Mesa Toré: «He llevado a la poesía la experiencia más importante de mi vida: ser padre»

El autor ha estado casi 19 años sin publicar un libro de poesía. /Álvaro Cabrera
El autor ha estado casi 19 años sin publicar un libro de poesía. / Álvaro Cabrera

El poeta presenta su último libro en el Aula de Cultura de SUR

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

José Antonio Mesa Toré (Málaga, 1963) llevaba cerca de 20 años sin publicar. ‘La primavera nórdica’ (1998) dejó al personaje poético en una etapa de su vida de la que no ha sido ‘rescatado’ pasado todo este tiempo, cuando las vivencias de los últimos años han terminado por darle un enfoque completamente diferente a su experiencia vital. Estas son algunas de las cosas sobre las que se explayará este próximo martes 5 de diciembre a las 20.00 horas en el Centro Andaluz de las Letras (CAL), en el marco de una nueva jornada del Aula de Cultura SUR con la colaboración de la Obra Social de La Caixa.

Aula de Cultura SUR

Ponente
José Antonio Mesa Toré, escritor y director del centro Generación del 27.
organiza
Aula de Cultura de SUR, con el apoyo de Obra Social La Caixa.
lugar y fecha
Martes 5 de diciembre, a las 20.00 horas, en el Centro Andaluz de las Letras (CAL). Calle Álamos, 24.

‘Exceso de buen tiempo’, publicado en 2016 y con el que ganó el premio de poesía Ciudad de Melilla, arranca después de la finalización del anterior, ‘La primavera nórdica’. «Digamos que el personaje poético está en una edad cercana a los 40 años, y el libro llega hasta cuando el personaje ha sobrepasado los 50; en ese tiempo que podemos decir que es pasada la cumbre de la vida, pues hay muchas experiencias que son fundamentales para la vida del personaje», explica Mesa Toré en un diálogo previo a la presentación en el CAL. «Todas estas experiencias van apareciendo, así que son muchos temas esenciales para el ser humano los que aparecen en esta obra», señala.

Tal como explica el autor, el libro se inicia con una reflexión del fracaso del amor. «Acto seguido aparece un nuevo amor; y digamos que éste es mucho más verdadero. Pero como sucede siempre, y sobre todo si el amor dura mucho en el tiempo, hay luces y sombras. Yo no que querido obviar las sombras y solo haberme centrado en la parte celebrativa», admite.

Lejos de der un cliché del ‘amor maduro’, Mesa Toré señala que precisamente por la sabiduría que da la edad, cree que lo anterior, ese primer amor, era mucho más un deseo y algo más inconsciente. «Éste lo llamo así porque es en un momento que ya sabes que es una experiencia que va a ser muy importante en tu vida. Tú ya sabes que tu decision responde a algo que ya tienes muy claro. Esa madurez te hace comprender con una visión más global todo, y el amor lo sabes valorar de un modo distinto. El futuro es incierto pero la base no lo es».

En esta parte, relata en sus poemas que el proyecto es vital porque «vivimos juntos, nos casamos, y luego llega la fundación de la familia». Ahí es donde aparece su hija, que es una parte en la que se relatan dos viajes a Rusia y su visión de ese país «tan grande y tan desconcertante». «Se trataba, al fin y al cabo, de llevar a la poesía la experiencia más importante de mi vida: ser padre. Rusia protagoniza un papel muy destacado, ya que es el país de origen de su hija, y entre todas las conclusiones que sacó entonces, destaca una: «el amor de ese país por la infancia».

«El inicio de este libro es un epílogo del anterior. Pero en la segunda parte, ‘Libro de familia’, se habla del amor nuevo. La tercera lleva el título de ‘Madre Rusia’», desgrana. Por último está ‘Al sur de algún país’, en el que se relata la infancia de su hija «que me hace recordar la mía». «Son poemas celebrativos que tienen que ver con el paisaje, y más concretamente el mar. Ver crecer a mi hija, para mí, ha sido una forma de llevarme a mi propia niñez», sentencia. «Ya veremos si escribo algún capítulo más».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos