Aroa Moreno: «Hay que dar voz a las escritoras. ¿Solo cuatro se han merecido el Cervantes?

Aroa Moreno visita mañana el ciclo ‘Un café cargado de lecturas’. /David Ruiz
Aroa Moreno visita mañana el ciclo ‘Un café cargado de lecturas’. / David Ruiz

La autora madrileña presenta mañana su debut en la novela, ‘La hija del comunista’, en el ciclo organizado por el Centro del 27 y el Aula de SUR

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Su protagonista es Katia, la hija de unos exiliados españoles en la Alemania soviética (RDA) que mira al mundo que se abre más allá del muro de Berlín. Una historia que rescata un escenario poco habituales cuando se habla de la diáspora que provocó la dictadura y que tiene como protagonista a una mujer con una poderosa y conmovedora historia, ‘La hija del comunista’. Una novela que tiene ese protagonismo femenino que se reivindicaba hace un par de noches en los Goya, pero que en realidad es una cuenta pendiente de la cultura y de la propia sociedad. También de la literatura. Por ello, la poeta, periodista y narradora Aroa Moreno no duda en reclamar un papel más importante para las autoras en el mundo editorial. «Basta con repasar los listados de premios, los nombres de los que forman parte de la Real Academia o los que han ganado el Cervantes. «¿Solo lo han merecido cuatro escritoras en estos más de cuarenta años?», se pregunta.

Un café cargado de lecturas

Autora
La escritora Aroa Moreno Durán protagoniza la sesión del ciclo ‘Un café cargado de lecturas’.
Organiza
Aula de SUR y Centro de la Generación del 27, con la colaboración de Obra Social La Caixa.
Fecha
Mañana, miércoles 7, a las 20 horas, en Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia (calle Ollerías, 34).

La autora, que participa mañana en una nueva sesión de ‘Un café cargado de lecturas’, un ciclo organizado por el Centro de la Generación del 27 y el Aula de Cultura de SUR, con el apoyo de Obra Social La Caixa, no tiene dudas al contestar su pregunta y considera que «se ha valorado más el trabajo de los hombres y hay que dar voz a las escritoras». Un mayor protagonismo que «poco a poco» se está consiguiendo y que necesita de llamadas de atención como la gala de los Goya del pasado fin de semana.

En esa mayor presencia figura por méritos propios la propia Aroa Moreno que, cambió los versos «impulsivos» que hasta ahora habían acompañado su trayectoria, por este debut en la novela que ha sido ‘La hija del comunista’, que editó a comienzos del pasado año Caballo de Troya, el ello más independiente del grupo editorial Penguin Random House. Tres ediciones han saludado este debut de la escritora madrileña que, el pasado mes de diciembre, se encontró con una noticia inesperada al ganar el Premio El Ojo Crítico. «No me había presentado y ha sido emocionante ya que además le ha dado una nueva oportunidad a la novela», señala la autora, que se encontró con esta historia tras unas largas conversaciones con el poeta y comunista Marcos Ana, el preso que se mantuvo más tiempo en las cárceles del franquismo.

Berlín y otros muros

«Frente a los habituales casos de México o Rusia, me habló del exilio de españoles en la Alemania soviética, un capítulo muy desconocido», reconoce Aroa Moreno, que muestra en esta novela como las «posiciones políticas y lo que se decide en un despacho afecta a las personas». Es el caso de ese muro que partió Berlín, pero también la vida de la ciudad y sus habitantes. «El desarraigo es lo que vive la protagonista, que va buscando el resplandor de la libertad por encima del muro y cuando llega al otro lado se da cuenta de que no hay represión, pero hay otro tipo de cadenas», revela la autora, que también se refiere a la vigencia de esas fronteras de piedra y vergüenza.

«Seguimos teniendo muchos muros en el mundo y no hace falta irse lejos porque también en el sur de nuestro país los tenemos», afirma en referencia a la valla de Melilla, una zona en la que hace apenas unos días fallecieron 16 inmigrantes ahogados.

En el caso de la protagonista de ‘La hija del comunista’, Katia, su periplo encierra su «búsqueda por saber de dónde es», señala Moreno, que a través de este personaje encontró la voz para debutar en la novela. «La poesía nacía en mi como un fogonazo, de manera impulsiva, pero la novela, que la tenía en la cabeza desde el principio, también la he disfrutado», admite la escritora, que acaba hablando de cine. «Me han dicho que el relato es muy visual... así que estoy abierta a la llamada de productoras para su adaptación», se ofrece la escritora.

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos