Diario Sur

Ernesto Aurignac afina su encuentro con Charlie Parker

Ernesto Aurignac afina su encuentro con Charlie Parker
/ Ñito Salas
  • El músico malagueño presenta el concierto que ofrecerá el viernes en el Cervantes con temas del mito del jazz

Ha pasado una década desde aquella serie de conciertos que ofreció en Nueva York junto al pianista Chano Domínguez. En uno de sus ratos libres, se vio una vuelta por Manhattan y, como la cabra tira al monte, se metió en una tienda de música. Allí descubrió algo insólito: unas partituras de ‘Charlie Parker with Strings’, el mítico disco alumbrado por el genio del jazz a principio de la década de 1950. “Era muy caro, pero me hipotequé y lo compré”, recordaba esta mañana el saxofonista malagueño Ernesto Aurignac durante la presentación del concierto que este viernes ofrecerá en el Teatro Cervantes a partir de aquel repertorio.

Aurignac no estará solo en el escenario. Le acompañarán sus habituales: José Carra al piano, Dee Jay Foster al contrabajo y Juanma Nieto a la batería. Y junto a ellos, los músicos de la Orquesta Sinfónica Provincial, dirigida por el también talentoso malagueño Arturo Díez Boscovich.

“Lo que va a hacer Ernesto Aurignac tiene muchísimo mérito (...) Es algo muy valioso, porque va a interpretar junto a una orquesta una música que no sabes cómo empieza ni sabes cómo acaba”, glosaba esta mañana Javier Domíguez, periodista especializado en jazz y enciclopedia viviente sobre esta música. Además, Domínguez ha destacado el papel del lugar donde se ha presentado el recital, el Centro de Artes y Música Moderna Maestro Puyana, cantera de jóvenes músicos promovida por la Asociación de Jazz de Málaga y que en su tercer aniversario reúne a 350 alumnos.

Aurignac ha admitido hoy que, después de comprarlas, las partituras de Charlie Parker permanecieron seis años en un cajón…. Hasta ahora. Hace un par de meses las tocó en directo por primera vez junto a la Orquesta de Gran Canaria. “Fue algo mágico”, recordaba el músico, que ahora se enfrenta al reto de presentar su ambicioso proyecto frente al público de su tierra. Y quedan menos de 60 entradas para no perdérselo…