie me reconoce, yo llevo una vida normal.

¿Y qué debe esperar Málaga de Maldita Nerea?

–Lo que sabemos es que la gente viene a cantar como si fuera el fin del mundo durante dos horas. Es una de las suertes que tenemos, que la gente canta sin duda todo el rato. Eso es lo único que podemos garantizar: disfrutar cantando con nosotros. Es curioso, pero nuestros conciertos no se escuchan, se cantan a gritos.

‘Bailarina’ es un disco, una canción y un libro. ¿Dónde se refleja mejor el mensaje?

–Muy buena pregunta… creo que por las posibilidades de matizar diría el libro. Yo hago canciones con mucho mensajes, pero ahora mismo la humanidad no está escuchando demasiado por el tipo de vida que llevamos, no nos da tiempo. Con esa canción quería contar mucho mensaje pero sin ser demasiado directo, dejando que la forma te llevara, aunque todas las frases que suelto tienen fondo. El libro era un encargo sobre un ensayo sobre las emociones. La historia de Valeria, protagonista del libro, me permite asomarme más al mundo femenino.

«El reggaeton hace explícitos los mensajes machistas que se viven en toda la sociedad»

Tiene mensajes sobre la feminidad, algo un poco raro en tiempos del ‘reggaeton’.

–Con esto en general soy bastante crítico porque no veo lo que ve el resto del mundo. Yo no soy quien para decirle a la mujer si el reggaeton es un estereotipo, sin defender a nadie, creo que debemos relativizar. Yo crecí escuchando ‘La mataré’ de Lokillo y nunca se me ocurrió nunca matar a nadie. El reggaeton hace explícitos los mensajes machistas generales que se viven en toda la sociedad. Lo que hacen los cantantes es el reflejo de una realidad mayor. He hecho un libro sobre la feminidad y el lado femenino, que es algo sobre lo que no se habla mucho, pero no pretendo luchar contra nada, simplemente visualizarlo de manera política. Desde la individualidad, no desde los ‘ismos’. No me gusta pasear por los bordes. Me interesa el núcleo, y para llegar a él la clave es la educación.

¿Cómo ha cambiado la banda desde las primeras maquetas hasta hoy?

–Todo y nada. Creo que la música ha ido acompañando nuestro desarrollo personal. Yo he cambiado mucho aunque he mantenido muchas cosas, desde niño incluso. Soy lento y al final todo va despacio. En lo musical, hemos tocado muchos géneros diferentes dentro del pop, donde siempre hemos sido bastante camaleónicos.

¿Qué quiere que sea maldita Nerea para quien les escucha?

–El camino al que volver, como dice una de nuestras canciones. Igual que en mi vida, quiero ser algo constante. Yo soy parte de la audiencia y necesito al oyente. Quiero ser ese camino cuando uno se sienta perdido. Por eso hay que ser honesto.

Temas

Málaga
Secciones
Servicios