David Bisbal: «Camarón y Los Chichos son parte de mi infancia y dos referentes en mi música»

David Bisbal: «Camarón y Los Chichos son parte de mi infancia y dos referentes en mi música»

Quince años en los escenarios le han dado madurez, experiencia y, sobre todo, seguridad. Este sábado presenta en Málaga ‘Hijos del mar’

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Quince años sobre los escenarios le han dado experiencia y madurez, y eso se traduce en una expresión: «Me siento más seguro». Hace tiempo que David Bisbal se sacudió la imagen de ‘producto de la televisión’ para forjarse una carrera internacional indiscutible que ha ido mucho más allá del éxito repentino. Pero su objetivo «nunca ha sido el de callar bocas» a quienes no confiaban en un proyecto de futuro: «Lo que me planteo día a día es trabajar duramente para conservar la capacidad de sorprender con cada nuevo proyecto». Lo dice en una entrevista a SUR que el almeriense responde por email en uno de los huecos que le deja la gira ‘Hijos del mar’. El mismo tour que este sábado le trae de vuelta al Auditorio Municipal de Málaga.

El concierto

Gira.
‘Hijos del Mar Tour’.
Fecha.
Sábado, 15 de julio, a las 22.30 horas.
Lugar.
Auditorio Municipal Cortijo de Torres.
Entradas.
Solo quedan disponibles entradas para pista a 35 euros.

Da la sensación de que en ‘Hijos del mar’ se desprende de su imagen de artista latino y busca un perfil más internacional. ¿Lo anterior le limitaba?

–‘Hijos del Mar’ es un disco mucho más internacional, sí, un álbum que representa una evolución en mi carrera. Es un disco más moderno, más arriesgado, donde hemos tratado de buscar un sonido más actual, con nuevos registros y estilos musicales, y quizá también con más influencia de la música electrónica. Aun así, la esencia latina y de mis raíces es muy difícil que desaparezca por completo.

Está inmerso en un intenso verano de conciertos y poco descanso. ¿Hay que estar preparado mentalmente, no solo físicamente, para lo que viene?

–Hay que estar muy bien preparado mental y físicamente, e intento hacerlo siempre porque el compromiso con el público y la intensidad de esta gira, donde nos dejamos el alma, hace que esa preparación sea imprescindible. Son ya 15 años de carrera y en este tiempo se adquiere sobre todo experiencia y madurez. La responsabilidad nunca va a desaparecer, pero estoy en un momento en el que me siento más seguro, disfrutando un montón de todo lo que hago, de mi trabajo, del contacto con el público, de mi familia… Eso ayuda a ver las cosas de un modo siempre positivo.

¿Cómo cree que le ha influido ser un ‘hijo del mar’?

–Te marca. El mar forma parte de la vida de las personas que hemos nacido cerca y en mi caso está siempre presente en todo lo que hago. Hay una frase que está en el disco que resume perfectamente esa relación: «Soy agua, en el agua me siento protegido, libre y se convierte para mí en un lugar de meditación, alejado del mundanal ruido. El agua es medicina, calma tu sed y cura tus heridas».

En medio del éxito, ¿quién le mantiene los pies en la tierra?

–Mucha gente, pero el primero de todos yo mismo. Y también el hecho de tener una familia maravillosa, estar rodeado de buenos amigos y grandes profesionales. Y por supuesto el público. Para mí el verdadero éxito es la relación con el público, compartir todo con ellos y con mi equipo de trabajo.

Ninguna carrera, por muy exitosa que sea, es sencilla. ¿Cuál diría que ha sido su mayor sacrificio en estos años?, ¿a qué siente que ha renunciado?

–A veces hay que renunciar a muchas cosas, claro, y quizá lo más duro sea el poco tiempo que en ocasiones tienes para la familia, más aún cuando estás inmerso en una gira como esta con muchos conciertos por España, Europa y América. Pero esas pequeñas cosas a las que renuncias, casi siempre se ven compensadas cuando notas la emoción de la gente con tú música. Tengo que decir que aunque se me ve tan apasionado con mi trabajo, para mí lo más importante es mi familia.

Tras quince años en lo más alto de la música, ¿siente que ha callado muchas bocas que no confiaban en la continuidad de artistas que despuntaban desde la televisión?

–Mi objetivo de verdad que nunca ha sido el de callar bocas. Lo que yo me planteo día a día es trabajar duramente para ofrecer al público siempre algo nuevo con respecto a todo el mundo, conservar la capacidad de sorprender con cada nuevo proyecto. Quince años en la música se consiguen manteniendo el compromiso con los fans y haciendo que sigan notando la misma energía que al principio.

«La misma energía»

¿En qué nota esos 15 años de más? Imagino que ha perdido la ingenuidad de los inicios en la industria.

–Claro que en estos 15 años te da tiempo a saber cómo funciona la industria. Eso sí, sigo siendo la misma persona con unas enormes ganas de hacer feliz a la gente sobre el escenario, con la misma energía. Y he aprendido que para que todo funcione bien es fundamental expresar todo lo que uno siente, saber escuchar y rodearte de gente que te aporte cosas positivas.

¿Qué echa de menos de sus años en la orquesta?

–Sobre todo lo joven que era, aunque por supuesto sigo siéndolo (risas). Hoy me siento feliz en todos los aspectos, un privilegiado y una persona que ni mucho menos reniega de sus orígenes. Estoy seguro de que la experiencia de aquellos años me ha ayudado a poder cantar todo tipo de géneros y tocar diferentes estilos.

Vista la repercusión que ha tenido la canción, ¿le hubiera gustado componer a usted ‘Despacito’?

–Personalmente conozco mucho a Luis Fonsi y me alegro de que alguien que ha trabajado tan duro tenga el éxito que se merece y todo el mundo se mate por colaborar con él. Le dejo el ‘Despacito’ a mi hermano Luis Fonsi.

Alguna vez ha dicho que en su casa se escuchaba Camarón y Los Chichos cuando era niño. ¿Los sigue escuchando?

–Sí, Camarón y Los Chicos forman parte de mi infancia, como de la de casi todos los niños de mi época en Andalucía. Nos gustaba a toda la familia y son dos referentes en mi música. Aún hoy, claro que sí y en determinadas circunstancias, los sigo escuchando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos