La policía baraja que la muerte del autor malagueño Nacho Albert se deba a causas accidentales

Nacho Albert, en una imagen de archivo / SUR

El cadáver del autor de la novela ‘Un Quijote en La Habana’ fue encontrado bajo un coche en la plaza de la Victoria

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

«¿Quién es el niñato que ha escrito eso?», se preguntaba con humor hace unos meses en las páginas de SUR el polifacético e incansable autor Nacho Albert (Málaga, 1974) con motivo de la presentación en el Centro Andaluz de las Letras de su primera novela, ‘Don Quijote en La Habana’. Y lo hacía porque la publicación se producía quince años después de escribir y ganar con este relato el Premio Ciudad de Alcalá de Novela. Una larga espera que no había dejado pasar sin una frenética actividad, que lo llevó a dirigir cortos y obras teatrales, escribir guiones y relatos, ganar certámenes de poesía y preparar el que iba a ser su debut en el largometraje. Una carrera que se ha detenido bruscamente después de que este miércoles por la noche su cuerpo apareciera bajo un coche aparcado en la calle Altozano.

Tras el aviso de un viandante que reparó el pasado miércoles noche en la presencia de un cuerpo inerte bajo un vehículo, la Policía abrió una investigación sobre la aparición del cadáver, que fue identificado como el de Nacho Albert, vecino del barrio de la Victoria. Los agentes descartaron ayer que se tratase de una muerte criminal, barajándose el fallecimiento accidental como principal hipótesis del fallecimiento. Los resultados de la autopsia determinarán las causas de la muerte del escritor y cineasta, según informaron ayer desde la comisaría. Según informa la familia, el sepelio tendrá lugar este viernes a las 17.00 horas y el velatorio se realizará en la sala 14 de Parcemasa.

Cine, teatro, novela, poesía y publicidad ocuparon la actividad de Nacho Albert, que comenzó dedicándose a los versos y el relato breve. Su nombre fue incluido en ‘Frontera Sur. Antología de jóvenes poetas malagueños’ y en ‘Ficción Sur. Antología de Relatistas Andaluces’, después de publicar ‘Clara en el espejo y nueve instantáneas’ (Premio de Relatos Gustavo Adolfo Bécquer), ‘La progresión del vacío’ (Finalista del Certamen Internacional de Poesía Rafael Pérez Estrada 2002), ‘Calendario de amantes y sombras’ (Premio Certamen Internacional de Libros de Relatos de Badajoz 2004) y ‘Cartografía del desamor y otro relatos’ (Premio de Libro de Relatos Ciudad de Coria 2008).

Albert preparaba su primer largometraje y la publicación de ‘La memoria de las flores’

Paralelamente, Albert desarrolló una intensa actividad como director de cortometrajes, con títulos como ‘El jinete austero’, ‘El mar apagado’ o ‘Leones’, que pretendía culminar con su debut en el largometraje, ‘Paleños’, una comedia cofirmada junto al también autor Francisco Bernal y que se ambientaba en el equipo de fútbol del popular barrio malagueño. No obstante, Nacho Albert se lamentaba hace pocas fechas que, ante la dificultades de producción, los rodajes de ficción en Málaga estaban condenados al «cine de guerrillas».

A la espera de que la financiación llegara para este proyecto, Albert se volcó en el teatro con una «obra en serie», ‘Nightshoot’, un innovador formato que constaba de tres capítulos que fueron estrenados consecutivamente en Málaga en 2016 con el protagonismo de Irene Sánchez, Luis Centeno y Virginia Nölting. Además, el pasado mes de abril dirigió la obra ‘Monogamia’, con producción de Factoría Echegaray y el protagonismo de Miguel Guardiola y Francisco Pozo.

Tras saldar la cuenta pendiente con su primera novela y verla por fin publicada, Nacho Albert ultimaba su segunda novela, que se situaba en las antípodas de la escrita por aquel «niñato» que tenía su mismo nombre. Se trataba de un viejo proyecto cinematográfico, que llevaba por título ‘La memoria de las flores’ y que narraba una historia que sacaba del olvido los 120.000 desaparecidos en España en la posguerra. «Fue un guion que me compraron hace una década, pero es un tema engorroso y la única forma de culminarlo es con una novela», aseguraba.

Fotos

Vídeos