El Quijote inspiró a Shakespeare

José Enrique Gil-Delgado, autor del libro. /Sur
José Enrique Gil-Delgado, autor del libro. / Sur

José Enrique Gil presenta su novela histórica que relaciona al dramaturgo inglés con Cervantes por el personaje de Cardenio

PATRICIA PINEDA

¿Y si Shakespeare se sirvió de una de las historias secundarias de El Quijote? Esta pregunta ha llevado a José Enrique Gil a escribir ‘...Y Shakespeare leyó El Quijote’, una novela histórica basada en el hecho real de que Shakespeare se inspiró en un personaje llamado Cardenio de El Quijote para escribir una obra teatral junto a John Fletcher. Esta obra de teatro se llamaría ‘La historia de Cardenio’, y desapareció parcialmente durante el incendio del teatro ‘The Globe’ el 29 de junio de 1613. Posteriormente esta obra apareció en la herencia de un lord inglés, por lo que durante muchos años fue considerada la ‘obra perdida de Shakespeare’.

... Y shakespeare leyó El Quijote

Autor:
José Enrique Gil-Delgado.
Estilo:
Novela Histórica. Editorial: Ediciones de la Torre. 376 páginas. España. 2016.
Precio:
19,00 euros.

Hace tres años que José Enrique se sumergió en una investigación sobre la relación de estos dos genios literarios, y que finalmente le llevó a escribir esta novela histórica, en la que el dramaturgo inglés y el novelista español se reúnen en el ‘Royal Saint Alban’s College’ en Valladolid para reescribir juntos ‘La historia de Cardenio’. Para ello, ha trabajado con académicos del ‘Royal Shakespeare Company’, que también sostienen que Shakespeare se inspiró en el personaje de El Quijote, Cardenio. Este libro es para cualquiera que le interese estos autores, y busque conocer más sobre ellos, ya que «existen referencias de que hubo una vinculación real entre ellos», afirma José Enrique, que además sostiene que puede que Shakespeare leyese la primera producción de El Quijote en 1612, lo que hizo que se inspirase para escribir su obra de teatro junto a John Fletcher, ya que el dramaturgo solía fijarse en personajes de otras novelas a la hora de escribir.

Y es que existen evidencias, como que Shakespeare se hiciese con una traducción al inglés de la obra de Cervantes, o que ambos autores se hubiesen cruzado en el universo de las letras. Los más escépticos afirman que esto no es posible, pues en su época, Inglaterra y España eran imperios rivales.

Gil-Delgado acaba de terminar además la segunda parte, complementaria de la primera, titulada ‘...Y el Quijote inspiró a Shakespeare’, que aún no está editada, pero sí todas las maquetas finalizadas. Con ambas novelas pretende ampliar el conocimiento de los lectores interesados en tan grandes autores.

Fotos

Vídeos