Canciones para la historia

Antonio Jurado, con su nuevo libro. /Fernando González
Antonio Jurado, con su nuevo libro. / Fernando González

El fisioterapeuta y coleccionista Antonio Jurado analiza en un libro la evolución del pop

J. RAFAEL CORTÉSMálaga

Es una de las obras maestras del tándem Lennon/McCartney. ‘A day in the Life’ es un tema de 1967 en el que los compositores dieron vida a las dos mitades de una balada que luego quisieron completar con un crescendo de orquesta al que George Martin le puso la partitura. Este clásico de los Beatles es uno de los casi ochenta títulos que forman parte del libro ‘Historia de la música pop a través de sus canciones’ (Siníndice, 2017), en el que Antonio Jurado analiza cada una de esas joyas de la música contemporánea.

Fisioterapeuta, investigador, coleccionista de discos y músico aficionado en sus ratos libres, Antonio Jurado siente pasión por la música desde que tenía 13 años. Su afición por los vinilos ha hecho que sus amigos le pidieran constantemente que les grabara música y ese hábito de estar siempre seleccionando canciones fundamentales de la historia lo llevó a empezar a escribir este libro. Autor de otras cuatro obras especializadas en fisioterapia y medicina, éste es su primer volumen relacionado con la que es su gran pasión, la música. Una obra en la que Antonio Jurado viaja por todos los géneros musicales, desde el blues y el jazz hasta el indie, pasando por el pop-rock, el folk, la canción francesa, la música italiana y los sonidos latinoamericanos.

«El pop-rock como lo entendemos hoy se estancó en los 90 y ha evolucionado poco»

La obra reúne cerca de ochenta canciones, en las que viaja del jazz y el blues hasta el pop-rock, pasando por la canción francesa y la música italiana y latinoamericana

Para él ‘A day in the Life’ es una de las canciones más sorprendentes de la historia, porque a su juicio «no se puede creer que en el año 67 con un magnetófono de ocho pistas hicieran esa cantidad de efectos, grabando y sobregrabando. Es por eso que este tema está considerado como una parte de la historia de la música», sentencia.

La obra

Título.
‘Historia de la música pop a través de sus canciones’.
Autor.
Antonio Jurado.
Editorial.
Siníndice.
Precio.
25,00 euros. En Agapea y en librerías
N.º de páginas.
338.
Contenido.
La obra incluye casi ochenta canciones e incluye las portadas de sus respectivos discos, los créditos, las letras en su idioma original y traducidas al español y una amplia sección con anécdotas de la grabación, de la producción y la historia de cada uno de los temas.

‘Fever’, ‘Strange Fruit’, ‘Rock Around the Clock’, ‘Hound Dog’, ‘Honky Tonk Women’, ‘Layla’, ‘Sound of Silence’, ‘All along the Watchtower, ‘Stand by Me’, ‘Confortably Numb’, ‘The Logical Song’, ‘Billie Jean’, ‘Black is Black’ y ‘El Arriero’ de Atahualpa Yupanqui son algunas de las canciones que forman parte de este trabajo de investigación, en el que el autor malagueño ha invertido dos años de trabajo. Unas canciones que aparecen con las portadas de sus respectivos discos, los créditos, las letras en su idioma original y traducidas al español y una amplia sección con anécdotas de la grabación, de la producción y la historia de cada uno de los temas.

En orden cronológico

‘Historia de la música pop a través de sus canciones’ se estructura en orden cronológico y arranca en el mundo del jazz y el blues, donde el autor considera que están «los orígenes de toda la música actual». Jurado asegura que en esta obra no ha querido «pontificar» ni hacer un tratado al uso, sino más bien ofrecer «una selección de canciones, en cuya elección no hay ningún motivo lógico». En este sentido, aclara que en la elección de las canciones que forman parte de esta obra han tenido mucho que ver sus experiencias vitales. «Cada una de estas casi ochenta canciones van unidas a mi vida, a algún recuerdo, a cosas que hicimos...».

En cuanto a la música en Málaga, que también tiene una importante presencia en la obra de Antonio Jurado, el autor destaca a una banda mítica: Los Iberos, con Enrique Lozano y Adolfo Rodríguez al frente. Un grupo que publicó en 1969 un disco que llevaba el nombre de la banda como título genérico y que fue el primer trabajo de una banda nacional grabado en Londres. «Este disco –afirma Jurado– está entre los trabajos más importantes de la música española de nuestro tiempo, en la que han destacado grupos y artistas como Los Bravos, Gabinete Caligari, Radio Futura, El Último de la Fila o Manu Chao».

Los Iberos son, por su influencia en la música de los 60, «uno de los puntales» de la historia del pop malagueño, en el que Jurado destaca también a grupos como Tabletom, en los años 70, «formación que en el ámbito del rock ha sido un grupo de culto en toda España», y en los 80 Danza Invisible, «con Javier Ojeda al frente haciendo un montón de cosas impresionantes por la música de Málaga». El autor de ‘Historia de la música pop a través de sus canciones’ cita también entre los artistas malagueños con mayor proyección a Zenet, Lito y Pasión Vega, aunque reconoce que «los músicos en la actualidad están muy mal pagados».

Torremolinos, años 60

Recuerda el escritor también la Málaga musical de los años 60-70, «un periodo en el que toda la modernidad tenía que pasar por Torremolinos, que fue una isla de permisividad y que en esa década vivió un periodo de efervescencia en el ámbito de la música, con discotecas y hoteles que tenían cada uno de ellos sus grupos que ofrecían conciertos porque no existía la figura del DJ».

«Torremolinos fue una isla de permisividad durante los años60 y 70»

«Los Iberos, Tabletom y Danza Invisible son los puntales de la música malagueña»

A la hora de analizar la evolución de la música, Antonio Jurado estima que «el pop-rock como lo entendemos hoy se estancó en los años 90 y luego ha evolucionado muy poco, aunque ahora hay más y mejores instrumentistas que antes, porque los instrumentos y los estudios están más al alcance de cualquiera, cosa que no sucedía en otras épocas». Y es que antes, formaciones como Los Bravos o Los Pekenikes, «los grupos seminales, estaban formados por hijos de papá, gente que tenía dinero y que tenía acceso a los instrumentos más avanzados».

Históricamente, la música sufrió también un estancamiento de ideas en el año 74, un parón que en opinión del investigador y coleccionista estuvo relacionado con la crisis del petróleo, que hizo que la fabricación de discos de vinilo se ralentizara y que las discográficas apostaran solo por bandas conocidas como Pink Floyd. Una ralentización que fue en detrimento del nacimiento de nuevos artistas y grupos.

El progreso tecnológico ha facilitado también el acceso a la música, lo cual es muy positivo para Jurado, que afirma que para el oído humano es «más cálido» escuchar la música en formato vinilo «porque las personas somos analógicas con dos oídos y por eso el sonido digital nos suena más metálico y frío».

Aunque las casi ochenta canciones incluidas en el libro son las ‘hijas predilectas’ de Antonio Jurado, el autor muestra su predilección por temas como ‘All alone the Wathchtower’, de Dylan, porque «reúne al mejor compositor de todos los tiempos y al mejor intérprete de guitarra, que es Jimmy Hendrix». Eso en el ámbito del rock, mientras que en el folk para él el mejor compositor es Atahualpa Yupanqui, con su canción ‘El Arriero’, que en su opinión esconde una «historia preciosa».

Otras canciones míticas que forman parte de esta obra y que el escritor destaca por sus cualidades musicales son ‘Layla’, un tema escrito por Eric Clapton para declarar su amor por la mujer de George Harrison, y el ‘Summertime’ al que le pone voz Janis Joplin.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos