Juan Uslé: «Ahora no miramos, consumimos imágenes»

Juan Uslé acude hoy al Museo Picasso Málaga para participar en un ciclo sobre el estudio del artista. / María Gil Lastra

El artista participa esta tarde en el ciclo de conferencias que el Museo Picasso Málaga dedica a los espacios de creación

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Recuerda Juan Uslé la visita que Andy Warhol realizó a Madrid para inaugurar una exposición sobre su trabajo; en concreto, recuerda Uslé cuando Warhol llegó al Museo del Prado, se fue para la tienda, adquirió varias postales de obras emblemáticas de la pinacoteca y salió de nuevo por la puerta. «Para él, lo importante no era la pintura, sino la imagen», resume Uslé.

Y casi en las antípodas de esa manera de ser y hacer se sitúa Juan Uslé, que esta tarde acude al ciclo ‘El estudio del artista. Laboratorios del siglo XX’ –organizado por el Museo Picasso Málaga en colaboración con la UNIA– para compartir sus experiencias relacionadas con su lugar de trabajo. «Para mí el estudio es sobre todo una cuestión mental. Trabajo en dos o tres lugares muy diferentes en Estados Unidos y en España y la idea del estudio es un concepto muy transferible. Los artistas nunca dejamos de trabajar», avanza Uslé (Hazas de Cesto, Cantabria, 1954).

El ciclo en el Museo Picasso Málaga

Hoy

16.00 h. ‘Ateliers. Lugares del pensamiento y de la creación’, por Elisabetta Orsini, de la Universidad La Sapienza, Roma.

17.30 h.‘Las temporalidades del taller’, por Luis Puelles, profesor de la Universidad de Málaga.

19.00 h. ¿El taller o el estudio? Para... Juan Uslé

20.00 h. ¿El taller o el estudio? Para... Antonio López

Mañana

9.00 h. ‘Materia, herramienta y modelo: el taller de artista, de Rodin a Picasso’, Juan José Lahuerta, profesor de Historia del Arte ETS Arquitectura de Barcelona

10.30 h.‘Pollock, Warhol, Beuys y el triángulo de las Bermudas’, por José Lebrero, director artístico del Museo Picasso Málaga 

12.30 h. ¿El taller o el estudio? Para... Guillermo Pérez Villalta

13.30 h. Mesa redonda. Debate y conclusiones

17.00 h. ‘El laboratorio del alquimista: el estudio de Francis Bacon’, a cargo de Margarita Cappock, subdirectora y jefe de colecciones. Dublin City Gallery. The Hugh Lane.

18.30 h. ‘Desde dentro. Una mirada documental al estudio del artista británico’, Ramón Melero y Paloma Rayón. Departamento de Arte del Museo Picasso Málaga.

19.30 h. Mesa redonda, debate y conclusiones.

Más información

Lugar: Auditorio del Museo Picasso Málaga. Aforo limitado a 172 plazas.

En su conferencia, el artista cántabro reflexionará sobre asuntos contrapuestos que afectan no sólo al proceso creativo, sino a la propia concepción de la obra de arte. «El silencio frente al ruido, la luz frente a la penumbra», esboza Uslé, que hace justo una década protagonizó en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC Málaga) la exposición ‘Switch on / Switch off’.

«Para mí ver pintura es una experiencia temporal, es experimentar el tiempo de otro modo. Mirar una pintura es un ejercicio muy complejo. Ahora estamos acostumbrados a digerir muy rápidamente las imágenes. No miramos, consumimos imágenes, pero la pintura es lenta», reivindica el artista, Premio Nacional de Artes Plásticas en 2002 y presente en las colecciones de instituciones como el Museo NacionalCentro de Arte Reina Sofía y La Caixa, entre otras.

«Cuando veo las colas de gente a las puertas de un museo se me quitan las ganas de entrar»

Esa reivindicación de la lentitud, de la reflexión, sobrevuela la conferencia que Uslé tiene prevista hoy en el Museo Picasso Málaga, así como su propia concepción de la tarea creadora. «Lo dije hace muchos años y lo sigo pensando. Pocos medios son tan solitarios como la pintura. En mi caso, si no pinto, me asfixio. Para mí la pintura es un medio fantástico para transmitir esa idea de reflexión y de soledad», ofrece el artista, que comparte cartel en el Museo Picasso Málaga con autores como Antonio López y Guillermo Pérez-Villalta.

Cuestión de tiempo

Un encuentro en torno a la idea del estudio que, en el caso de Uslé, tiene mucho que ver con la noción de refugio. «Necesito desaparecer para pintar», admite el artista, para quien los cuadros son, ante todo, «espacios de intimidad».

Por eso, cuando contempla una cola de espectadores a la puerta de un museo, lo primero que piensa es en posponer la visita. «Se me quitan las ganas de entrar...», confiesa antes de reflexionar: «Creo que el número de visitantes es el gran enemigo de que el arte se entienda como una experiencia compleja. Ahora no viajamos, consumimos lugares. Me parece una deformación terrible de la experiencia y con el caso de la pintura sucede algo parecido».

«La pintura es una experiencia muy compleja –reitera Uslé. No es sólo identificar una imagen, porque la pintura tiene la capacidad, el poder, de trascender la actualidad. La pintura es una experiencia, tiene que ver con el viaje. Ahora consumimos imágenes de manera masiva. Desde la aparición de Internet que sustituye la idea de aquel dios-ojo que ve todo lo que sucede a la vez, creo que el problema no es tanto la información, la cantidad de información, como la edición de esa información. ¿Cómo alguien saca partido de todo eso? Editando bien. Ahora lo difícil no es conseguir la información, lo difícil es conseguir la información necesaria y precisa». Y eso, como la pintura, lleva su tiempo.

Fotos

Vídeos