«Trump es el mayor mentiroso del mundo»

El periodista Michael Wolff durante la entrevista en Madrid./Alberto Ferreras
El periodista Michael Wolff durante la entrevista en Madrid. / Alberto Ferreras

El periodista Michael Wolff sacudió los cimientos de la Casa Blanca con el libro 'Furia y fuego', que se publica ahora en España

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Puede que para reflejar una presidencia tan caótica como la de Trump hiciese falta un libro tan polémico como 'Fuego y furia'. Su autor, Michael Wolff, de 64 años, es un viejo zorro del periodismo que se metió en los resquicios de la Casa Blanca y consiguió que decenas de fuentes le hablaran de Trump, casi siempre de forma negativa. 'Fuego y furia' llega ahora a España de la mano de la editorial Península.

-Trump intentó paralizar la publicación de su libro y amenazó con llevarle a usted a los tribunales.

-Es muy típico de Donald Trump haber intentado frenar la publicación del libro, pero no existe ninguna circunstancia en la faz de la Tierra que permita al presidente de los Estados Unidos hacer algo así. También ha amenazado con denunciarme por difamación y por intromisión en la intimidad, pero eso tampoco puede ocurrir, así que lo único que ha logrado ha sido ayudarme a vender muchísimos más libros que los que yo hubiera vendido en cualquier otra circunstancia.

-Así que usted se siente agradecido a Trump.

-Estoy profundamente agradecido.

-Cuando en Estados Unidos se publicó 'Fuego y furia' la Casa Blanca dijo que era una sarta de mentiras y que usted se había inventado muchas declaraciones. ¿Qué pensó usted?

-Yo creo que Trump es el mentiroso más grande del mundo y diciendo que mi libro estaba lleno de mentiras me ayudaba a confirmar esa idea.

-¿Cuántas veces en su vida ha hablado con Donald Trump?

-He hablado con él unas tres horas, cara a cara, a lo largo de la campaña, en el periodo de transición y ya en la Casa Blanca.

-En esas tres horas, ¿qué fue lo que más le llamó la atención de él?

-Lo más alarmante fue su incoherencia, lo que se repetía, el hecho de que un pensamiento no tuviese nexo con otro, que se sentía herido con cualquier caso. Cada vez que hablaba con él tenía la sensación de que algo iba profundamente mal. Pero me decía: 'Igual soy yo'. Pero no, no soy yo.

-¿Y en qué momento se rompió su relación con él?

-Cuando se publicó el libro.

-¿Le llamó a usted para decirle: '¡Cómo se te ha ocurrido publicar esto!'?

-No, no me llamó. De hecho, pienso que hasta que salió el libro, él pensaba que yo le iba a hacer un retrato positivo, pero estoy seguro de que antes tampoco me había hecho mucho caso.

-Trump se toma 12 latas de Coca-Cola al día. Si usted pudiera tomarse una lata con él, ¿de qué hablarían?

-Yo preveo que mañana, o dentro de una semana, o dentro de un mes, va a sonar mi teléfono y va a ser Donald Trump, que me llama para reivindicar la autoría de mi libro, ya que ha sido uno de los más vendidos en Estados Unidos. Estoy seguro de que encontrará la forma de hacer creer que el mérito es suyo y de sacar beneficio.

-Las últimas noticias sobre Trump es que su abogado ha confirmado que pagó 130.000 dólares a la actriz porno Stormy Daniels, con la que tuvo una relación cuando ya estaba casado por Melania, por su silencio, y que mantuvo otro affaire con la exconejita de Playboy Karen McDougal. ¿Va a ser el sexo lo que acabe con la presidencia de Trump?

-Durante la campaña, eso es lo que todo el mundo pensaba, sobre todo tras la aparición de la cinta en la que decía que él, por ser famoso, podía “agarrar por el coño” a las mujeres. Y es imposible y extraordinario explicar cómo pudo sobrevivir a aquello y como no ha caído ya Trump por eso, dado que ha sido un hombre cuya mayor ambición en la vida ha sido perseguir a las mujeres en concursos de belleza, agencias de modelos... Lo que hoy en día llamaríamos acoso sexual. Pero ahora Steve Bannon (principal asesor de Trump hasta el pasado mes de noviembre) cree que el objetivo final del #MeToo es Trump y el movimiento no se sentirá satisfecho hasta que derribe al presidente.

-En España no se entiende que un candidato que dice eso de las mujeres pueda ser votado por la América profunda y religiosa.

-Tampoco nosotros lo entendemos. La única explicación que se me ocurre es que durante una generación la gente se ha sentido desilusionada con la política y con los políticos y esta vez tenían la oportunidad de votar a la contra, así que literalmente votaron a una persona que nos e parece en nada, ni por temperamento, ni por carrera, ni por imagen, ni por conocimiento, a un político tradicional. Así que 'agarrarles por el coño' se convirtió de alguna forma en 'que le den al establishment'.

-Steve Bannon, la fuente de su libro que más aparece citada, cayó el desgracia tras la publicación de 'Fuego y furia'.

-Pero no fue culpa del libro. Steve ya estaba profundamente decepcionado con Trump porque durante mucho tiempo pensó que Trump era un instrumento para sus propios fines, y descubrió que Trump era sólo un instrumento de sí mismo y de su gratificación inmediata. Además, Bannon apostó muy fuerte por el candidato para el Senado por Alabama Roy Moore, un ultra que cayó por las acusaciones de acoso sexual contra él. Pero si Moore hubiera ganado, Steve habría sido el 'hacedor de reyes'. En cualquier caso, la visión de Bannon es más grande que la de Trump.

