Jardín de Monos, una nueva editorial para el diseño gráfico

Txus Marcano, Alfonso Simón y Ángel Olmos, con un ejemplar./F. M.
Txus Marcano, Alfonso Simón y Ángel Olmos, con un ejemplar. / F. M.

El proyecto, formado por dos profesores de diseño y un diseñador editorial, busca compensar la falta de manuales de calidad para estudiantes y profesionales

FERNANDO MORGADO

De todas las decisiones que han tenido que tomar los tres socios de Jardín de Monos desde que iniciaran la aventura de fundar una editorial en 2016 hasta publicar su primera referencia dos años después, la más difícil ha sido sin duda elegir el nombre. «Siempre hay consenso a la hora de escoger los títulos que queremos publicar, pero al nombre le dimos muchas vueltas. Queríamos que fuese simpático y después de muchas discusiones nos dimos cuenta de que lo teníamos muy cerca. La zona del Jardín de los Monos, Compás de la Victoria y El Ejido es nuestro punto de encuentro», explica Ángel Olmos, diseñador especializado en proyectos editoriales. Olmos, nacido en Madrid en 1964, es el único del trío fundador que no imparte clases en la Escuela de Arte San Telmo. Txus Marcano (Burgos, 1970) y Alfonso Simón (Málaga, 1980) son profesores de diseño en el centro y, junto a Olmos, creadores de este nuevo sello editorial enfocado en el diseño gráfico.

De su experiencia como docentes y profesionales del sector nace Jardín de Monos, un proyecto que busca compensar la falta de manuales de calidad tanto para alumnos como para diseñadores. En sus conversaciones «de cañas», estos tres amigos se dieron cuenta de que con frecuencia no encontraban buenos libros formativos en varias disciplinas. «Intentamos que sean libros útiles para clase, que tengan contenido y expliquen y analicen de verdad los conceptos sobre las materias que impartimos» comenta Simón, aunque aclara que no quieren limitar su enfoque a la educación. De hecho, la mayoría de los pedidos que han recibido de ‘Diseño para la edición’, su primer referencia, proceden de profesionales.

Txus Marcano, tipógrafo y calígrafo, se muestra especialmente orgulloso por la buena acogida que está teniendo la editorial. «No vamos a vivir de esto, pero las ventas marchan mucho mejor de lo que esperábamos». Tal vez la principal razón sea el ajustado precio que han conseguido mantener (15 €), teniendo en cuenta que este tipo de manuales de diseño no suelen costar menos de 30 €. «No tenemos distribución a costa de encargarnos de buena parte del trabajo, pero eso nos permite reinvertir hasta el último céntimo de lo que ganemos en publicar nuevos libros y bajar los precios. Lo lamento mucho por las distribuidoras y por las librerías, pero un libro de 50 € no nos sirve para nada, no es asequible», asegura Marcano, que al igual que sus compañeros está muy concienciado con las dificultades que encuentran hoy en día muchos alumnos para hacer frente a los gastos de sus estudios.

Un clásico muy vigente

Ellos mismos se han encargado de la traducción y la maquetación de ‘Diseño para la edición’, del estadounidense Jan V. White. Un manual que empleaban para sus asignaturas y que no había sido editado en español hasta ahora. La publicación del primer libro del catálogo de Jardín de Monos ha sido celebrada por grandes nombres del sector como Enric Jardí, Clara Montagut o Diego Areso, director de arte de ‘El País Semanal’ y editor del blog de referencia del diseño editorial Quintatinta. Areso ha sido precisamente el encargado de realizar el prólogo de ‘Diseño para la edición’, al que define como «un clásico en la definición más positiva del término».

Su segunda referencia será un manual sobre diseño de tipografía del que ya han recibido varios pedidos

Mañana, a las 19:00, Jardín de Monos tendrá su presentación oficial en el Ateneo de Málaga, donde también se podrán adquirir ejemplares del manual de White. Mientras asimilan el pequeño éxito que están consiguiendo con su primer lanzamiento, los integrantes de Jardín de Monos ya trabajan en la publicación de ‘Diseñar tipografía’, de Karen Cheng, que ya publicó en 2006 la editorial Gustavo Gili, pero que se encontraba descatalogado desde 2008.

Con Jardín de Monos, Marcano, Simón y Olmos desean «aportar un granito de arena» para que al menos se atenúe la mala situación en la que se encuentran los estudios de diseño en Andalucía, que se imparten de forma experimental. «En San Telmo hay capital humano que hay que cuidar», apunta Olmos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos