El amor, según Federico Moccia

El escritor Federico Moccia, ayer, durante la entrevista con SUR. / Foto: Ñito Salas | Vídeo: Pedro J. Quero

El rey Midas de la novela romántica explica su visión de las relaciones de pareja y rechaza que sus libros muestren un amor idealizado: «Lo dicen los que nunca se han enamorado»

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Siempre aparece en las entrevistas y firmas de libros con su inseparable gorra. Por eso, cuando llega a esta charla con SUR y ve a Ñito Salas con la cámara se acuerda que le falta algo. El vestuario que siempre lo corona se ha quedado en la habitación. Menos mal que estamos en el hotel y, al momento, (re)aparece con su gorra y armado con una sonrisa. Federico Moccia (Roma, 1963) mira la pantalla del bar y están poniendo fútbol. Entonces recuerda que en un rato empieza el Liverpool-Roma, aunque advierte que él es «del otro equipo de la capital, de la Lazio». El rey Midas de la novela romántica también sabe lo que es el amor por los colores. Y de eso le planteamos hablar con la mediación de la traductora, periodista y actriz Ayanta Barilli. Del enamoramiento que alimenta sus arrebatadoras novelas, como la saga 'A tres metros sobre el cielo', de las que solo en España ha vendido cerca de tres millones de ejemplares.

¿Por qué necesitamos el amor?

–Porque nos convierte en excepcionales. Una vez leí que el amor transforma en extraordinaria a la gente normal.

El escritor, que hoy visita La Térmica, avanza que su saga 'A tres metros sobre el cielo' tendrá una cuarta entrega y ve a Mario Casas en una nueva adaptación de sus novelas

¿El amor puro existe?

–Sí. Tiene la belleza de esa época en la que se es inocente. Cuando no tenemos malicia y te enamoras cuando te golpea. El amor puro no sabe de cálculos.

¿Ha descubierto la fórmula mágica del amor?

–El amor es magia y se llega a él de la manera más insospechada. Y de la misma forma se marcha sin avisar.

«Me gustaría que hubiese otro libro en el que los hijos de los protagonistas se hagan mayores»

Cuando decimos «el amor de mi vida», ¿es real o es una ilusión?

–En ese momento se piensa de verdad porque una persona encuentra en la otra lo que estaba buscando. Lo que es difícil es mantener el amor de una vida. Hace tiempo vi una película divertida que se titulaba 'El amor dura tres años'... aunque yo espero que dure un poquito más.

Quien bien te quiere, te hará sufrir. ¿Comparte la frase?

–Desgraciadamente el amor trae sufrimiento. Cuando dos personas comienzan una relación, en ningún caso terminará en el mismo momento. Siempre habrá uno que seguirá amando más tiempo que el otro. Inevitablemente sufrirá por amor, pero ese sufrimiento también es bello.

«Eso es solo sexo, aunque estas aplicaciones del teléfono móvil también pueden esconder el amor» sobre tinder

De eso de sufrir, Federico Moccia también sabe. Porque lo ha vivido en propias carnes y de ahí surgió 'A tres metros sobre el cielo', aunque asegura que sus personajes, Step, Babi y Gin, ya han cobrado «personalidad propia» y que ahora «entro en sus vidas para expresarme con sus palabras y sentimientos». Aunque eso no le impide «sufrir» con ellos y incluso descubrirse en las páginas. «Cuando he vuelto a leer 'Tres veces tú' –publicada en 2017–, entendí que hay algo que tiene ver con mi vida», explica el escritor italiano, que ayer tuvo un encuentro con lectores en Torremolinos y hoy repite la experiencia en La Térmica (20 horas). Precisamente, muchos de esos seguidores le felicitan ya que se ven reflejados en las historias de sus protagonistas. Por ello rechaza las críticas que lo tachan de idealizar el amor. «Eso lo dicen los que nunca se han enamorado y por ese se preguntan: ¿Qué hace Federico?».

El Tinder no es amor

¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?

–Amor y sexo van juntos. De hecho es la expresión más completa del amor. Es la plenitud del deseo, en la que ya no tienes pudor ni límites porque tú ya eres la otra persona.

Y el Tinder, ¿eso es amor?

–Es otra cosa. Es solo sexo y diversión con otra persona con la que se está sin compromiso ni complicación. Pero en estas aplicaciones del teléfono móvil también se puede esconder el amor porque los hombres y las mujeres funcionan de una forma extraña.

«Mario Casas espera que se pueda hacer este tercer episodio, porque es una gran prueba como actor»

¿El amor platónico se puede mantener?

–Tiene una capacidad de durar porque amar a una persona a distancia te permite soñar. Y cuando la vives es precisamente cuando esa magia se rompe. Es difícil que la realidad llegue a esas cotas tan altas de perfección de lo imaginado.

¿Tres son multitud?

–En 'Tres veces tú', el protagonista habría querido casarse con su primer amor, pero a veces las cosas no pasan como uno desea y está a punto de casarse con otra persona cuando vuelve a aparecer ese primer amor. La vida te pone ante la dificultad de un triángulo para ver si eres capaz de encontrar la simplicidad del principio.

¿Una ruptura es un final o un comienzo?

–Es un final porque una persona necesita encontrar su equilibrio. Es equivocado empezar otro amor cuando no te has recuperado del anterior.

Hablando de finales, la pregunta que muchos lectores se hacen es si la famosa saga del escritor se queda en trilogía o apunta a tetralogía. Y va a ser que sí. «Me gustaría mucho que hubiese otro libro en el que los hijos de los protagonistas se hagan mayores para mostrar que la vida como padres es todavía más difícil y dolorosa», avanza Moccia que ya tiene en la cabeza la evolución de los personajes que le vienen acompañando desde que escribió su primera novela en los años 90.

Y no es lo único que avanza ya que el escritor es también un fan de las adaptaciones que se han hecho de sus películas en España y que han protagonizado Mario Casas, María Valverde y Clara Lago. «Me gustan más que las italianas porque han sabido reflejar la atmósfera de los libros», revela Federico Moccia sobre 'A tres metros sobre el cielo' y 'Tengo ganas de ti', que espera tenga continuidad con 'Tres veces tú'. «Mario (Casas) espera que se pueda hacer este tercer episodio, porque es una gran prueba como actor ya que es un rol más adulto y maduro», adelanta el autor, cuyas películas han superado en España el registro de sus libros vendidos con más de 3,5 millones de espectadores. Cifras que se explican con una palabra mágica: amor.

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos