Aleixandre, en el país del paraíso

Giancarlo Depretis y Gabriele Morelli, ayer, en la presentación del volumen. /Migue Fernández
Giancarlo Depretis y Gabriele Morelli, ayer, en la presentación del volumen. / Migue Fernández

El italiano fue el idioma al que más se tradujo la obra del autor de 'Ciudad del paraíso'. Un libro rescata ahora la memoria epistolar del poeta con los intelectuales del país transalpino

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Dice que era un «niñato» cuando conoció a Vicente Aleixandre. Fue en aquella villa madrileña del poeta, Velintonia, por la que escritores e intelectuales peregrinaban con devoción. El joven Giancarlo Depretis consiguió que el poeta Pablo Luis Ávila, que había residido en Italia, le presentara al maestro Aleixandre. «Era muy curioso y quería que le hablara de Italia y de lo que allí pasaba», recuerda el ahora hispanista y catedrático de Literatura Española en la Universidad de Turín, que acaba de coordinador el volumen 'Cartas italianas', en el que se rescata la amplia correspondencia del poeta andaluz con la intelectualidad del país transalpino. No en vano, el autor que le dedicó a Málaga el poema 'Ciudad del paraíso' no solo era un admirador del Renacimiento, sino que en Italia fue algo así como su país del paraíso ya que fue donde más se tradujo su obra.

«Lo importante de este libro es que guarda la memoria de la apertura de Vicente Aleixandre y de su obra a Italia, una relación que hasta ahora había pasado inadvertida», explica Depretis, que añade que el volumen rescata más de un centenar de misivas del autor de 'La destrucción o el amor' y 'Diálogos del conocimiento' con reconocidos hispanistas italianos como Oreste Macrì, Vittorio Bodini, Francesco Tentori Montalto, Dario Puccini o Gabriele Morelli. Precisamente, este último mantuvo ayer una charla con el propio Giarcarlo Depretis en la presentación de este libro epistolar en el Centro Andaluz de la Letras (CAL).

Cartas italianas

Coordinador.
Giancarlo Depretis. Memorias epistolares.
Editorial.
Renacimiento. 304 páginas. España. 2018.
Precio.
17,90 euros.

Todas las misivas están escritas en un «impecable» español. Las de ida y las de vuelta. Y cuando sus amigos hispanistas italianos comentan algún error con el idioma español, Aleixandre se lo indicaba en su respuesta. «Pero no para llamarles la atención, sino porque su relación con la palabra era muy seria», explica el especialista Giancarlo Depretis que añade que la trayectoria y evolución poética del escritor sevillano se puede seguir a través de esta correspondencia.

En ese puente de unión entre culturas que fue Aleixandre, el hispanista no ve una influencia italiana en la obra del andaluz. «Yo diría que más bien al contrario: las imágenes y metáforas del poeta podrían haber influido en la poesía italiana del momento». Ese vínculo transalpino también lo observa Depretis en la «importancia que Aleixandre concedía a la poesía portuguesa» frente a esa corriente de pensamiento mayoritaria en España que consideraba el país vecino como «una provincia». «Se equivocaban y el escritor se percató, por lo que siempre mantuvo una relación muy estrecha con los poetas portugueses», señala Giancarlo Depretis, que avanza que su siguiente proyecto es completar estas 'Cartas italianas' con la correspondencia lusa del autor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos