Alborán lleva al límite una nueva forma de comunicar: primero, las redes sociales

Alborán lleva al límite una nueva forma de comunicar: primero, las redes sociales

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

El disco aún no ha salido, no tiene fecha concreta de publicación –algún día de noviembre– y ni se sabe las canciones que incluirá. Y sobre la gira, sin noticias del dónde ni el cuándo verle sobre el escenario. Sin embargo, la sola perspectiva de descubrir los dos primeros singles de su álbum han sido suficientes para que Pablo Alborán ponga a mil revoluciones a su comunidad de fans desde semanas antes de lanzamiento. ¿La clave? Twitter, Facebook e Instagram.

El malagueño, encargado de gestionar personalmente sus perfiles en las redes sociales, ha llevado al límite una nueva forma de comunicar usando estas herramientas como cebo de lo que estaba por venir en un contacto directo con el público. Sin ruedas de prensa, sin entrevistas de radio ni apariciones en televisión; en un ‘tú a tú’ con los suyos.

Hacía meses que Alborán venía dando pistas lo que iba suceder. Fotos en Miami, en el estudio, con su equipo, descansando en la piscina... Tras un silencio buscado, cada frase suya se llevaba miles de retuits, me gusta y comentarios. Luego anunció una fecha sin más: 8 de septiembre. Más adelante se supo que sería el día del primer avance del disco, un adelanto por partida doble que ayer se materializó. Y en las dos últimas semanas ha ido a más: «....Hoy a las 9pm (España, hora peninsular) os muestro un poco más de #Saturno !!!». Un día una letra, otro una foto, después unos segundos de la canción. Poco a poco, manteniendo alta la curiosidad de las redes. Hasta la noche previa al lanzamiento. Fiel a su filosofía, y antes de que se le viera y oyera en cadenas de radio, sorprendió con un Facebook Live que en cuestión de horas alcanzó el millón de reproducciones. La estrategia funciona.

Fotos

Vídeos