El Barrio: un mito en vida

El ‘Selu’, anoche en un momento del concierto que ofreció en el escenario del Martín Carpena. /Hugo Cortés
El ‘Selu’, anoche en un momento del concierto que ofreció en el escenario del Martín Carpena. / Hugo Cortés

El ‘Selu’ reúne a 15.000 personas en Málaga en dos días consecutivos

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Ir a un concierto de El Barrio alguna vez en la vida –sea o no uno fan de su música– no es que sea una experiencia obligada, pero desde luego sí recomendable. El longevo proyecto de ‘El Selu’, le pese a quien le pese, es el mayor fenómeno de masas nacional. Ningún artista español (quizá solo Alejandro Sanz) es capaz de reunir una y otra vez a miles de personas en torno a sus giras; pero es que precisamente basta con ir a uno solo de sus recitales para entender por qué. No se trata simplemente de su música o de su fuerza en el escenario; o que sus producciones, año tras año, alcancen cotas poco habituales en la música patria. El Barrio va mucho más allá. Es una pasión que sus fans viven incluso con cierta liturgia en torno él, y que encabezan esos sombreros que democratizan a la audiencia, pese al interés de más de uno en calificarlo como un fenómeno ‘menor’.

El Barrio es Andalucía, sí; pero también es España. Quizá no sea una España gafapasta y cultureta; pero sí es una representación de nuestra alegría; de nuestra forma de tomarnos las cosas. Solo así se entiende que sea capaz de llenar durante dos días seguidos el Carpena (15.000 personas); el día anterior en Granada;o el doble ‘sold out’ de hace unas semanas en Sevilla. En Madrid, sin ir más lejos, mantiene el récord de días consecutivos actuando en el Palacio de los Deportes, lo que demuestra que esto, por encima de todo, es lo que los españoles prefieren escuchar en sus casas y encima de un escenario.

El Barrio es el fenómeno de masas en España por excelencia, ya que nadie reune a tanto público

«Málaga siempre ha sido una de mis grandes plazas, porque aquí se me quiere de una manera especial», dijo a los pocos minutos de empezar el concierto. Efectivamente, el ‘Selu’ no se equivoca, porque pese a su sonada timidez (apenas concede entrevistas o va a actos públicos), su sola presencia en el escenario –anoche con una americana violeta– es suficiente para hacer estallar de júbilo a las 7.500 personas que llenaban ayer el pabellón.

Por si esto, de por sí, no fuera poco, la producción de esta gira de ‘Las costuras del alma’ lleva consigo una producción espectacular, y que en el caso de Málaga fue fielmente reproducida a los recitales de otras ciudades. Es cierto que hace ya varias giras que El Barrio trae consigo un buen plantel de músicos, pero todo aquel que haya estado en muchos de esos tours debe ser consciente de que ahora los aprovecha más que nunca. La mejor muestra de ello es ese inicio eléctrico en el que su banda fusiona las influencias flamencas con un trasfondo rockero que eleva al misticismo su llegada y puesta en escena.

Tarda varios minutos en entrar al escenario, pero eso es lo de menos. El cénit de esta intro está perfectamente sincronizado para que el ‘Selu’ emerja como una especie de semidiós de la música. A partir de ahí, todo son olas y ‘vivas’ al gaditano, que entonces se sumerge en un ‘setlist’ que es el que todos están esperando. Porque la realidad es que da igual que acabe de sacar un disco o lleve ya un año girando con él. Sus fans se saben todos y cada uno de sus giros en las letras, así como los arreglos musicales que corean sin necesidad de que su protagonista se lo pida. El tema de ‘Playa de la luneta’ o el homónimo a la gira y el disco, ‘Las costuras del alma’, eran un ejemplo de ello. Una vez que se publican, sus temas pasan a formar parte del imaginario ‘barriero’ que cada disco se amplía irremediablemente. Por eso, cuando interpreta ese ‘medley’ que suma éxitos como ‘Ángel malherido’, ‘Mal de amores’ o ‘Nos fuimos pa Madrid’, el éxtasis de los miles de sombreros se hace carne.

Aunque hoy hay una segunda oportunidad para disfrutar de su recital, las entradas también se han agotado. Según ha podido saber SUR, el ‘Selu’ volverá en julio a la provincia, en este caso a Fuengirola, como parte del plantel del Festival Mare Nostrum. A lo mejor es entonces el epílogo de esta gira, aunque otras están por venir. Así podrá seguir siendo ese mito en vida;un ‘orgullo barriero’ que forma parte de nuestra historia reciente.

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos