Pablo Aranda: «Rivera ve españoles por todos lados, pero a mí me gusta ver a gente buena y las veo de todos los colores y nacionalidades»

El escritor Pablo Aranda, ayer, antes de la presentación de su nueva novela, 'La distancia'. /FRANCIS SILVA
El escritor Pablo Aranda, ayer, antes de la presentación de su nueva novela, 'La distancia'. / FRANCIS SILVA

El escritor presenta 'La distancia', una novela con personajes desarraigados que se mueven de la intriga a los sentimientos

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Dice que la novelas le salen serias. «Trágicas». Y llama la atención porque Pablo Aranda no puede evitar el humor cuando habla. Ayer lo demostró en la presentación de su nueva novela, 'La distancia', en la que hizo dúo cómplice –y cómico– con el escritor José Antonio Garriga Vela, que presentó el nuevo libro de Aranda como una «novela negra de amor». «¡Ah!, eso es una novela negra y rosa», le contestó el autor con una sonrisa. Y así estuvieron un buen rato hasta el punto de que la hora y pico de charla y conversación se fue entre revelaciones, confidencias y carcajadas. Y eso que sólo habló del novelista que acababa de dimitir como Ministro de Cultura y del abrupto cambio de seleccionador a pocas horas del Mundial nada más que para decir que era un buen día para haber escrito una columna de opinión en SUR. Aranda solo hizo una referencia a la actualidad para hablar de los personajes de su novela que se salen del perfil medio. «Rivera ve españoles por todos lados, pero a mí me gusta ver a gente buena y las veo de todos los colores y nacionalidades», comentó el autor, que prefiere fijarse en el «club de los peritas» para componer sus personajes.

Es el caso de 'La distancia', una novela que viaja entre Tánger y Málaga de la mano de Emilio y su búsqueda de una antigua amante marroquí, Tamar. Un personaje que, como recordó Garriga Vela, asegura en la novela que «antes que marroquí soy mujer». Una condición apátrida y femenina que la conecta con la joven inmigrante de 'La otra ciudad', la novela que Pablo Aranda publicó hace quince años y que también le presentó entonces el propio José Antonio Garriga Vela.

Pablo Aranda confesó que 'La distancia' fue una «novela fracasada» que guardó en el cajón y que ha podido «salvar»

«Mis intereses son los mismos y veo que evolucionó poco porque estoy escribiendo siempre la misma novela», le contestó el autor de 'La distancia', que añadió que con sus personajes desarraigados intenta escapar de la estadística habitual: el hombre blanco, heterosexual, con familia, formado y con idiomas. Lo que el propio Aranda llama el «perfil del integrado». «Prefiero la ruptura creando personajes como el de esta mujer marroquí», relató el escritor, que recuerda que la primera imagen de la novela surgió una mañana temprano de Año Nuevo en la que sacó a pasear al perro y vio a una mujer que volvía de Nochevieja con el maquillaje corrido.

«Recuerdo el sonido de sus tacones, pero verla también con los zapatos en la mano... lo que demuestra que la memoria no es de fiar», rememoró el autor de 'Ucrania' y 'El orden improbable', que provocó con esa contradictoria foto del recuerdo la carcajada del numeroso público que acudió ayer a la presentación en el Centro Andaluz de las Letras. El caso es que aquella imagen se le quedó «clavada» y le dio pie a imaginar que la noche de aquella mujer había salido «regular», porque «volvía sola a su casa». La escena se le cruzó con un hombre que salía a correr por las montañas con su perro y allí nació esta «historia de personajes cercanos que están al borde y que pueden caerse», explicó Pablo Aranda, que añadió que, cuando terminó de escribir el manuscrito, no le convenció. Y lo mandó al cajón.

'La Distancia'

Autor
Pablo Aranda. Novela.
Editorial
Malpaso. 223 páginas. España. 2018.
Precio
19 euros.

Pero aquella «novela fracasada» tuvo otra oportunidad. «Hace tres o cuatro años la saqué y, antes de tirarla, la leí y comprobé que era salvable», argumentó Pablo Aranda que empezó por recortarle 50 páginas a las trescientas que había garabateado. Después la sometió a un proceso de «ocho o diez reescrituras» en las que terminó por encontrar la historia y el tono que le persuadieron de que finalmente aquello sí era su novela. 'La distancia' tiene 223 páginas. Incluidos los agradecimientos. «Ha sido una experiencia nueva, trabajar sobre algo ya medio hecho», confesó ayer el escritor que aseguró que es «poco perfeccionista» a la hora de escribir y que ha tenido que «aprender a corregir».

Los centímetros del deseo

El título de su último libro también fue objeto de conversación entre el autor y el presentador. Aranda aseguró que tenía una lista de 120 denominaciones diferentes y que 'La distancia' es tan atractivo que podía valer también para el libro que está escribiendo en estos momentos. «En esta novela –la recién publicada– es apropiado porque hay saltos geográficos y hombres que corren», justificó el escritor, que afirmó que nunca sabe el título de sus obras y que, de hecho, le cuesta escogerlos.

Pero 'La distancia' habla también de los trechos que hay que recorrer con los sentimientos. Y en ello puso el acento José Antonio Garriga Vela, que recordó no sólo los kilómetros que separan las ciudades del libro o los metros entre habitaciones de la novela. «También los 4 o 5 centímetros que es el grosor de una puerta que nos separa del deseo», afirmó el escritor, que se refirió también a la capacidad del autor para franquear las fronteras de los géneros con una novela negra que es una historia romántica. «La ilusión de la literatura hace que las distancias se evaporen y Pablo tiene la facultad de conseguir que la distancia entre el autor y el lector desaparezca», apostilló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos