El Ayuntamiento de Málaga sacará a concurso la cesión de la guitarra de George Michael

Momento en que George Michael entregó la guitarra al Ayuntamiento en 1989./SUR
Momento en que George Michael entregó la guitarra al Ayuntamiento en 1989. / SUR

Asesoría Jurídica frena la entrega prevista al Museo Interactivo de la Música al entender que es un bien municipal que pasaría a una empresa privada

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

El Ayuntamiento sacará a concurso la explotación de la guitarra que George Michael regaló a la ciudad después de su polémico concierto en 1989. Tras más de un año con el instrumento almacenado en los archivos de la Caja Blanca, la convocatoria pública es la única fórmula que contempla Asesoría Jurídica para dar salida a este bien municipal. De hecho, a finales del año pasado frenó a última hora –cuando el evento estaba ya convocado– la cesión de la guitarra al Museo Interactivo de la Música (MIMMA), tal y como se tenía previsto.

Tras pasar más de dos décadas como objeto decorativo en las oficinas del Área de Juventud, la repentina muerte del artista devolvió a la actualidad la historia de su actuación en Málaga y sacó a la luz el recuerdo que dejó: una Gretsch Synchromatic con su firma en letras doradas. Se decidió entonces que su lugar natural era el MIMMA, un museo consagrado a la música donde podría exponerse al público con total seguridad y ser, además, centro de diversas actividades. La idea inicial consistía en firmar un convenio de colaboración entre ambas instituciones que incluiría una serie de contraprestaciones para el Ayuntamiento, como la reserva de entradas para el Área de Juventud o el uso de salas del museo para eventos del departamento.

Asesoría Jurídica lo paralizó días antes de la entrega cuando el MIMMA ya había diseñado una estrategia para poner en valor el instrumento. El departamento jurídico interpreta que se trata de la cesión de un patrimonio del Ayuntamiento a una empresa con ánimo de lucro. Y ello a pesar de que una parte del presupuesto del MIMMA sale de las arcas municipales.

El MIMMA ya había diseñado una estrategia para poner en valor el instrumento con diversas actividades

Desde el Área de Juventud aseguran que llevan meses estudiando diferentes fórmulas para dar salida a la guitarra, que ahora se encuentra en la zona de guarda y custodia de documentos de la Caja Blanca. Y no solo para que quien lo desee pueda ver de cerca la Gretsch Synchromatic, sino para que esta pueda exhibirse sin ningún riesgo. Ahora mismo, la pieza no está visible ni expuesta porque carece de garantías de seguridad y no cuenta con un seguro específico.

La oficina en la que permaneció durante dos décadas.
La oficina en la que permaneció durante dos décadas. / Paula Hérvele

La única vía que recibe el visto bueno de Asesoría Jurídica es la licitación pública. Juventud elabora ahora el expediente con un pliego de condiciones que garantice el buen uso de este bien y que incluya contraprestaciones para el Ayuntamiento como las planteadas inicialmente en el convenio de colaboración. «Y no creo que haya nadie más interesado que el Museo Interactivo de la Música, que se dedica a esto», reconoce la concejala de Juventud, Elisa Pérez de Siles. Desde el Museo de la Música, no obstante, afirman que tendrán que estudiar las nuevas condiciones y valorar si les interesa concurrir al concurso público.

Perece que la polémica persigue a la guitarra desde el mismo día en que llegó a Málaga. El de George Michael no fue un concierto cualquiera, estuvo plagado de contratiempos. Hasta el último momento planeaba la duda de si el cantante de 'Faith' se subiría al escenario de la Rosaleda tras sufrir el día anterior un desprendimiento de retina practicando deportes acuáticos en Ibiza. De hecho, aterrizó en el aeropuerto a las 23.50 horas, al límite de su actuación, que estuvo precedida por Toreros Muertos y Grace Jones.

130 millones de pesetas

A las 12.000 personas que bailaron al ritmo de la figura musical de moda no les importó ni la espera ni que el concierto durara apenas una hora. Pero el susto vendría después, cuando se supo que su paso por la ciudad había dejado un agujero en las arcas municipales de 130 millones de las antiguas pesetas. Su caché y los gastos de producción ascendieron a 155 millones, pero la taquilla solo ingresó 24,5, con menos público del previsto y, según dicen, más invitados de la cuenta.

La guitarra está en la Caja Blanca sin poder exponerse al público al carecer de garantías de seguridad

Antes de marcharse, y por contrato, dejó un regalo a la ciudad: una Gretsch Synchromatic, una guitarra acústica que se fabricaba en los años 30, 40 y 50, donde el artista estampó su firma en letras doradas. No era eléctrica, no pudo tocarla en el directo, pero George Michael la llevó por estética, amante como era de los instrumentos vintages. En su momento, el Ayuntamiento barajó incluso la posibilidad de subastarla para recuperar parte del dinero perdido, pero finalmente pasó a engrosar los fondos del patrimonio municipal. Y ahí sigue, de momento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos