Paloma Bordons gana el Premio de Literatura Infantil 'Ciudad de Málaga'

Su obra 'El Gallimimus' se ha impuesto en la octava edición, la que más ejemplares ha recibido

SUR MÁLAGA.

Paloma Bordons ha sido la ganadora del octavo Premio de Literatura Infantil 'Ciudad de Málaga' en la modalidad de narrativa con la obra 'El Gallimimus'. Esta ha sido la edición que más ejemplares ha recibido: un total de 124 obras --25 más que el pasado año--, con lo que continúa la buena acogida de este Premio. Las obras participantes proceden de 32 ciudades españolas, así como de Alemania, Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, Francia, Gran Bretaña, Puerto Rico y Estados Unidos.

El premio se ha incrementado esta edición a 8.000 euros -2.000 más que años anteriores- y su publicación la realiza el Grupo Anaya en la colección 'Libros singulares'. El nombre de la ganadora lo dio a conocer el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ayer en una rueda de prensa en la que ha estuvo acompañado por la Concejala de Cultura y Educación, Gemma del Corral; la presidenta del jurado, Maite Carranza; el director de Anaya Infantil, Pablo Cruz, y el coordinador del premio, Antonio Gómez Yebra.

El jurado se reunió ayer para dilucidar cuál ha sido la mejor obra de las presentadas esta edición. Bajo la presidencia de la escritora Maite Carranza, el jurado estuvo integrado por Pablo Aranda, escritor malagueño y ganador de la segunda edición de este premio; Jacqueline de Barros, escritora y editora; el director de Anaya Infantil y Juvenil, Pablo Cruz; y el coordinador del premio y escritor Antonio Gómez Yebra.

Esta es la octava edición del Premio de Literatura Infantil Ciudad de Málaga que convoca el Área de Educación del Ayuntamiento de Málaga, que pretende con esta iniciativa promover la lectura entre los más pequeños y reconocer la importancia de la narrativa para el público infantil.

Paloma Bordons nació en Madrid en el año 1964. Tiene estudios de Ingeniería Técnica Forestal y de Filología Hispánica. Es madre de dos hijos y actualmente vive en Inglaterra.

Trabajó como documentalista en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Publicó su primer libro para niños en 1987 y desde entonces ha seguido escribiendo y también ha ilustrado varios de sus propios libros.

En 1992 pasó dos años en Bolivia, colaborando con la Secretaría de Educación boliviana y allí escribió 'La tierra de las papas', utilizando como materia prima todas las cosas que veía a su alrededor. Posteriormente viajó a Argentina, Suiza e Inglaterra.

Ha publicado cerca de 40 obras para niños y jóvenes. Ha sido finalista del premio Barco de Vapor en tres ocasiones (1986, 1990 y 1997) y ha recibido el accésit del Premio Lazarillo de Literatura Infantil por un libro de poesías ('Hojas de líneas cojas', 1994). Ha sido ganadora de los premios Edebé y Barco de Vapor de literatura infantil, ambos en 2004.

Fotos

Vídeos