Diario Sur

La cultura gitana protagoniza el V Festival Málaga Clásica

video

Presentación del certamen / Francis Silva

  • Pinchas Zukerman y Paul Neubauer participan en el ciclo que impulsa el violinista Jesús Reina, del 31 de mayo al 4 de junio

Empezó como el proyecto ilusionante de un malagueño que volvía a casa tras mucho tiempo recorriendo el mundo con su violín. Jesús Reina "soñaba" entonces con crear un encuentro de referencia con la música de cámara en la ciudad. Cinco años después es un ciclo asentado, una cita habitual en la agenda de primavera que este 2017 vuelve (del 31 de mayo al 4 de junio) con nuevos apoyos. Intérpretes internacionales de prestigio como Pinchas Zukerman y Paul Neubauer bendicen la quinta edición de Málaga Clásica, hasta ahora protagonizada exclusivamente por jóvenes músicos de primer nivel. Y lo hacen con un programa que mira a un folclore que nos resulta cercano: la cultura gitana.

"Es una cultura rica dentro del arte. Por donde ha pasado ha absorbido las músicas de esa zona, las ha hecho suyas y ha enriquecido el lenguaje musical. Los clasicos oían lo que hacían los gitanos, lo anotaban como podían y así se alimentaba y crecía la música clásica", explica Jesús Reina, director artístico del ciclo junto a la también violinista Anna Margrethe Nilsen.

A lo largo de cinco conciertos, en tres espacios diferentes, Málaga Clásica pondrá el foco sobre compositores que incorporaron el folclore a sus partituras. 'Orígenes campesinos' abre el ciclo el 31 de mayo en el Teatro Cervantes con piezas de Glière, Kodály y Tchaikovsky. El dúo formado por Pinchas Zukerman al violín (quien fuera maestro de Reina y Nilsen en Nueva York) y Amanda Forsyth al violonchelo encabezarán la primera parte del recital.

El segundo concierto, el 1 de junio en el Albéniz, pondrá en valor el 'Virtuosismo español' con composiciones de Bizet, José María Cano, Granados, Turina, Sarasate, Falla y hasta Paco de Lucía. 'A la húngara' recorrerá el 2 de junio en el Teatro Echegaray obras de Haydn, Rachmaninov, Brahms y Lehár, entre otros. Bela Bartók, Enescu y Schubert sonarán en 'Son del violinero'. La clausura será 'A la zíngara' en el Teatro Cervantes con el viola Paul Neubauer y el chelista Oyvind Gimse, líder de los Solistas de Trondheim, dando vida a creaciones de Dohnányi y Brahms junto a Reina y Nilsen, entre otros músicos.

Las entradas tendrán un precio de 20 euros para la apertura y el cierre en el Cervantes, y de 10 euros para el resto. Además, saldrá a la venta un abono para los cinco conciertos por 50 euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate