Cuatro de cada diez españoles nunca leen un libro por placer

ÁLVARO SOTO MADRID.

El 65,8% de los españoles mayores de 14 años lee alguna vez algún libro (ya sea por ocio o por trabajo), el 2,8% más que hace cinco años, según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros 2017, elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE). Un buen dato, aunque con una cara negativa. El 59,7% de la población lee por ocio (0,6 puntos más que en 2012), pero el 40% no lo hace nunca o casi nunca para divertirse, cifras que indican que «España ha recorrido un largo camino durante los últimos años, pero aún queda mucho por recorrer porque demasiada gente no ha sucumbido aún a los encantos del libro», sostiene el presidente de la FGEE, Daniel Fernández.

El barómetro, que reaparece tras un lustro, también muestra que el porcentaje de lectores frecuentes, aquellos que leen al menos una vez a la semana, ha crecido desde el 2012 y ya alcanza al 47,7% de la población, aunque se ha reducido el número de personas que leen todos los días o casi todos los días, que ha pasado del 31,2% al 29,9%.

Respecto al perfil del lector, continúan siendo mayoritariamente mujeres (el 64,9% de ellas lee, frente al 54,4% de los hombres), de entre 35 y 54 años y con estudios universitarios. En general, el grupo de población en el que más se lee es el de los jóvenes de entre 14 y 24 años, aunque el estudio detecta que esta afición se pierde entre los 25 y los 34 años y ya no se recupera en muchos casos hasta los 45.

El director general de Industrias Culturales y del Libro, Óscar Sáenz de Santa María, achacó el descenso de los índices de lectura entre los treintañeros a que a esa edad la población «se vuelca en otras prioridades, como su trabajo y criar a los niños», e hizo hincapié en la necesidad de «medidas de conciliación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos