Una voz malagueña para resucitar la de Ángel Barja

El tenor Miguel Bernal graba para IBS Classical la obra integral e inédita para voz y piano del compositor gallego

El tenor malagueño Miguel Bernal, junto al pianista Héctor Guerrero, en un recital en China/SUR
El tenor malagueño Miguel Bernal, junto al pianista Héctor Guerrero, en un recital en China / SUR
Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Cuenta Miguel Bernal que en algún foro musical propuso hacer este repertorio, pero no lo conocían. «Y lo que se desconoce, se rechaza». Quizás las obras corales de Ángel Barja sean las más difundidas, pero su catálogo incluye 40 composiciones de música de cámara, ocho obras sinfónicas y decenas de piezas para voz y piano. Todo eso y más dejó el autor gallego, leonés de adopción, como legado antes de morir con tan solo 49 años, en 1987. El tenor malagueño Miguel Bernal quiere saldar una deuda pendiente con Ángel Barja grabando por primera vez la integral de sus creaciones para voz y piano. Obras que, paradójicamente, se interpretan más en EE UU que en España, tal y como apunta Bernal. Desde mañana y hasta el lunes, él registrará su amplia colección de temas en el Auditorio Manuel de Falla de Granada para el sello IBS Classical, que prevé lanzar el disco a finales de este año.

Con Héctor Guerrero siempre al piano y Blanca Gómez como soprano invitada en seis piezas, Bernal grabará 34 canciones de diferentes estilos y con una duración que oscila entre los diez minutos de unas y el minuto escaso de otras. «Las hay más contemporáneas con armonías atrevidas y otras que parten de arreglos de la música popular gallega», explica el tenor.

El disco incluirá 34 piezas, algunas de ellas contemporáneas y otras inspiradas en la música popular

Las melodías envuelven aquí textos del propio Barja, pero el compositor también apoya sus creaciones en versos de poetas españoles, desde Lope de Vega a José María Pemán, pasando por Gil Vicente, Luis Rosales, Jacinto Verdaguer, Juan Ramón Jiménez y Federico García Lorca. «Resulta curioso ver cómo un compositor gallego y leonés toma textos que tienen un marcado perfume andaluz y le pone música, es la sensibilidad del norte aplicada al sur», argumenta Bernal.

Las canciones se apoyan en textos de Lope de Vega, Lorca, Juan Ramón Jiménez y Pemán

El proyecto impulsado por Bernal y el pianista Héctor Guerrero, ambos profesores de la Escuela Superior de Canto de Madrid, despertó el interés de IBS Classical, un sello granadino que en apenas seis años de trayectoria se ha posicionado en su sector con reconocimientos como la nominación al Grammy 2016 al Mejor Álbum de Música Clásica, cinco premios Melómanos de Oro y distinciones Excepcionales de la revista ‘Scherzo’. «Les gustó que fuera un repertorio nunca antes grabado y que sea música contemporánea y actual», apunta.

Música desconocida

Lo fácil sería apostar por nombres que ‘venden’ por sí solos, ir a lo seguro con piezas de Falla o de Turina. «Pero eso ya está hecho, no tiene sentido repetirlo», añade. La música española, especialmente la más olvidada y menos difundida, es su principal interés. «Aquí hay un ‘establishment’ de compositores oficiales que se programan más porque conviene, y otros igualmente buenos y con calidad no se tienen en cuenta por diferentes motivos. Pero fuera de España, en EE UU, no hay esos prejuicios y esos autores sí se estudian», detalla el tenor.

Y lo que rescata sobre el escenario y en el estudio de grabación, el malagueño lo lleva también a sus clases, como una extensión más de esa labor de divulgación de autores propios. Bernal compagina como puede –«a duras penas», dice entre risas– su trabajo como docente con su faceta artística en escenarios de todo el mundo. Mantenerse en activo más allá del aula es para él una necesidad y también una fuente de aprendizaje para sus alumnos.

Hijo de malagueños emigrados a Alemania, Bernal nació en Darmstadt (Alemania), pero la familia regresó a casa cuando aún era un niño. Se formó en el Conservatorio Superior de Málaga primero y después en el de Madrid, donde reside actualmente. Su objetivo es visitar pronto de nuevo a los suyos, esta vez con un nuevo disco bajo el brazo y en una sala de conciertos.

Fotos

Vídeos