Paul Levitz: «El mundo en el que triunfó Superman no es el mismo de 'Juego de Tronos' y 'Girls'»

Levitz posa en la Heroes Comic Con Madrid. / Virginia Carrasco

«Ves que Harley Quinn va para abajo con un hombre que ha abusado durante décadas de su posición; es el momento de tumbar a esos bastardos», lanza el expresidente de DC Comics

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

Hay un pequeño tipo de Brooklyn que podría haber acabado con Batman, Wonder Woman y Superman con solo mover un dedo. O haber eliminado a sus villanos con solo ordenarlo. Sin embargo, Paul Levitz (Nueva York, 21 de octubre de 1956) sólo reparte sonrisas, consejos y entierra cualquier deseo de matanza con buen humor como en esos 35 años que lleva trabajando en DC Comics, la compañía de la que fue presidente desde 2002 hasta 2009.

«Era uno de los mejores trabajos del planeta y posiblemente el mejor trabajo para el que que yo he estado capacitado. Había días en que, como en cualquier otro trabajo, habría matado a alguien si pudiera. O estaba frustado con algún proyecto concreto. Pero al final del día miraba la lista de llamadas que tenía que devolver y veía a Chris Nolan, Neil Gaiman, Neil Adams... y el chaval de 14 años que hay en mí me decía: 'Cállate y deja de quejarte. Nunca habrías imaginado que llegarías a trabajar con toda esta gente'», cuenta sobre su presidencia relajado con algunas risas en Madrid antes de darse un paseo para curiosear en la Heroes Comic Con.

«Un príncipe guapo no es una buena solución»

A sus 61 años, sabe que el éxito de las viñetas está asociado al éxito en la caza de tendencias. Por eso, se detiene en dos mujeres que han emergido en los últimos tiempos. Primero, señala a La Mujer Maravilla. «Wonder Woman ha sido un gran personaje durante muchos y muchos años. Es más popular ahora que nunca. Eso es porque ahora conecta con algo, con cierta mentalidad. Es algo que no puedes prever y una de las razones por las que el mundo del cine y la televisión es tan difícil. Se tiene que adivinar qué es lo que le gustará a la gente a un par de años vista para poder adelantarse y ofrecerérselo. Es algo maravilloso de ver», apunta sobre Diana Prince.

Después, es el turno para la novia sociópata del Joker. «Hay un maravilloso estudio psicológico de una chica alemana que se podría traducir algo así como 'la cultura que está en el aire'. Es la pregunta del momento. Harley Quinn fue presentada como personaje hace un par de décadas. A la gente le gustaba, pero no puedo decir que fuera parte importante del universo de DC hace 20 años. Entonces, se vuelve a presentar o se cambia su apariencia o tienes a un maravilloso actor o actriz como Margot Rabbit hizo en 'Escuadrón Suicida' y algo cambió al momento», avisa Levitz.

Si a finales de los setenta el amor estaba en el aire con John Paul Jong, ahora las reivindicaciones feministas impregnan la atmósfera. «Creo que al menos en América realmente se ha transformado el momento para las mujeres jóvenes. Viendo la reacción de Frozen, por primera vez no está buscando un príncipe apuesto como solución a sus asuntos... De hecho, un príncipe guapo no es una buena solución para nada. Ves que Harley Quinn va para abajo con un hombre que ha abusado durante décadas de su posición. Pero los nuevos ejecutivos o productores o directores o muchos de los hombres que han estado implicados no tienen que ser unos imbéciles durante mucho tiempo. Ahora los derechos de las mujeres están mejorando y dicen que es inaceptable, es el momento en el mundo para tener una oportunidad para coger sus mentiras, que no las ataquen y tumbar a esos bastardos. Creo que Harley Quinn tiene algo que hacer con ese mismo tipo. Creo que es un momento fascinante», explica quien también ha sido guionista y editor en DC a la par que historiador de tebeos.

Mitos en el mundo actual

Contrasta su cercanía y humildad con su lista de éxitos. Ya en los ochenta ayudó a contratar a Marv Wolfman (Crisis en Tierras Infinitas), Alan Moore (Watchmen), George Pérez (Wonder Woman), Keith Giffen (Lobo), John Byrne (Superman) y Karen Berger (creadora de Vertigo). Entonces, DC logró sobrevivir y plantar cara a Marvel y las compañías de cómics emergentes. De vez en cuando se encarga de algún guion de 'La Legión de Superhéroes' y es un reputado historiador de la novela gráfica -ha publicado 'Will Eisner: Maestro de la Novela Gráfica' (Norma) y ganó un Eisner por '75 Years of DC Comics: El arte de crear mitos modernos' (Taschen)- . Para las tareas creativas Levitz se reconoce más capacitado para jugar con personajes ya existentes que para idear algo nuevo.

Lo que tiene claro Levitz es que no tiene muchas ganas de regresar a lo alto de la batcueva en que se elige el destino de los superhéroes y supervillanos. «No quiero otra oportunidad. Llevo casi 40 años en el equipo de DC... Todavía soy un consultor suyo, todavía escribo algún proyecto para ellos... Se han portado muy, muy bien conmigo», insiste el norteamericano.

«Es el turno de otro. Es más, debería ser el turno de otra persona. En cualquier medio, lo que le gusta a la gente cambia a lo largo del tiempo. Cuando yo era joven había un programador de televisión llamado Fred Silverman que era el hombre del instinto de oro. Siempre sabía qué programa sería un éxito. Pero yo creo que hoy en día no acertaría ni aunque le fuera la vida en ello. El mundo en el que se creó 'All in the Family' (Todo en Familia) no es el mismo de 'Juego de Tronos' o el 'Girls' de Lena Dunham. El mundo en el que triunfó Superman no es el mismo que el que acogió al 'Sandman' de Neil Gaiman y ciertamente es diferente del de Lauren Redniss y 'Radioactive'», compara Levitz. «Necesitas gente que sepa descifrar el cambio de gustos, cruzar los dedos y esperar que tu equipo sea capaz de verlo y adaptarse, pero todo el mundo tiene un límite en saber descrifar eso. La gente habla de si estuve o no el tiempo adecuado, pero cualquier compañía necesita renovarse cada cierto tiempo. Es lo que hace que todo se mantenga fresco, interesante y relevante para la cultura popular».

Palabra de presidente. Palabra de quien ha tenido entre sus manos a los salvadores del universo.

Portada de 'Superman/Batman vol. 06: Devoción'.
Portada de 'Superman/Batman vol. 06: Devoción'.

Sus lecturas favoritas

«Me gusta leer los cómics que se atreven a experimentar y jugar con el género, los que están al límite. Lauren Redniss y su libro 'Radioactive', por ejemplo, que no es una novela gráfica pero tampoco es exactamente un cómic. Es una cosa gráfica con la que estoy fascinado y estoy disfrutando. También otros cómics brillantes y más tradicionales pero que están alcanzado a un público diferente y nuevo como es 'American Born Chinese' de Gene Luen Yang o 'Smile' de Raina Telgemeier. No tanto porque es algo que quiera leer sino por la diversidad de gente que está atrayendo como nuevo público. Y porque esas habilidades de las que yo hablo, que respeto y que disfruto están siendo usadas inteligentemente y son capaces de atraer nueva gente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos