Cuando el cine negro se hizo viñeta

Javier Mesón presentó ayer su libro en el Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia.
Javier Mesón presentó ayer su libro en el Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia. / Paula Hérvele
  • Un libro sobre ‘Torpedo 1936’ revisa la estela de un título esencial del cómic español

El tipo era un canalla, un gánster, un asesino a sueldo con escasos escrúpulos que, sin embargo, se metía a casi todos en el bolsillo. También a quienes le seguían al otro lado de las viñetas, con un ejemplar entre las manos de ‘Torpedo 1936’, el cómic construido a partir de los guiones de Enrique Sánchez Abulí y el dibujo de Jordi Bernet que en las dos últimas décadas del siglo se constituyó en un título esencial para entender la historia reciente del cómic en España a partir de la descarnada visión del mundo de Luca Torelli.

Un personaje y un cómic analizados por el especialista Javier Mesón en el libro ‘Torpedo 1936. Historia de un gánster sin alma’ (Drakul), que ayer presentaba en el Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia. «Iba a ser una serie breve, pero el éxito le vino por lo bueno que era el personaje, por la ironía y el humor tan fino que desplegaba y que hacía que, pese a ser un delincuente y un crápula, te dejara fascinado», compartía Mesón sobre Luca Torelli, el asesino que protagonizaba la historieta publicada entre 1981 y el año 2000.

«Es un cómic básico para entender el cómic español, extrapolado del cómic negro estadounidense. Su humor tan fino hizo que tuviera un gran calado», añadía Mesón (Alcalá de Henares, Madrid, 1972) responsable de la web El Coleccionista de Tebeos y colaborador de ‘Abc’ y ‘Rolling Stone’, entre otras publicaciones.

«‘Torpedo 1936’ fue un cómic de culto que llevó a publicarse en toda Europa y en Estados Unidos. Era algo inusual, un gánster, un asesino a sueldo que al final te caía simpático. En ese sentido, Luca Torelli casi puede considerarse el primer antihéroe protagonista de un cómic español. Hasta ese momento la inmensa mayoría habían sido héroes como El Capitán Trueno y El Guerrero del Antifaz, detallaba ayer el especialista poco antes de la presentación de su libro en la capital malagueña.

Mesón estableció además el evidente parentesco entre el cómic español y las películas y la literatura del género negro. «La gente que leía literatura negra de autores como Manuel Vázquez Montalbán o Raymond Chandler se asomaron a este cómic. De hecho, ‘Torpedo 1936’ bebe de esas fuentes, tanto en el cine como en la literatura. La forma de concebir la historia es la del cine negro clásico», acotaba el especialista.

Una película de cine negro hecha viñetas que dio el salto más tarde hasta la animación y que incluso se convirtió en el año 2000 en una canción interpretada por Loquillo.

La canción de la discordia

Pero el tema se acabaría convirtiendo, a la postre, en el principio del fin de la colaboración entre Sánchez Abulí y Bernet. ¿El motivo? La canción aludía al segundo como único autor del personaje y el primero interpuso una demanda. Los tribunales no dieron la razón a Sánchez Abulí, pero la relación entre él y Bernet se había roto y hacía inviable más historias de ‘Torpedo’.

Justo ese trabajo conjunto era glosado ayer por los responsables de la Diputación para recordar que la serie «se apoya en los guiones de Enrique Sánchez Abulí, de acción precisa y afilados diálogos, con frecuencia llenos de juegos de palabras, y en un contundente acabado gráfico de Jordi Bernet, más de una vez votado por las asociaciones de profesionales como mejor dibujante del mundo».

La institución provincial presentaba el estudio de la mano del ciclo Málaga de Festival (MaF), previo a la celebración de l Festival de Málaga Cine en Español. El propio autor recordaba ayer que el libro nacía en 2012 al hilo del trigésimo aniversario de la publicación de ‘Torpedo 1936’, que justo ahora celebra su 35 aniversario. Además, Mesón glosaba la capacidad del cómic para convertirse en un fenómeno internacional en pocos años.

Una repercusión en el ámbito internacional «impactante», tal y como también destacaron desde la Diputación, ya que las peripecias de Luca Torelli fueron traducidas a mas de una decena de idiomas. Tanto es así, que Luca y ‘Torpedo’ llegaron hasta el Festival Internacional de la Historieta de Angulema (Francia), una de las citas más prestigiosas entre los amantes de las viñetas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate