Junta y Ayuntamiento garantizan la "estabilidad" de la OFM pese al déficit de 100.000 euros

Responsables y socios del consejo de Administración de la OFM, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Málaga
Responsables y socios del consejo de Administración de la OFM, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Málaga / Sur
  • El gerente de la orquesta afirma que la JOBA y el concurso de jóvenes talentos "se han suspendido, no liquidado" y opina que el Astoria no es el mejor sitio para el auditorio de Málaga

La continuidad de la Orquesta Filarmónica de Málaga está garantizada. Así lo han afirmado los responsables y socios del consejo de Administración de la OFM, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Málaga, que esta mañana han comparecido juntos para presentar la próxima temporada musical 2016-17 y, de camino, despejar las dudas que se plantearon la semana pasada cuando se conoció el déficit de la orquesta de 100.000 euros y la suspensión de algunas de sus actividades y proyectos, como los conciertos de la Joven Orquesta Barroca de Andalucía (JOBA) y el Concurso de Jóvenes Talentos que se iban a celebrar este año. La representación institucional ha sido máxima, con la presencia del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que ha destacado la “lealtad” de ambas instituciones con la OFM, mientras que el secretarío general de Cultura de la Junta, Eduardo Tamarit, garantizó la “estabilidad financiera” que aportan ambas administraciones. Concretamente, la orquesta malagueña recibe un total de 4,4 millones de euros, que se reparten entre los 2.389.945 euros de aportación municipal y 2.059.557 euros de procedencia autonómica.

El gerente de la OFM, Juan Carlos Ramírez, ha intervenido también para señalar que la cancelación de la JOBA y el concurso de jóvenes talentos “es una suspensión, no una liquidación” y que ha tenido que tomar la decisión para afrontar el déficit de 100.000 euros originado por la congelación presupuestaria y la “obligación legal” de asumir el incremento de los salarios de la orquesta de un 1% y de abonar parte de la paga extra suprimida en 2012. “Estoy seguro que en enero volveremos a retomar” ambos proyectos, ha dicho Ramírez, a lo que el director titular de la orquesta, Manuel Hernández Silva, ha añadido que el concurso para jóvenes músicos se convocará con un “traje distinto” y dependiendo únicamente de las posibilidades de la OFM para “no depender de acuerdos que no se cumplen con otras entidades, pero que afecta a la imagen artística de los que convocan que somos nosotros”.

Aunque preocupante tras los anuncios de las cancelaciones de actividades que revelan que el momento de congelación presupuestaria se mantiene en la orquesta, el déficit de la OFM contrasta con el de la Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS), que ha llegado a acumular una deuda de 1,3 millones de euros, lo que ha provocado que se hable incluso de su disolución y que ha obligado a que tanto el Ayuntamiento hispalense como la Junta se comprometan a realizar aportaciones extraordinarias que no se han planteado con la de Málaga que tiene que usar sus propios recursos para equilibrar las cuentas.

Precisamente, el alcalde de la capital de la Costa del Sol ha comentado en la rueda de prensa el nuevo acuerdo alcanzado por la OFM con el teatro Cervantes, que permitirá cambiar los conciertos a jueves y viernes y que incluye un porcentaje de taquilla para la orquesta. Un convenio que dará estabilidad a la formación, que ya está trabajando en el programa a dos años vista, según ha adelantado el maestro venezolano Hernández Silva. Este cambio se espera traducir también en más publico en los conciertos, una cuenta pendiente de la orquesta como ha dicho Francisco de la Torre. No obstante, el director artístico de la Orquesta Filarmónica de Málaga afirmó que la asistencia está aumentando y esta temporada se esperan superar los 21.309 espectadores del anterior ciclo. La orquesta cuenta con 850 abonados y tiene también en el patrocinio privado una de sus parcelas por mejorar, ya que este año de su 25 aniversario sólo han contado con una colaboración financiera para un concierto, que supuso un ingreso de 6.000 euros.

El gerente de la OFM también se refirió a la posibilidad de que el antiguo cine Astoria se convirtiera en el auditorio de Málaga, un proyecto sobre la que expresó sus “dudas”. “Entiendo que este es un proyecto de ciudad, no solo para la Filarmónica, por lo que se necesita un espacio adecuado”, expresó Juan Carlos Ramírez al considerar que la manzana del Astoria no es suficiente para cubrir la necesidad musical de la capital malagueña.

En cuanto a la programación 2016-17, la OFM contará con quince conciertos en la Temporada de Abono, seis en el V Ciclo Frente al Mar y ocho del X Ciclo de Conciertos de Cámara. El responsable artístico de la Orquesta Filarmónica de Málaga, Manuel Hernández Silva, destacó la presencia como directores invitados de Josep Vicent, Pablo Mielgo, Ira Levin y del malagueño Arturo Diez Boscovich, que introducirá en el programa la obra de cine del compositor John Williams y del español Jesús Torres.

En cuanto a los solistas, el maestro venezolano también se refirió a la presencia de un trío de intérpretes de gran proyección internacional, como los pianistas Javier Perianes y Gabriela Montero (esta última muy popular por sus improvisaciones), y Joaquín Riquelme, viola de la Filarmónica de Berlín. Además, el programa le abre un hueco a la Mezzosoprano María José Montiel, el violonchelista Guillermo Pastrana o el pianista Joaquín Pérez Floristán, que se han “ganado” interpretar junto a la OFM.