-Un tiroteo en Florida ha acabado con la vida de 17 personas. ¿Pueden estar tranquilos los defensores de las armas con este presidente?

-Absolutamente. Pueden dormir muy tranquilos. Por nada en el mundo Trump va a favorecer el cotnrol de armas.

-¿Usted ha conocido a Melania?

-No.

-¿Cree que el matrimonio entre Trump y Melania es de conveniencia?

-Creo que entre ellos existe un 'acuerdo' que hasta la llegada a la Casa Blanca ha funcionado. Es es su 'mujer trofeo' y él está muy orgullos de eso. De hecho, así se lo dice a la gente, como si fuera algo cariñoso. Pero al mismo tiempo, según ese 'acuerdo', no tienen que pasar mucho tiempo juntos, algo que te puedes permitir cuando tienes muchas propiedades inmobiliarias. Esto ha funcionado bien para ambos, pero ya no funciona tan bien en la Casa Blanca porque es bastante pequeña (risas). Por eso ha aparecido la tensión. Pero sí, ese matrimonio es lo que parece. Ellos pasan días sin verse, y no es que no se lleven bien o no satisfagan sus necesidades mutuas... Lo que ocurre es que no son las necesidades en que piensa la gente normal.

-¿Es verdad que Melania rompió a llorar cuando, en la noche electoral, se confirmó que su marido ganaba las elecciones?

-Es así. Durante toda la campaña le preocupaba mucho que Trump pudiera ganar, pero él le garantizaba que no había ninguna posibilidad para que eso ocurriera. Pero de pronto, ocurrió, y todo se derrumbó. Para ella, lo más importante es pasar tiempo con el hijo de ambos, Barron, y eso iba a cambiar. Además, aparecieron muchas historias sobre Melania que la herían profundamente. Ella no quiere ser la mujer del día a día a de Trump, no quiere ser la Primera Dama porque ese no es el acuerdo que tenían.

-Parece que la hija predilecta de Trump, Ivanka, y su marido, Jared Kushner, son las cabezas pensantes de la Casa Blanca.

-Los hijos de Trump son muy tolerantes con su padre, pero aportan poco. La propia Ivanka no está mejor preparada que Trump. En su trayectoria no hay nada que sugiera que pueda ser la consejera de un presidente. Lo mismo sucede con Kushner. Es absurdo. Respecto a que desarrollen sus propias carreras políticas, no es fácil decir algo porque pueden tener problemas con la justicia, pero ¿quién sabe? En estos momentos, ella ya tiene más experiencia política que su padre cuando llegó a la Casa Blanca.

-¿Tiene Putin información realmente comprometedora sobre Trump?

-No lo sé. Lo que sí creo es que muchas personas de su entorno y él mismo han hecho cosas realmente imbéciles en su relación con Rusia y los rusos. Tienen una lista de cargos enormes. Habiendo dicho esto, una teoría es que el fiscal Bob Mueller, que investiga sus vínculos con Rusia, puede tener difícil demostrar que hubo una conspiración. Es obvio que Trump y todo su séquito hicieron cosas necias con Trump, pero no se si sabe si hubo conspiración porque para ello sería necesario que hubiera un plan, y ellos son demasiado estúpidos para tener una estrategia.

-¿Cuáles son los puntos débiles de Trump?

-Todos. Es el presidente de los Estados Unidos y no sabe leer, o por lo menos, se niega a hacerlo, no escucha a la gente, no sabe nada de nada. Francamente, es tonto.

-Pero para llegar a ser presidente de Estados Unidos, algo tendrá que tener...

-Eso es lo que todo el mundo suponía y cuando llegó a la Casa Blanca, muchas personas se fueron a trabajar con él pensando eso. Pero pasado el tiempo, todos han llegado a la conclusión de que no estaba capacitado. Lo único que hace bien Trump es intentar siempre ser el centro de atención.

-Él ha escrito de sí mismo que es un genio y media humanidad piensa que está loco...

-Está loco, sin duda. Y desde luego, no es un genio. Literalmente, es estúpido. No sabe nada.

-¿Cumplirá los cuatro años de mandado, tendrá incluso dos mandatos o puede haber un 'impeachment' en cualquier momento?

-Yo creo que hay un 33% de posibilidades de que le imputen, un 33% de posibilidades de que dimita bajo la sombra de la vigesimoquinta enmienda, que puede declarar incapacitado a un presidente, y un 33% de que 'cojee' hasta el final de su mandato. Pero hay un 0% de posibilidades de que consiga otro mandato y un 0% de que decida presentarse.

-¿Por qué no quiere presentarse a la reelección?

-Él comprende que ya ha ganado, así que ¿por qué arriesgar? Cuando yo le pregunté sobre sus metas, me dijo que su objetivo era convertirse en el hombre más famoso del mundo y, desde luego, eso lo ha logrado.

-¿Es un niño?

-Sí, es la descripción que todos hacen de él. Solo busca la gratificación inmediata.

-La escritora James Carol Oates dice que su libro es el más divertido que ha leído en mucho tiempo. ¿La situación en la Casa Blanca es una comedia, además de una tragedia?

-Es ambas cosas. Algunas personas dicen que es 'House of Cards', pero es 'House of Cards' mezclada con 'Veep'. ¡Es demasiado increíble!

-¿Ha hablado con el profesor canadiense que publicó hace años un libro titulado también 'Fuego y furia' y que ahora ha vendido miles de ejemplares aprovechando la confusión?

-Sí. Me gusta repartir el éxito.

-Con todo lo que ha contado de Trump y todo lo que sabe de él, ¿usted tiene miedo de que le pase algo?

-No, no tengo miedo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos