Simón Partal: «La poesía tiene que valer para entender que la vida es un privilegio»

Simón Partal presenta hoy en el CAL su libro ‘La fuerza viva’. /Sur
Simón Partal presenta hoy en el CAL su libro ‘La fuerza viva’. / Sur

El autor malagueño presentará mañana en el CAL su libro de poemas ‘La fuerza viva’, que le ha valido el Premio Arcipreste de Hita

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Es una buena visita, pero una mala casa. Un lugar acogedor durante el tiempo justo, hermoso desde el propio nombre si uno es capaz de no rascar en la superficie. Porque debajo asoma la tasa de paro más alta de Francia, de drama diario de la inmigración en el pico del mapa más próximo a Reino Unido, la soledad de un pueblo huérfano de librerías.

Hasta allí, hasta Boulogne-sur-Mer (Bolonia sobre el mar), arribó Alejandro Simón Partal como lector en la Universidad Litoral. Desde aquella distancia vivió la grave enfermedad de su padre, la soledad rutinaria, la fiereza del entorno, las horas muertas que quiso llenar con poemas a partir de un tesón casi funcionarial. El resultado cobró forma de libro en ‘La fuerza viva’ (Pre-Textos), que hace casi un año le valió el Premio Arcipreste de Hita y que mañana presentará en el Centro Andaluz de las Letras (19.30 horas, entrada libre) junto al también poeta Ben Clark.

El amor, la ausencia y la relación con el padre surcan los poemas de ‘La fuerza viva’. Aunque, quizá, la espina dorsal haya que ir a buscarla en otra idea: la esperanza. La misma que desprenden las palabras de Simón Partal (Estepona, 1983): «La poesía vive el mejor momento de los últimos 30 años. Nunca se han publicado más libros de poesía, nunca ha habido más jóvenes escribiendo poesía y nunca se han vendido más libros de poesía. La poesía tiene ahora un género que es el ‘best seller’, algo que no había pasado hasta ahora».

Las claves

El libro

Autor: Alejandro Simón Partal (Estepona, 1983).

Título: ‘La fuerza viva’.

Editorial: Pre-Textos.

Páginas: 54.

Galardón: El libro obtuvo el Premio de Poesía Arcipreste de Hita 2016.

La cita de hoy

Encuentro: Simón Partal presenta ‘La fuerza viva’ junto al poeta Ben Clark.

Lugar: Centro Andaluz de las Letras (C/ Álamos, 24).

Día y hora: Mañana miércoles, a partir de las 19.30 h.

Entrada: Gratuita.

«Eso también crea un conflicto que me parece realmente pesado –prosigue el poeta–, sobre si esa poesía es mejor o peor, pero lo cierto es que hay jóvenes interesados en esa poesía y a partir de ahí pueden llegar a otros lugares. Porque la poesía tiene que valer para entender la belleza del mundo, para entender que estar vivo es un privilegio y que lo único que nos justifica en esta vida es el amor».

Un amor que en ‘La fuerza viva’ se viste con topa de diario para agazaparse en las pequeñas cosas. «Yo, que podría ser uno de ellos,/ uno de los que marchan/ sin más patrimonio que la inmediatez/ de un miedo difuso,/ de un dominio abierto,/ elijo este lado de perfiles,/ esta condena de afectos,/ de quien inventa en unos gestos/ rostros a los que deberse,/ sólo por el hecho de hallar una razón,/ un país, una costumbre acaso,/ donde el crujido de lo real/ acuda a todo lo predecible», escribe Simón Partal en el poema ‘Son sólo unos pocos’.

Hacia lo pequeño

Una «sumisión hacia lo pequeño» donde Simón Partal se desmarca de la querencia por gustar a cualquier precio: «En la literatura se habla de una forma casi afectada y con una peligrosa normalidad de que, según el número de seguidores que tengas en redes sociales, tienes posibilidades de publicar en algunos lugares. Al final se trata de una cuestión muy básica: las editoriales son empresas que quieren vender libros como los churreros quieren vender churros».

«Así es el sistema capitalista en el que vivimos. No hablo de aceptarlo y agachar la cabeza. Vivimos momentos de fracaso que son fundamentales para entender los momentos de felicidad. Creo que el silencio, el fracaso entendido como no estar siempre presente, son fundamentales para desarrollar los momentos en los que la suerte está de cara», defiende el autor de ‘El guiño de la chatarra’ (2010), ‘Nódulo Noir’ (2012) y ‘Los himnos abdominales’ (2015), todos ellos publicados en la editorial Renacimiento.

«En la poesía se ve esa necesidad de gustar o de estar en algunos sitios. Está bien que todos tengamos nuestra vanidad, pero al final cuando pasa el tiempo donde pretendemos estar no es el sitio que nos va a dar el confort que buscamos», defiende Simón Partal.

En sus búsquedas, el poeta compagina su actividad literaria con su faceta como investigador académico y ambos caminos han confluido en ‘La fuerza viva’. «He trabajado sobre ideas como la fe y la felicidad en la literatura y eso me ha ayudado, a pesar de que en mi generación la figura de Dios está un poco denostada o se usa de forma a menudo conflictiva. Sin embargo, a mí me sirvió mucho y desde esa búsqueda he encontrado los afectos, porque al final la poesía es un ejercicio de búsqueda del amor y de la felicidad».

Una indagación que en su caso suele desembocar en palabras, versos como una trinchera de bandera blanca. «Y desde aquí aceptar todo lo que venga./ Celebrar el justo descalabro de todas las cortezas».

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos