Música para una siesta moderna

Lana del Rey. / Sur
Flashback

Txema Martín
TXEMA MARTÍN

Cada vez son más los estudios que señalan no solo que la siesta es beneficiosa para la salud física o mental sino que además, tal y como ha señalado el neurocientífico especializado en el descanso, el muy respetable señor Jim Horne, los seres humanos y algunas especies animales están, estamos, diseñados para dormir un par de veces al día. Una siesta corta e inteligente, de 6 a 15 minutos, ya es suficiente para mejorar la memoria, controlar la hipertensión y reducir la posibilidad de sufrir enfermedades coronarias. También es cierto que una siesta larga, a partir de los 75 minutos de duración, puede arruinarle la tarde a cualquiera. Aprovechando que llegan los calores y con ellos la obligatoriedad del descanso durante las peores horas del día, esta sección se despide de sus lectores hasta después de verano invitándoles a descansar con un quinteto de compositores que saben inducir al sueño como pocos.

Lana del Rey

La cantautora neoyorkina saca su quinto disco la semana que viene, el esperado ‘Lust for life’ (2017), y sus adelantos ya apuntan a que será bello y soporífero como el resto de su barbitúrica discografía. Lana, a pesar de contar en este próximo álbum con colaboraciones de raperos más o menos moviditos como A$AP Rocky o The Weeknd, ha demostrado que ha sabido llevárselos a su terreno. Toda su discografía supone un raro ‘in crescendo’ en lo que a capacidad somnífera se refiere y por lo tanto consideramos ideal para dormir su último lanzamiento, ‘Honeymoon’ (2015).

Cigarettes after sex

Sólo el nombre de este cuarteto de Brooklyn ya nos está diciendo algo. Sin duda, han sido el grupo revelación de esta temporada y muchos de nosotros los escuchamos por primera vez en la sobresaliente banda sonora de la serie de HBO, ‘Big Little Lies’, a pesar de que su primer EP salió hace ya seis años. Su primer disco largo, homónimo y cuyo lanzamiento se produjo hace poco más de un mes, incluye diez temas en un total de 47 minutos ideales para finiquitar una tarde estupenda.

Ólafur Arnalds

Su etiqueta de productor de música electrónica no debería engañarnos. Este pianista islandés tiene una abultada discografía en la que destaca sus composiciones de bandas sonoras como las de la serie británica ‘Broadchurch’ o películas como ‘Los juegos del hambre’ y ‘Gimme shelter’. También tiene un disco en colaboración con su homólogo Nils Frahm, otro en solitario con el significativo título de ‘Now I am winter’ (‘Ahora soy invierno’), además de trabajos que mezclan el piano clásico con elementos electrónicos para crear una atmósfera de ensueño.

Sigur Rós

Junto a Massive Attack, esta banda también islandesa de un estilo que podríamos denominar post-ambient ha formado parte de la banda sonora de millones de horas de sueño en toda Europa y parte de los Estados Unidos. En su música, la voz de su líder Jónsi es tratada como un instrumento más hasta el punto de haber configurado un lenguaje propio, Vonlenska. El oyente debe intuir su significado y escribirlo él mismo en las páginas en blanco que a veces han incluido sus libretos. De todos sus discos y huyendo de ciertos momentos de euforia, destacaríamos para una siesta ideal su disco ‘()’.

Beach house

Para terminar, volvemos al gran representante contemporáneo del estilo ‘dream-pop’, ideal para una siesta luminosa y veraniega, a ser posible acompañado de un ventilador de pared en lugar del aire acondicionado. Beach House es un dúo de Baltimore que ha encantado a la crítica desde su primer disco, en 2016, y desde entonces han publicado seis trabajos a cada cual más sedante. Sus dos mejores álbumes son ‘Teen dream’ (2010) y ‘Bloom’ (2012), y de este último hay una crítica gloriosa que empieza diciendo que Beach House es la nueva fase del sueño que a Freud se le olvidó analizar.

Fotos

Vídeos