'La mujer en la ventana', un thriller psicólogico con aroma de cine clásico

D. ROLDÁN

madrid. Daniel Mallory sufrió durante quince años de depresión. Un día, un médico decidió que quería hacerle alguna prueba más y le cambió la medicación. El resultado fue inmediato. Este editor neoyorquino realmente sufre de bipolaridad y los doctores no la habían detectado. Ese fue un punto de inflexión. Mallory se vio en la necesidad de escribir de la enfermedad. «Pero no quería hacer una novela sobre la depresión, que ya de por sí es muy deprimente», comenta A. J. Finn, el seudónimo que eligió para 'La mujer en la ventana' (Grijalbo), un thriller psicológico homenaje a 'La ventana indiscreta' de Alfred Hitchcock.

La protagonista es Anna Fox, una terapeuta que sufre de agorafobia. Echa de menos a su marido Ed, a su hija Olivia y a su pequeña mansión en Harlem. Las circunstancias la han recluido en un piso en el que como hacía James Stewart, puede observar lo que pasa a su alrededor. Conoce a los vecinos, entre los que se encuentra Jane Alistair -homenaje a la actriz que protagonizó 'Los caballeros las prefieren rubias'-. Cree que pueden ser amigas. Pero todas las esperanzas de Ana se esfuman cuando cree observar el asesinato de su vecina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos