El desconocido de los 100.000 ejemplares

Cola de lectores en la Puerta del Sol, esperando para que Castillo les firmara su libro. :: sur
Cola de lectores en la Puerta del Sol, esperando para que Castillo les firmara su libro. :: sur

El malagueño Javier Castillo se confirma como el fenómeno editorial del año con 'El día que se perdió la cordura'El autor revelación acumula ya diez ediciones en medio año de este 'thriller' que se autoeditó en Amazon y del que ya vendió otros 40.000 en versión electrónica

málaga. «Ayer había una enorme cola en Sol (muchas chicas) para que les firmara un tal Javier Castillo del que no había oído hablar». El editor Valentín Pérez no salía de su asombro cuando en la pasada Noche de los Libros de Madrid colgó un tuit con este comentario al ver una cola interminable de lectores como si partiera de allí el kilómetro cero de la literatura. Siguió la fila y tardo un rato en recorrer las cerca de mil personas -contadas a ojo- hasta que llegó al principio y se encontró con lo inesperado. Esperaba que estuviese Fernando Aramburu y su popular 'Patria', o alguna 'celebrity' metida a escritor. Pero no, se encontró con el «tal Javier Castillo» y quedó estupefacto no solo ante el poder de convocatoria del autor, sino ante su absoluto desconocimiento ante este fenómeno editorial del año: el debut del malagueño, 'El día que perdió la cordura' (Suma de Letras), ha superado los 100.000 ejemplares. Y subiendo.

«Yo publiqué el libro en Amazon para mis amigos y jamás me podía imaginar esta locura», confiesa Javier Castillo (Málaga, 1987) que, parafraseando su debut literario, hace esfuerzos por mantener la cordura cuando ve los números de su novela. La primera edición en formato papel de febrero de este año se vendió en una semana. Cuatro ediciones en un mes. Diez ediciones en menos de medio año. Cien mil volúmenes que se unen a los más de 40.000 ejemplares electrónicos que vendió en Internet entre 2015 y 2016 cuando apostó por la autoedición. Un fenómeno de ventas que Suma de Letras no quiso dejar pasar. «Ellos estaban convencidos del éxito en formato papel, aunque me dijeron que no espera vender tanto como en 'e-book'», relata el escritor, que no esconde su entusiasmo al superar ya por más del doble las ventas precedentes en digital.

Castillo ha sabido dar en el centro de la diana editorial con un 'thriller' atractivo y trepidante que se ambienta en Estados Unidos y que parte de una imagen poderosa: la aparición de un hombre desnudo que lleva una cabeza decapitada de una chica. «Hay gente que se me acerca con el libro y me dice que se lo ha comprado porque le encantó cuando se lo leyó en digital... y muchos me dicen: 'Ojalá hagan la película'», comenta el autor revelación, cuya novela no es difícil imaginar como secuencias de una película por su trama y por el propio texto que se podría calificar de cinematográfico.

Nuevo 'thriller' español

El escritor malagueño le ha dado muchas vueltas al éxito popular de 'El día que se perdió la cordura' y ha llegado a la conclusión de que es una novela que satisface a lectores «muy diferentes, desde los más exigentes a los que solo buscan entretenimiento». Así, Castillo reconoce ese poder adictivo que tiene el argumento «que empieza muy fuerte y que mantiene ese morbo de descubrir» lo que esconden los asesinatos. Una narración que evoluciona hacia «un lenguaje más complejo, reflexiones y referencias» -la novela incluye homenajes a García Márquez, George Orwell, Paul Auster o Stephen King- que, según dice, también convence a los lectores más literarios. «Pero esto lo he pensado reflexionando después ya que me salió así... no tengo la formula del éxito», advierte el autor que ya se encuentra ultimando su segundo 'thriller', aunque habrá que esperar hasta comienzos del año que viene para leerlo.

Por el momento, ha añadido a su vida los bolos y anda todas las semanas de aquí para allá. Castillo acaba de aterrizar de la Semana Negra de Gijón, donde lo presentaron como un autor del «nuevo 'thriller' español» y en apenas media hora firmó 200 ejemplares. «Es increíble, pero donde voy se agota el libro», explica el autor revelación que ha recorrido ya media España. Valencia, Sevilla, Granada y, por supuesto, Barcelona, donde estuvo en el día grande de Sant Jordi y su libro se vendió como rosas. Aunque lo que más le emociona es pasar por las librerías de Málaga y encontrar el volumen. «El otro día fui a El Corte Inglés y me sorprendió ver el 'booktrailer' de la novela en las pantallas del departamento de libros», afirma Javier Castillo que insiste en que su máxima aspiración era «que me leyesen los amigos».

El escritor escribió la novela durante más de un año en los trayectos en tren entre Fuengirola y Málaga para ir y volver de su trabajo como consultor de finanzas. Y aunque ahora se ha propuesto hacer de la escritura su profesión y ya tiene un rincón en casa para este fin, confiesa que sigue acudiendo al tren. «Tengo mi sitio predilecto para escribir y, cuando me lo quita algún turista o pasajero, lo miro mal», afirma con humor Javier Castillo que, como si fuera un ritual, pondrá el punto y final a su segunda novela en el tren. Tal vez, ese sea el auténtico secreto de su éxito.

Fotos

Vídeos