Málaga brilla en la historia del Museo Arqueológico Nacional

El Efebo de Antequera, en el centro, es una de las piezas destacadas de la exposición. / Antonio J. Guerrero

El Efebo de Antequera y un ánfora del Cerro del Villar forman parte de la exposición que repasa el último siglo y medio de arqueología en España

Antonio J. Guerrero
ANTONIO J. GUERRERO

Durante seis meses, los visitantes al Museo Arqueológico Nacional (MAN) pueden contemplar una exposición conmemorativa del 150 aniversario del edificio, entre cuyas piezas destaca El Efebo de Antequera y un ánfora hallada en el Cerro del Villar, los dos ‘embajadores’ de la provincia en esta iniciativa bajo el nombre de ‘El poder del pasado. 150 años de arqueología en España’.

Desde hoy y hasta el próximo 1 de abril, el MAN ha querido plasmar un homenaje a la historia y a la evolución de la ciencia arqueológica en España en los últimos 150 años, que según el comisario de la muestra Gonzalo Ruiz Zapatero, catedrático de Prehistoria de la Universidad Complutense de Madrid, «recorre siglo y medio de historia a través de una extraordinaria selección de 150 piezas, auténticos tesoros de la arqueología española procedentes de alrededor de 70 museos, instituciones y colecciones privadas», entre ellas el Museo de la Ciudad de Antequera y el Museo de Málaga.

La exposición se distribuye en tres apartados: la segunda mitad del siglo XIX (1867-1912) como inicio de las técnicas de investigación, su consolidación como disciplina (1912-1960) y su evolución científica hasta nuestros días (1960-2017), donde se muestran los cambios conceptuales y metodológicos que ha experimentado la arqueología en el último siglo y medio.

La muestra reúne piezas procedentes de más de 70 instituciones de todo el país

Ruiz Zapatero explicó ayer que escogió El Efebo de Antequera para esta gran exposición «porque si no es la más impresionante, es una de las más destacadas esculturas españolas del mundo romano en bronce». Sobre la figura, apuntó el comisario de la muestra: «Bebe en fuentes clásicas, encuentra el modelo por ejemplo de tipo griego, pero indudablemente es una pieza extraordinaria con una historia tan bonita que hay también a través del descubrimiento y cómo de alguna manera Antequera se implica en la defensa de su propio patrimonio».

Patrimonio compartido

Sin salir del ámbito patrimonial antequerano, el director general de Bellas Artes, Luis Lafuente, destacó el papel de la Unesco para proteger los lugares arqueológicos como el Sitio de los Dólmenes de Antequera, declarado Patrimonio Mundial el julio del año pasado. «En el año 2000, la Unesco hizo un llamamiento sobre ciertas tipografías arqueológicas que no estaban representadas en la lista de Patrimonio Mundial, entonces España reaccionó bien para inscribir Altamira y Antequera», a las que apunta que desde el Gobierno central van a ofrecer líneas de ayuda presupuestaria para su puesta en valor.

La Lex Flavia y Urania, las otras joyas malacitanas

A. J. L. El Efebo de Antequera y la vasija hallada en el Cerro del Villar no son los únicos tesoros procedentes de la provincia de Málaga que muestra el Museo Arqueológico Nacional (MAN). Muy al contrario, la colección del museo brinda diversas piezas halladas en la provincia, entre las que destacan dos tesoros del patrimonio malagueño que, eso sí, hay que contemplar en la capital madrileña: la Lex Flavia Malacitana y la escultura en mármol de Urania.

El año pasado surgió una campaña en favor del traslado de la Lex Flavia al Museo de Málaga, a raíz de la inauguración de este equipamiento. Las dos planchas de bronce datadas en el siglo I y descubiertas en una colina de El Ejido en 1851 constituyen el acta fundacional de la ciudad. El texto ofrece un fragmento de una suerte de código civil que debía regir la convivencia e el «Municipium Flavium Malacitanum». Por el momento, las ‘tablas de la ley’ malacitana siguen en el MAN.

En cuanto a la diosa Urania, la talla de la musa de la Astronomía formó parte de la Colección Loringiana, que abre la sección de Arqueología del Museo de Málaga, si bien desde principios del siglo XX forma parte de los fondos del MAN. Hace una década, regresó a ‘casa’ en una exposición en el Palacio Episcopal.

Por su parte, el alcalde de Antequera, Manuel Barón, se desplazó a la inauguración en el Museo Arqueológica Nacional y glosó la participación antequerana: «Lógicamente para hacer una exposición de este rigor tienen que pedir a las ciudades las piezas más importantes de la arqueología, y «el Efebo de Antequera es una de las mejores piezas que tiene España».

Barón hizo alusión además a la conversación mantenida con el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, durante la inauguración de ayer: «Nos ha agradecido, como a todos los ayuntamientos, que hayamos cedido nuestras mejores piezas para celebrar este aniversario del MAN, en el que se muestra la riqueza de toda España».

Fernando Benzo, Gonzalo Ruiz Zapatero e Íñigo Méndez de Vigo contemplan el ánfora procedente del Museo de Málaga / . Ministerio de educación, cultura y deporte

No en vano, la muestra está compuesta por 150 piezas procedentes de alrededor de 70 museos, instituciones y colecciones privadas que de manera «entusiasta» han prestado «algunas de sus joyas más preciadas y bienes culturales que representan todo el territorio nacional», como resumió ayer el comisario.

Fotos

Vídeos