El macho ibérico es historia

Una de las fotografías incluidas en la exposición. /FRANCIS SILVA
Una de las fotografías incluidas en la exposición. / FRANCIS SILVA

Ángelo Néstore y Martín de Arriba cuestionan los modelos de masculinidad en una sugerente exposición en el Ateneo de Málaga

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Una cicatriz guarda una historia y un tatuaje, sólo la provoca. Ahí está el surco, la línea alba hundida en la carne que va del ombligo y al pubis, ensombrecido con un triángulo de vello oscuro mirando hacia abajo, hacia la primera duda. ¿Una mujer, un hombre? La mirada abre el foco y encuentra pistas, tatuajes, más pelo en el pecho, los brazos fornidos. Pero la bomba de racimo ya se ha esparcido en la cabeza y la mirada del que mira hasta quedar anclada en la curiosidad. La duda.

Ese cuestionamiento esencial es la semilla que brota en '(Cun't) be a man', la exposición inaugurada ayer en el Ateneo de Málaga y firmada por el poeta Ángelo Néstore y el fotógrafo y diseñador Martín de Arriba, que plantean en sus versos y sus imágenes un cuestionamiento tan radical como sutil de los modelos de masculinidad heredados de la tradición.

«Por la mañana abandono mi sexo. / Al atardecer vuelvo / cuando me desnudo para entrar en la ducha», lanzan desde la pared los versos de 'E io chi sono?', el poema incluido en el libro 'Actos Impuros' que el año pasado le valió a Néstore el prestigioso Premio Hiperión. Y junto a las palabras de Néstore, las imágenes de Martín de Arriba, cuerpos desnudos en claroscuro, carnes mostradas y escondidas en el juego de la identificación, de la identidad, planteado desde el propio título de la muestra: '(Cun't) be a man'. Porque 'cunt' significa 'coño' en inglés, pero suena muy parecido a 'can't', que quiere decir 'no puedo'. Y entre el no puedo y el no quiero, aquí gana la segunda opción, sobre todo si 'ser un hombre' significa mirar el mundo a través de la entrepierna.

«La idea de la exposición no es reivindicar cuerpos atípicos, sino poner de manifiesto que en realidad todos los cuerpos son anormales», brinda Néstore en la planta baja del Ateneo, que acogerá la exposición sólo hasta el próximo día 27. «Queríamos tomar el cuerpo y quitarle los atributos sexuales para dar a entender que todos los cuerpos son análogos, hermosamente anormales, y que lo que tienes entre las piernas no debería condicionar toda tu existencia», apostilla Martín de Arriba.

Entre las piernas

«Mi madre siempre dice que tengo los hombros de mi padre. / Con el vaho en el espejo el contorno es más ancho, más generoso. / Dibujo una línea recta con los dedos, con la mano la deshago», sigue el poema de Néstore antes de punzar: «En los ojos guardo la tristeza de las muñecas / que jugaron a ser hijas /y que mis padres acabaron regalando. / El agua fría me trae a mi cuerpo, / escondo el pene entre las piernas. / Mamá: ¿a quién me parezco?».

Porque los penes aquí están escondidos entre las piernas de quienes los llevan, ocultos, en esa pose que ha pasado al imaginario colectivo de un par de generaciones de la mano de una secuencia de la película 'El silencio de los corderos'. «En este momento histórico es importante reivindicar la lucha 'trans'. Nos tenemos que habituar a ver cuerpos distintos, porque tener pene o vulva no significa ser hombre o mujer», ofrece Néstore.

Lo destila uno de los tatuajes sobre la cicatriz de ese cuerpo desnudo. Tres palabras en la curva de las clavículas, un escudo de armas para la existencia: «Vive Ama Triunfa».

'(Cun't) be a man'

Autores.
Ángelo Néstore y Martín de Arriba.
Lugar.
Ateneo de Málaga. C/ Compañía, 2.
Fecha.
Hasta el día 27.
Horario.
De lunes a viernes, de 18.00 a 21.00 horas.
Entrada.
Gratuita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos