«Lo del País Vasco fue más grave que lo de Cataluña»

Lorenzo Silva y el coronel Manuel Sánchez. :: óscar Chamorro

El coronel de la UCO, Manuel Sánchez, y el escritor Lorenzo Silva recorren medio siglo de lucha contra ETA en 'Sangre, sudor y paz'

MIGUEL LORENCI

Madrid. «El Pís Vasco ha vivido situaciones más graves que la que atraviesa Cataluña». Coinciden en el diagnóstico Manuel Sánchez Corbí, coronel de la Guardia Civil al frente de la Unidad Central Operativa (UCO), y el escritor Lorenzo Silva. Junto al periodista Gonzalo Araluce, son coautores de 'Sangre, sudor y paz' (Península) un libro «de parte», en que se narra la derrota de ETA desde el prisma de la Guardia Civil, el cuerpo más golpeado por los terroristas a lo largo de medio siglo. Una batalla que «se ganó con la razón» y que «cambió a España».

No creen que la situación en Cataluña «sea más grave que la que vivió el País Vasco en determinados momentos». «Nos olvidamos de que el País Vasco estaba partido, igual que Cataluña. Que el Pacto de Estella colocó al PNV en el bando de ETA y ante unas elecciones en las que los nacionalistas tenían el 60% de los votos y los constitucionalistas el 40. Encima se mataba y las calles del País Vasco eran intransitables. Los guardias no podían vivir. Eso lo hemos olvidado», dice Sánchez.

«Para mí, todavía en Cataluña no estamos en eso y no estaremos nunca», dijo Sánchez, que confía en que «la situación se resolverá». Constató que la moral de los agentes destacados en Cataluña «sigue alta». «Aporta tranquilidad saber que la justicia está de nuestra parte, que nos asiste la razón y que estamos dentro de la ley», dijo.

«Cataluña tiene un aspecto muy aparatoso que no se produjo en el País Vasco: la insurrección constitucional de un gobierno autonómico. El acto formal de deslealtad al orden constitucional, que nunca hzo el Gobierno vasco», apunta Silva. «Es verdad -agrega- que la situación fue mucho más tensa y mucho más sangrante en cuanto a una fractura social que, en Cataluña, tiene elementos abstractos que no tenía en el País Vasco: era continua, completísima y absolutamente lacerante», asegura el escritor.

La razón, antes que la fuerza, fue crucial para ganar la batalla a ETA. «Ha sido el arma definitiva y la más necesaria», dicen ambos. «La razón es lo que al final gana, se tarde más o menos. Aquí ha tardado más de cincuenta años, pero hay países donde no han ganado a los malos», dice el coronel Sánchez. «La fuerza sin razón requiere fuerza ilimitada y nadie tiene fuerza ilimitada», le respalda Lorenzo Silva.

El libro constata que la Guardia Civil «ha sabido de ETA más que los etarras». «Hasta los años 80 y 90 no teníamos información, y sin ella no puedes combatirlos. Pero al final teníamos tantísima que sabíamos lo que iban a hacer en cada momento», concede Sánchez. «Hemos sido un ejemplo para el mundo pero no somos capaces de reconocerlo» lamentan ambos.

Fotos

Vídeos