La Academia del Nobel de Literatura, salpicada por un escándalo de acoso sexual

Ceremonia de entrega de los Nobel./Reuters
Ceremonia de entrega de los Nobel. / Reuters

Más de una veintena de mujeres afirmaron haber sido violadas por uno de los integrantes de dicha institución

COLPISA / AFP

La Academia Sueca, que designa al Premio Nobel de Literatura, se vio también salpicada por los escándalos de acoso sexual, tras la denuncia de casi una veintena de mujeres contra una figura estrechamente ligada a la institución.

Un total de 18 académicas, mujeres de académicos y algunas de sus hijas afirmaron haber sido violadas por uno de los hombres más influyentes de la escena cultural de Estocolmo, según publicó recientemente el diario Dagens Nyheter.

La ola de denuncias por acoso sexual, que comenzó en Hollywood y que se ha extendido por las redes sociales bajo la etiqueta #YoTambién (#MeToo), salpica así al mundo de las letras de uno de los países líderes en igualdad de sexos.

El nombre del presunto agresor no se hizo público para respetar la presunción de inocencia, aunque el rumor ha corrido ya entre diversos foros ‘on-line’. Casado con una escritora estrechamente ligada a la Academia Sueca, el acusado dirige un centro de exposiciones en la capital, en parte financiado por la Academia, que organiza allí las lecturas de los premiados.

Es en este espacio donde habrían tenido lugar algunas de las agresiones, cometidas entre 1997 y 2017. Varias presuntas víctimas declararon a cara descubierta y sus relatos fueron corroborados por testigos oculares, según el Nyheter.

Una de ellas afirmó haber sido violada en un apartamento de un barrio de moda de Estocolmo. "Todo el mundo sabe y ha sabido siempre" que él agredía a las chicas", aseguró la mujer. Las afectadas prefirieron callar antes que arriesgar sus carreras, debido a la relación tan estrecha que el acusado mantiene con editores, productores, directores y compositores de primer nivel.

Tras un gabinete de crisis celebrado el pasado jueves, la Academia Sueca anunció la ruptura de todos los vínculos con el acusado, al que había pagado un apartamento en un barrio céntrico de París. La Academia pondrá en marcha una investigación interna para saber si el acusado "ha tenido alguna influencia, directa o indirecta, en la atribución de premios, becas o financiación de alguna otra naturaleza".

La ministra sueca de Cultura, Alice Bah Kuhnke, lamentó haberle concedido en 2015 la medalla de la Orden Real de la Estrella Polar, reservada a los miembros de la familia real sueca o a personalidades extranjeras por sus servicios al país. El acusado no quiso ser entrevistado por agencias de noticias como AFP, aunque sí aseguró al Nyheter que es inocente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos