Diario Sur

Adrián Martín, el niño con hidrocefalia de Vélez, nominado a los Grammy Latinos

Adrián Martín
Adrián Martín / Twitter
  • El joven cantante de 11 años competirá en la categoría de mejor álbum vocal pop tradicional con su álbum Lleno de vida

Adrián Martín, el niño de Vélez que nació con hidrocefalia y una malformación congénita en los brazos y que se convirtió en un fenómeno viral y actualmente es una de las estrellas musicales del momento con con su disco de debut, 'Lleno de vida', ha puesto la guinda a un año redondo con su nominación a los Premios Grammy Latinos en la categoría de mejor álbum vocal pop tradicional.

Tras anunciar la Academia Latina de la Grabación la candidatura de Adrián Martín, de tan sólo 11 años, el jovencísimo cantante ha mostrado su alegría a través de las redes sociales. "No me puedo creer lo que me esta pasando,disco de ORO y nominado a los #LatinGRAMMY Mejor álbumvocal POP #llenodevida", afirmaba en un tuit Adrián Martín, al que a continuación siguieron múltiples felicitaciones de sus seguidores.

Adrián Martín competirá por el premio con los álbumes "Cinema (Edición en español)", de Andrea Bocelli; "Mil ciudades", de Andrés Cepeda; "Los dúo 2", de Juan Gabriel; y "Buena vida", de Diego Torres.

La carrera musical de Adrián Martín comenzó con un vídeo casero colgado en la plataforma Youtube en la que aparecía cantando con su hermana Sonia el tema "Qué bonito" de Rosario Flores. El vídeo tuvo en pocas horas casi dos millones de visualizaciones y posteriormente fue compartido por artistas de todo el mundo, convirtiéndose en lanzadera de Adrián hacia el éxito.

El pequeño ha participado en programas televisivos, ha actuado ante miles de personas en festivales benéficos en México o Chile y el pasado 29 de abril, vio cumplido su sueño de lanzar un disco, "Lleno de vida".

Se trata de un álbum compuesto por catorce temas en los que Adrián hace dueto con cantantes como Rosario Flores, José Mercé, India Martínez, José Luis Perales, Estrella Morente o Niña Pastori, entre otros.

Según su familia, la música ha sido siempre la pasión y el motor de este pequeño, en la que vuelca su pasión y sus ganas de vivir, y que le sirve de bálsamo ante las situaciones de dolor.