Diario Sur

Alexandre Lacaze: “La leucemia no me va a impedir seguir siendo músico”

Alexander Lacaze
Alexander Lacaze
  • El artista malagueño, renovador de la chanson francesa, compone nuevas canciones mientras pelea contra la enfermedad

El pasado verano Alexandre Lacaze le mandaba mensajes de ánimos a Pablo Raéz por el agravamiento que sufrió de su leucemia. El músico y el atleta fueron en su día profesor y alumno en un colegio marbellí, y con los años seguían manteniendo el contacto. “Y justo una semana después de aquello me dicen que yo tengo lo mismo”, cuenta Lacaze. El cantante, músico y compositor malagueño, alma de L'Avalanche, planta ahora cara a la enfermedad con duros ciclos de quimioterapia y con una idea clara en su cabeza: “La leucemia no me va a impedir seguir siendo yo mismo”.

Y él es músico, profesor de un instituto de Badajoz y padre de Alice; tres pilares de su vida en los que sigue volcado siempre que el cuerpo se lo permite. En dos semanas, entre ciclo y ciclo de la quimio, Lacaze ha compuesto cinco nuevos temas, canciones en francés que continúan en su línea renovadora de la chanson folk. Piezas que ha grabado en su casa a modo de maquetas, sin nada más que su voz y su guitarra. Una de ellas, 'Salomé', se ha podido escuchar estos días en el programa de Julio Ruiz 'Disco grande', en Radio 3.

Componer y cantar le hace dejar de ser por unos momentos el enfermo de leucemia para volver a ser el músico español que canta en francés y al que fichó la discográfica GreenUfos. “Y me alegra que con esto la música haya vuelto a mi Facebook”, explica. Porque las redes sociales tienen, como sucede en el caso de Pablo Ráez, un peso importante en su historia.

Alexander Lacaze

Alexander Lacaze

“Tengo leucemia aguda. No tengo palabras del dolor. Ni voy hacer espectáculo de él. Estoy destrozado por todo y por Alice. Siempre he sido fuerte en mi debilidad. Lucharé. Pero Dios me ayude a mí y entorno. Voy a necesitar mucho de vuestra ayuda”, escribió en su muro el 10 de septiembre. Fue la primera vez que se colaba un asunto privado en su perfil público de cantante, y la respuesta fue abrumadora. “Se produjo una ola de solidaridad que es una pasada, no tengo palabras”, asegura.

En su Facebook relata periodicamente la evolución de su enfermedad por puro desahogo, para volcar esa “tormenta emocional” que siente, y para concienciar de la importancia de donar “médula, sangre y todo”. “Te ves en una lucha que tú defendías como una causa y que de repente es la tuya. Te das cuenta de un sufrimiento que hay que antes ignorabas. ¡Qué ajenos somos a tantas cosas!”, reflexiona. No va de superhéroe de nada, “no lo he sido antes ni lo soy ahora”, muestra sus debilidades y confiesa sus miedos.

Pero no quiere dar “lástima”, ni utilizar la música para conmover. De hecho, estos días ha compuesto canciones escritas desde el dolor y también la esperanza, como 'Este tiempo de gracia', donde se anima a vivir estos días “como si fueran los últimos”. Pero la que difundió fue sin embargo 'Salomé', la historia de la princesa que pidió como regalo a Herodes Antipas la cabeza de Juan Bautista, con un final donde los papeles tradicionales de vencedor y vencido se intercambian.

Esta semana Alexandre Lacaze entra en un nuevo ciclo de quimio. La guitarra y todos sus “cacharros” le seguirán esperando en casa.